Raúl Sendic en Sendic el comité de base Malvín Norte. Foto: Nicolás Der Agopián

El vicepresidente conocía el fallo desde julio; su entorno intentó frenar que se divulgara, pero fracasó

De cara al Plenario, en el Frente plantean desde la renuncia de Sendic, hasta pedir que devuelva el dinero o una suspensión

4min
Nº1934 - al de Septiembre de 2017

El lapidario fallo del Tribunal de Conducta Política dejó al borde de un precipicio al vicepresidente Raúl Sendic y en el punto máximo de tensión al Frente Amplio de cara a un Plenario el próximo sábado 9, que dirigentes oficialistas prevén como “una guerra”.

A pesar de que el Tribunal diga que su actuación “compromete su responsabilidad ética y política, con incumplimiento reiterado de normas de control” y que tuvo “un modo de proceder inaceptable en la utilización de dineros públicos”, Sendic irá al Plenario a decir su “verdad” y a dar la pelea.

“La guerra arrancó hoy”, comentó a Búsqueda el lunes 4 un allegado al vicepresidente luego de conocerse el dictamen. Y es que para el entorno de Sendic —a partir de que la Lista 711 perdió la votación en la Mesa Política y se definió que el fallo del tribunal sería divulgado a los sectores el lunes 4— “es como si el Plenario ya comenzara”.

Sin embargo, el contenido no era una novedad para Sendic, ya que el 31 de julio, según supo Búsqueda, el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, le transmitió el contenido en un encuentro junto al presidente Tabaré Vázquez. De todos modos, la 711 intentó en la última Mesa Política que no se hiciera público antes del sábado y fracasaron.

En los últimos días los líderes de los mayores sectores del Frente Amplio se reunieron buscando tener resuelta una moción para el Plenario. La Lista 711 junto al Partido Comunista y el Movimiento de Participación Popular (MPP) buscan una salida de consenso con los demás sectores, que aún no aparece.

Si bien no se sabe cuál es la indicada, hay coincidencia entre todos en que es necesaria una sanción, y luego del informe del Tribunal, debe ser ejemplar, dijeron a Búsqueda fuentes oficialistas. Sin embargo, para el senador de la Lista 711 Leonardo De León el fallo “es desproporcionado” y adelantó que lo discutirá en el Plenario. “Estamos dispuestos a asumir responsabilidades, pero deben ser proporcionales”, dijo De León el pasado 31 de agosto y el escenario planteado está lejos de satisfacer a su sector, que ya advirtió que la decisión que se tome tendrá consecuencias políticas.

La suspensión de los órganos del Frente Amplio hasta que se expida la Justicia es una opción que manejan. Otro grupo de legisladores oficialistas, que no forma parte de las negociaciones, asegura que “la única salida” que tiene Sendic “es asumir sus errores y pedir licencia en el Frente y la Vicepresidencia hasta que se expida la Justicia”.

“No es lo mismo que renunciar, y no nos obliga a sancionarlo”, dijo uno de los legisladores.

Incluso, ponen como ejemplo la consecuencia que puede tener otra decisión en los próximos días cuando el Parlamento deba votar la salida en misión oficial de Vázquez a Nueva York para participar en la Asamblea General de la ONU. Diputados de la oposición aseguraron que debatirán en sesión si aprobar el viaje ya que su lugar lo ocuparía Sendic.

El Partido Socialista trabaja en una alternativa que condene duramente al vicepresidente, pero “sin exigirle” la renuncia, “sino que lo haga por su propia voluntad y priorizando el proyecto político”, explicó un dirigente de esa colectividad política. Incluso, se plantea que Sendic devuelva el dinero a Ancap. El martes 5 la secretaria general del Partido Socialista, Mónica Xavier, dijo a El Espectador: “Como salgamos el sábado dependerá mucho, no nuestro futuro, pero sí nuestra credibilidad. Tenemos que ser muy firmes”.

También hubo planteos personales como el del diputado de la Liga Federal, Darío Pérez, que anunció públicamente que solicitará la renuncia de Sendic a la vicepresidencia y que quede inhabilitado para participar en las próximas elecciones. “O es chicha o es limonada”, graficó Pérez en Teledoce sobre el tipo de posición que deberá adoptar el oficialismo, sin lugar a negociaciones.

Existen varios escenarios posibles y se pondrán sobre la mesa en la próxima reunión de los cabeza de lista de los principales sectores prevista para hoy jueves 7 por la tarde. De todos modos, en la Lista 711 están “muy tranquilos” de que cualquier declaración que quiera adoptar el Frente Amplio “necesita muchos votos”.

El Plenario está compuesto por 178 miembros, de los cuales 85 representan a las bases de Montevideo y el interior, donde el Partido Comunista y el MPP son mayoría. Otros 85 son representantes de los sectores y allí la Lista 711 tiene cinco miembros, los comunistas 18 y el MPP 11.

Para que haya quorum y sesione deben estar presentes 4/5 de los delegados. Esta cantidad también es la necesaria para adoptar cualquier tipo de sanción contra el vicepresidente y una mayoría especial de 9/10 para una expulsión. En cualquiera de los casos, el peso del Partido Comunista y el MPP es clave. Los comunistas han sido los menos críticos con Sendic, mientras que el MPP adoptó una posición conciliadora aunque tampoco cerró filas detrás del vicepresidente.

Tras conocerse el fallo, el expresidente José Mujica dijo que “es un documento duro, por encima de lo que se podía prever”, pero afirmó que lo que se advierte en el fallo son prácticas que se aplican en el Estado desde hace décadas. “No estoy dispuesto a agarrar a nadie de cabeza de turco, pero cada cual que se ponga el sayo”, señaló.

El Partido Comunista fue parte de las reuniones permanentes que mantuvieron en las últimas semanas allegados a Sendic. Su secretario general, Juan Castillo, reconoció que el dictamen del Tribunal es “más duro” de lo que esperaba y dijo a En Persepectiva que “esta es una de las situaciones más difíciles en la historia del Frente Amplio”.