En vísperas del Mundial, una selección de los sabores y lugares imperdibles del destino favorito de 2018, además de los paquetes disponibles para ver jugar a Uruguay

El arca rusa

7min
Nº1939 - al de Octubre de 2017
Juan Andrés Ferreira

Un palacio subterráneo

El Metro de Moscú es un museo subterráneo, un sitio de arquitectura deslumbrante que conserva bajo tierra los pequeños tesoros de la cultura soviética. Inaugurado en 1935, durante el mandato de Stalin, destacados artistas soviéticos trabajaron en su construcción y su decoración. Fue el segundo hogar para los moscovitas, que entre sus estaciones podían encontrar tiendas, peluquerías y hasta una biblioteca pública. Columnas de mármol (algunas lucen el símbolo de la hoz y el martillo), lámparas de araña, pisos en damero, mosaicos de piedras esmaltadas, esculturas y estatuas conforman la arquitectura del Metro, que no por nada es conocido como “el palacio subterráneo”. En la estación Plaza de la Revolución, abierta en 1938, se exhiben 78 esculturas de soldados y trabajadores de la era soviética. Fue refugio contra bombardeos, lugar de nacimiento de 217 niños. El Metro de Moscú tiene 12 líneas, 200 estaciones y una longitud de 339 kilómetros, lo que lo ubica como el tercero más largo del mundo después de los de Londres y Nueva York. En la actualidad, transporta un promedio de 8,5 millones de personas de lunes a viernes, 4,5 millones los fines de semana y 200 millones por mes. Quienes han visitado Rusia advierten que las dificultades que pueden generarse por desconocer el alfabeto cirílico (o sea, el ruso) no son fáciles de evitar. Por eso conviene saber que ВХОД significa Entrada y ВЫХОД es Salida.

Sóviets del espacio

Erigido en plena era soviética, en 1964, celebra las conquistas de la URSS en el espacio. Ubicado en el Centro Panruso de Exposiciones de Moscú, en el noreste de la ciudad, muy cerca de la Avenida de la Paz, el monumento alberga el sensacional Museo de Cosmonáutica. La historia de la revolución tecnológica rusa aplicada a la aviación, la astronomía y el espacio reside aquí.

El inevitable Hermitage 

Ubicado en el corazón de San Petersburgo, el Hermitage ocupa cinco edificios, que son el Palacio de Invierno, el Teatro de Hermitage, el Hermitage Pequeño, el Hermitage Viejo y el Nuevo Hermitage, una conjunción arquitectónica única, un arca rusa con más de dos millones y medio de obras y objetos artísticos de los pueblos de Europa y Oriente desde tiempos remotos hasta el siglo XX. Un recorrido por la historia a través del arte.

La fortaleza de Pedro y Pablo

En el núcleo de San Petersburgo, marca el lugar donde nació la ciudad. Dentro de la fortaleza está la catedral de San Pedro y San Pablo, donde se hallan las tumbas de los zares, incluyendo la del último, Nicolás II. 

La primera construcción que hubo allí tenía funciones defensivas, pero al final no cumplió su cometido. Fue utilizada como cárcel hasta 1917, recibiendo entre sus muros a célebres personajes como Trotski, Dostoievski o Bakunin.

Iglesias y catedrales 

La iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada, también conocida como la Iglesia de la Resurrección de Cristo, es una de las atracciones de San Petersburgo. Fue construida por orden de Alejandro III en 1883 en el mismo lugar donde el 1º de marzo de 1881 fue asesinado su padre, el zar Alejandro II, a orillas del canal Griboyédova, a poca distancia del Museo Ruso y la Avenida Nevski. En Moscú, la catedral de San Basilio, conocida también como Intercesión de la Virgen, junto al foso, fue construida por orden del zar Iván el Terrible en 1555. Está localizada en otro punto clave, la Plaza Roja de la capital de Rusia. Con sus cúpulas en forma de bulbo y su colorida ornamenta, la catedral es, junto con el Kremlin y la Plaza Roja, Patrimonio de la Humanidad de Unesco. También en Moscú se encuentra la catedral de Cristo Salvador (Redentor), la iglesia ortodoxa más alta del mundo. Su construcción demandó 44 años, luego la iglesia fue completamente destruida en 1931 para la construcción del Palacio de los Sóviets y posteriormente reedificada en la década de 1990. El paseo no está completo sin presenciar una misa ortodoxa, liturgia que se lleva a cabo en eslavo eclesiástico, en alguno de estos templos.

El pan y las sopas

Uno no puede irse de Rusia sin haber bebido vodka, que se puede pedir en cualquier bar, restaurante o supermercado. Y tampoco puede irse sin saborear mors (jugo de bayas), kéfir (pariente del yogur, pero infinitamente más nutritivo) o el Borodinsky, ese pan negro de centeno, tierno y compacto a la vez, que se degusta solo o con dulces y quesos, con caviar o salmón. Y además están esos monumentos culinarios que son las sopas rusas. Borsch, la sopa por excelencia, incluye raíces de remolacha, lo que le confiere esa intensa coloración. Sus ingredientes esenciales son col, zanahoria, pepino, papa, cebolla, alubias, tomate y carne (puede ser vacuna, de pollo o de cerdo). También lleva eneldo y crema agria. Se la consume fría o caliente, aunque se prepara de manera diferente. Okroshka es sopa fría que combina verduras crudas (pepino, cebolla, rábano), papa cocida, huevo, jamón y kvas, bebida alcohólica elaborada a partir de la fermentación de harina de centeno, malta y manzanas. 

