De discursos y silencios

2min 5
Nº1926 - al de Julio de 2017

Sr. Director:

Saber callarse. Es una virtud no expresarse cuando no compete, no hacerlo cuando no se aporta nada, no manifestarse cuando el destinatario recibirá un agravio gratuito, ni cuando lo único que se hace es alimentar el propio ego.

“Uno es rehén de sus palabras y dueño de sus silencios”, axioma sabio, contundente, que debería hacer carne en los ciudadanos.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.