Marcelo Abdala. Foto: Presidencia

Abdala no se mueve “ni un milímetro” del apoyo a la “revolución” que expresó a Maduro en nombre del PIT-CNT y el pueblo uruguayo

4min
Nº1913 - al de Abril de 2017

“Marcelo, hermano, gracias por estar con nosotros”, dijo el presidente venezolano Nicolás Maduro y entonces, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, se paró con el puño cerrado en alto mientras el resto del auditorio que presenciaba “Los domingos con Maduro” lo aplaudía. Fue un diálogo de apenas cinco minutos en el programa televisivo de cuatro horas y media.

Abdala expresó, con “orgullo” y sin “vacilación”, la “firme solidaridad con el proceso bolivariano” de parte del “movimiento obrero” y “el pueblo” uruguayo. Luego le regaló al presidente un libro sobre la historia de la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos y Ramas Afines y le pidió que firmara un libro sobre Hugo Chávez. “Que Dios te bendiga, camarada Marcelo”, lo despidió Maduro.

La intervención hubiera pasado inadvertida en otro contexto. Pero apenas cuatro días antes, el miércoles 29, la situación política de Venezuela había estado en el ojo de la tormenta por la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de asumir las competencias parlamentarias de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición; dos días antes, los cancilleres del Mercosur habían exhortado a Venezuela a garantizar la división de poderes; y tan solo 15 minutos antes Maduro había acusado a Rodolfo Nin Novoa de coordinar con Estados Unidos “agresiones” contra Venezuela.

Pese a la polémica generada por su intervención, Abdala aseguró a Búsqueda que mantiene todo lo que dijo. “Mientras haya una agresión del imperialismo y la derecha continental, la clase obrera tiene principios, nosotros respaldamos la revolución bolivariana. De eso no me corro ni un milímetro”, enfatizó consultado sobre si consideraba que había sido un error hablar en nombre de todo el movimiento obrero y el pueblo uruguayo.

Abdala dijo que al movimiento sindical no le corresponde expresarse sobre cada acto de los gobiernos y aclaró que el respaldo es al proceso histórico. “El sentido histórico acá es democrático, es igualitario, es de progreso social y de igualdad, y es apoyado claramente por el movimiento obrero uruguayo, incluso en la resolución de su último congreso”, añadió.

En función de su experiencia durante la visita, Abdala aseguró que no existe en Venezuela una dictadura. Como ejemplo, contó que participó en un acto sindical y, aunque a 60 metros había opositores con parlantes, no hubo conflictos. También vio desarrollarse sin problemas un acto opositor que apenas ocupaba una cuadra.

“Yo me pregunto de dónde saca la información Uruguay para haber acordado con la derecha continental una declaración de que aquí no hay democracia. Cuando yo he visto movilizaciones de la oposición y he visto que la derecha se maneja con profecías autocumplidas. Ellos provocan violencia, la filman, la sacan para afuera dando la sensación de que esto está en llamas y acá está todo tranquilo. La gente trabajando, la gente circulando, comprando sus cosas… Obviamente que hay dificultades, no es el paraíso, pero en la tierra no hay paraíso”, describió.

Abdala contó que su visita a Venezuela estaba prevista ya desde noviembre del año pasado. Invitado por la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, el dirigente uruguayo trabajó en la coordinación de un encuentro binacional de trabajadores en mayo y otro en julio con todas las “centrales clasistas del continente”. Además visitó un complejo siderúrgico en la Ciudad Guayana.

Antes de partir rumbo a Venezuela, según dijo, hizo un informe al Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT sobre las actividades que desarrollaría.

“Diferencias”.

Con la asistencia mermada por la ausencia de varios dirigentes, el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT analizó la situación de Venezuela en su reunión del martes 4. A la ausencia de Abdala se sumaron las del presidente, Fernando Pereira, la del secretario de Relaciones Internacionales, Fernando Gambera, la del secretario de Salud Laboral y Medio Ambiente, Fabio Riverón, y la de la secretaria del Departamento de Jóvenes, Tatiana Antúnez, que viajaron a Israel, y la del secretario general de COFE, José Lorenzo López, que estaba en el interior.

Según indicaron a Búsqueda fuentes que participaron en la reunión, dirigentes de las corrientes 41, Articulación y 5 de Marzo expresaron “molestia” y “diferencias” con la intervención de Abdala durante el programa “Los domingos con Maduro”. Como resultado del intercambio, el Secretariado Ejecutivo emitió por unanimidad una declaración que se pronunció en términos generales sobre “los momentos difíciles que vive América Latina con intentos desestabilizadores del gran capital” y “ataques a los derechos humanos” en Venezuela, Paraguay, Brasil, México y Honduras.

En el texto, los dirigentes llamaron a “luchar incansablemente por la paz en el continente”, a “preservar la autodeterminación de los pueblos” para que cada país forje “su propio destino”, rechazaron “la injerencia de terceros en los problemas internos de cada nación”, y expresaron su “total solidaridad con los trabajadores y las grandes mayorías del continente en la lucha por su independencia y soberanía”.

En declaraciones a “El País”, el presidente de la Federación de Obreros y Empleados de la Bebida e integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT, Fernando Ferreira, expresó su opinión sobre la situación de Venezuela. “Nos parece que cuando un poder del Estado sustituye a otro u invalida a otro, ahí entendemos que se da una caracterización que puede ser de golpe de Estado”, dijo.

Consultado por Búsqueda, para argumentar su posición lo comparó con la discusión que se generó con el proceso de impeachment en Brasil. “Cuando se planteó el tema de Dilma (Rousseff) coincidimos en que la Constitución permitía el proceso de impeachment pero de la manera en que se estaba utilizando era un golpe de Estado disfrazado. En el caso de Venezuela, donde también la Constitución permite determinados procesos, lo que vemos es que también hubo una suerte de golpe de Estado”, explicó.