Un restaurante: White Rabbit

Su chef es Vladimir Mukhin, renovador de la gastronomía rusa, que no tiene reparos en acercarse a las mesas para saludar a los comensales y cerciorarse de que todo esté como debe ser. Mukhin creó este espacio, ya emblemático de Moscú, junto al restaurador Boris Zarkov, con la intención de combinar platos del recetario ruso tradicional, recetas con productos autóctonos ya casi olvidados, con gastronomía de vanguardia. Ostras del mar Negro, caracoles de mar de Yalta, lengua de conejo con salsa de mostaza, trufas de Crimea o el helado de queso tierno de cabra con madreselva integran el plantel de exquisiteces. Ubicado sobre el piso 16 del número 3 de Smolenskaya Square, con una terraza con vistas a la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y un decorado que armoniza el barroco con el estilo de las clases altas rusas, el White Rabbit ocupa el puesto 18 del The World’s 50 Best Restaurants de 2016. 

¿Alguna cosita dulce?

Abundan en Rusia. Vatrushka es una empanada dulce rellena de requesón y pasas. El ptichye moloko (literalmente Leche de pájaro), es una pecaminosa combinación de merengue, leche y chocolate. Pryánik se compone de harina, miel, nueces, frutas secas, pasas y bayas; tiene forma cuadrada, redonda o triangular.

Para ir al mundial

Jorge Martínez 

Dispone de tres paquetes: para ver los tres partidos de la fase de grupos, para ver dos y para ver uno. La primera opción (11.909 dólares) parte de Buenos Aires el 13 de junio de 2018 e incluye pasaje aéreo en clase turista Buenos Aires-Moscú-Buenos Aires, traslados de llegada y salida en Moscú, 15 noches de alojamiento con desayuno, traslado hasta las sedes de los partidos, tickets de ubicación categoría 1 (con acceso a carpa con menú de lujo y bebidas antes y después del partido), pase diario de Metro de Moscú, asistencia al viajero Assist-Med y coordinador. La segunda opción (9.524 dólares) incluye lo mismo pero se reduce a dos partidos y siete noches de alojamiento, y la tercera (6.739 dólares) a un partido y cinco noches de alojamiento, también en las mismas condiciones.

Hay una cuarta alternativa que comprende únicamente pasajes y tickets para los tres partidos de la primera fase, pero no el alojamiento, y cuesta 4.999 dólares.

Colonia 949, teléfono 2902 6868. 

Por más información: www.jorgemartinez.com.uy

Jetmar Viajes

La agencia ofrece tres opciones de paquetes, incluyendo uno, dos o tres partidos. La opción de un partido es de seis días y cuesta 6.000 dólares en base doble; la de dos partidos es de ocho días y cuesta 10.068 dólares; y la de tres partidos es de quince días y cuesta 12.000 dólares. Todos incluyen el barco Montevideo-Buenos Aires, el aéreo Buenos Aires-Moscú, alojamiento con desayuno y entradas hospitality match, es decir, con acceso a carpas con comida y bebida y asientos preferenciales.

Plaza Independencia 725, teléfono 1793. 

Por más información: www.jetmar.com.uy

Viajes Bueme’s

Los paquetes incluyen pasajes a Moscú y estadía por 14 noches. De todos modos, las propuestas detalladas estarán disponibles una vez determinadas las sedes en las que jugará Uruguay, después del sorteo del 1º de diciembre, ya que los estadios pueden llegar a ubicarse a 1.200 kilómetros de distancia unos de otros.

Lo que recomienda la agencia es emitir un pasaje a algún punto de Europa, que puede ser directamente Moscú (con un costo de 2.200 dólares), o a capitales como Madrid o París (1.400), para asegurarse así el aéreo, estimando que un tramo interno entre París y Moscú cuesta unos 300 dólares.

Los paquetes de 14 noches rondarán los 10.000 dólares y no incluyen las entradas, por lo que hay que calcular unos 850 dólares por partido para acceder a las hospitality match.

Colonia 979, teléfono 2902 1050. 

Por más información: www.buemes.com.uy

Mac Travel

 En primera instancia, la agencia ofrece paquetes para la primera fase. Sin embargo, si la selección se clasifica para las fases siguientes, también dará la posibilidad de sumarse más adelante. Los paquetes iniciales están disponibles en tres categorías: Overland Economy, Overland Superior y Overland Select. El primero incluye pasaje a Moscú, alojamiento con desayuno, traslados, seguro de asistencia en viajes y el apoyo de un coordinador, y cuesta 8.980 dólares.

Las siguientes categorías, Superior y Select, cuentan con servicios adicionales, como la posibilidad de asistir a partidos de otras selecciones, y tienen un costo de 10.690 y 11.790 dólares, respectivamente.

Ninguno de los paquetes incluye las entradas, pero tienen la ventaja de ofrecer alojamiento en las sedes donde juega Uruguay. La agencia ya tiene 20 reservas y el cupo máximo será de 40 o 50 personas.

Paraguay 1321 piso 3, 2902 5797. 

Por más información: www.mactravel.com.uy

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.