MIRADOR / CASAMIENTO

De Haedo - Costa

2min
Nº1968 - al de Mayo de 2018

Sus amigos pensaban que María Costa Ferrés y Augusto De Haedo Gallinal habían nacido el uno para el otro. Y así fue. Cuando los presentaron hace cuatro años inmediatamente se llevaron bien y comenzaron a vivir la experiencia del noviazgo hasta que decidieron comprometerse y celebrar su casamiento el 28 de abril. En este camino que recorren juntos como pareja comparten aficiones y hobbies, especialmente su pasión por los caballos.

Los invitados de María y Augusto comenzaron a llegar a la parroquia Stella Maris pasadas las ocho de la noche de ese sábado. A medida que se acercaba la llegada de María, los nervios del novio aumentaban. Al abrirse el portón de Stella Maris, el cura Gonzalo Estévez aguardaba junto a Augusto y los padrinos para unirlos en matrimonio.

La novia eligió un vestido labrado en flores y hojas que había comprado en Estados Unidos especialmente para la boda. Un tul que salía desde cada hombro enmarcaba el recogido del pelo, coronado por el tocado de Verónica Cavestany. El maquillaje natural de Lucía Francolino resaltaba las caravanas de perlas y el rosario envuelto en su mano derecha.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia fue cuando uno de los tres hermanos de María se unió al coro folclórico acompañado por acordeón y guitarras. Rodrigo, cantante nato, interpretó su versión de Virgen Morenita por el amor que le tiene a su hermana.

Al culminar la ceremonia y después de los primeros saludos a los recién casados en el atrio, los invitados partieron hacia la Sociedad Criolla Elías Regules. El casco de la estancia dentro del parque natural fue ambientado con ayuda de gran parte de la familia; incluso los novios colaboraron con Julia Elena Ferrés e Inés Arrosa. Las tías de María idearon una decoración con predominio de vegetación verde, y para los centros de mesa utilizaron astromelias blancas. Un panel de tres metros de alto por cuatro de ancho con espeso follaje resultó más que llamativo con la iluminación realizada por Nico Méndez. 

Al pasar las horas, la cena y el baile fueron transcurriendo hasta la madrugada, cuando los primeros invitados comenzaron a despedir a la pareja. En estos momentos, María y Augusto se encuentran disfrutando de su luna de miel en Italia y España.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.