Foto: Presidencia.

En el Frente Amplio entienden que Vázquez retiró el respaldo político a Sendic y Miranda teme “una carnicería” en la interna

4min 3
Nº1931 - al de Agosto de 2017
escribe Raúl Santopietro

El presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, está muy preocupado. La situación del vicepresidente Raúl Sendic genera cada vez más rispidez en la interna del partido de gobierno y pese a las reuniones casi diarias para discutir el tema, la salida no está clara. El mayor temor de Miranda, según transmitió a otros dirigentes oficialistas, es que el Plenario que debatirá el fallo del Tribunal de Conducta Política (TCP) termine en “una carnicería”.

Sendic se puso a disposición del tribunal para explicar el uso que dio a una de las tarjetas corporativas durante su gestión en Ancap después de que Búsqueda informara que había comprado en tiendas de ropa deportiva, souvenirs y artículos electrónicos. Y desde allí comenzó una bola de nieve que no se detuvo. Los medios dieron a conocer partes del fallo que dice que Sendic tuvo conductas “indebidas” y desde allí los sectores tomaron posición. El abanico fue desde el respaldo absoluto de la Lista 711 que encabeza el vicepresidente al pedido explícito de renuncia.

Dos semanas atrás, el lunes 31 de julio, Miranda le comunicó al presidente Tabaré Vázquez que tenía el fallo del tribunal; al día siguiente hizo lo mismo con los sectores de mayor peso en el oficialismo y el miércoles 2, con los grupos menores. En esos encuentros les transmitió su preocupación por “el tono” que estaba teniendo la discusión en la interna del Frente Amplio y les pidió que se evitaran los pronunciamientos porque teme que se transforme en “una carnicería”, dijeron a Búsqueda fuentes oficialistas.

El 9 de setiembre es una fecha clave para el futuro del vicepresidente. Ese día, el Plenario Nacional de la coalición de izquierda analizará el fallo, hasta ahora guardado en una caja fuerte. En medio de un escenario de enfrentamiento entre los sectores del Frente Amplio, el presidente Vázquez marcó la cancha. El jueves 10, el mandatario declaró a Búsqueda que si él recibiera un fallo adverso del TCP no continuaría en su cargo.

Vázquez dijo en la entrevista que cuando, un tiempo atrás, Sendic le presentó la renuncia no la aceptó, pero ahora “los escenarios son distintos”. “Previo a que se expidan los tribunales yo no se la podía aceptar por lo que acabo de decir, que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario. Ahora, después es un tema individual”, dijo.

Su declaración cayó como una bomba en la interna del oficialismo y más aún entre los más cercanos al vicepresidente. El presidente le quitó el respaldo que había mostrado hasta hace unas semanas, evaluaron varios dirigentes de primera línea.

Esa misma mañana, el presidente del Frente Amplio se reunió con los referentes de los principales sectores. Durante cuatro horas el expresidente y senador por el Movimiento de Participación Popular, José Mujica, la senadora socialista Mónica Xavier, el secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo, el senador de la Lista 711 Leonardo de León y Miranda analizaron “la problemática situación”.

El mensaje de Vázquez no era una opinión más y así lo ponderaron. En el encuentro evaluaron los distintos escenarios y llegaron a la conclusión de que las declaraciones del presidente eran la prueba de que “le retiró el respaldo político” a su vicepresidente, una situación “difícil de manejar”, dijeron los informantes.

A los líderes del Frente Amplio les consta que el presidente conoce el contenido del informe del tribunal, cuyas conclusiones son “duras” sobre la conducta del vicepresidente. En función de eso, debatieron qué hacer en este nuevo escenario y resolvieron que el Plenario debía ser convocado cuanto antes. Incluso, De León planteó que la fecha ideal sería el fin de semana que comienza el viernes 25, pero que era una “lástima” que no se podría hacer por celebrarse el día del comité de base frentista.

La renuncia, para los referentes del Frente Amplio, sigue siendo una decisión personal que deberá resolver Sendic.

El jueves, Sendic decidió no ir al Parlamento y fuentes cercanas a él confiaron que estaba “afectado” tras los dichos de Vázquez. De acuerdo con los informantes, Sendic “no tiene claro” qué hará. La postura de Vázquez lo acerca a la eventual renuncia, pero su sector insiste en que debe dar la pelea y no rendirse.

Durante el fin de semana y el martes 15 algunos de los políticos más allegados se reunieron con el vicepresidente.

Yo renunciaría. 

En las horas siguientes a la declaración de Vázquez varios dirigentes de primera línea en el Frente Amplio replicaron su discurso. Consultados por la prensa, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, el intendente de Montevideo, Daniel Martínez, y la senadora astorista Daniela Payssé plantearon que con un fallo del tribunal en su contra darían un paso al costado.

Mujica dijo el miércoles 16 a La República que no le pediría la renuncia a Sendic porque el MPP está directamente ligado a lo que suceda con el vicepresidente. Si renuncia, la senadora y esposa de Mujica, Lucía Topolansky, asumiría en su lugar.

“Es un problema de rebote, pero no tiene nada de simpático pasarle el serrucho a un compañero para que la gente de uno ocupe su lugar”, dijo.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.