La capital de Israel (I)

2min 1 1
Nº1950 - al

Sr. Director:

La reciente condena de las Naciones Unidas a la decisión del presidente de Estados Unidos de trasladar la sede de su Embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, dice mucho más acerca de la ONU y de su deterioro ético (y el de sus secuaces —nuestro país incluido), que acerca del objeto de su condena (la decisión de marras). Menos dice aún de su destinatario indirecto y final, Israel.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.