Maestros

3min 2
Nº1943 - al de Noviembre de 2017
por Rodolfo M. Fattoruso
Rodolfo M. Fattoruso

Sabemos que Filipo de Macedonia, cuando entró en Atenas, encargó a Aristóteles –que era compatriota suyo— la educación de su hijo Alejandro. Sabemos que los primeros rudimentos del saber los recibió Alejandro de manos del insigne maestro; y que este, incluso, llegó a componer para su alumno una versión infantil de la Ilíada para educarlo en el arte de la guerra, en el arte del honor, en el arte del pensar. Y sabemos que ya grande y poderoso, Alejandro llevó consigo ese ejemplar anotado por su maestro y se sirvió de él en las innúmeras pruebas que debió sortear.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.