El Maestro y sus discípulos

4min 1
Nº1910 - al de Marzo de 2017
por Kid Gragea

Recorría los valles y las colinas, oraba seguido por sus acólitos, oraba en soledad y profunda meditación.

Se alimentaba de hierbas y frutos, y su austera figura, apenas cubierta por unos raídos lienzos, se desdibujaba en los atardeceres cuando, tras la puesta del sol, se reclinaba bajo un frondoso árbol y junto a unos tupidos arbustos para pasar la noche al abrigo de la naturaleza.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.