Jorge Pozzi. Foto: Parlamento.

El Nuevo Espacio está dispuesto a votar el TLC con Chile junto a la oposición si el Frente Amplio decide rechazar el acuerdo

4min 2
Nº1968 - al de Mayo de 2018

Era miércoles 2, aún faltaban tres días para el Plenario Nacional, pero entre los principales dirigentes del Frente Amplio la cuenta no cerraba. Ni siquiera el eventual apoyo del Movimiento de Participación Popular (MPP) al tratado de libre comercio (TLC) con Chile facilitaba las cosas. Era inminente un desaire de la fuerza oficialista al Poder Ejecutivo.

El Plenario del Frente Amplio le dio la espalda al gobierno y postergó la consideración del TLC que Uruguay firmó con Chile y que debe ser ratificado por el Parlamento. Pidió al Poder Ejecutivo que envíe un análisis de impacto para “maximizar los insumos a la hora de tomar posición”, pero no fijó una nueva fecha para su discusión, de acuerdo a la moción aprobada el sábado 5.

El gobierno sintió el golpe y dejó ver su enojo en público. El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo a Informativo Carve que hay votos en el Parlamento para aprobar el TLC y que “no puede ser que se secuestre la democracia uruguaya” por “minorías que toman decisiones en órganos no competentes”, en alusión a lo resuelto por el Plenario. El ministro de Economía, Danilo Astori, más cauto, declaró a Subrayado que es “muy preocupante” y llamó a que el Frente Amplio revise su decisión porque “sobre esta base es muy difícil avanzar”.

Pero el golpe también se sintió en la interna de la fuerza oficialista el mismo sábado. La senadora Constanza Moreira (Casa Grande) celebró que las decisiones que estaba adoptando el Plenario en ese momento implicaban, de hecho, que Uruguay no podía aprobar acuerdos como el de Chile. “Ganamos”, escribió en uno de los tuits en los que informaba acerca de los resultados. Luego lo borró. Avisados de que circulaba en las redes sociales, dirigentes de otros sectores le reprocharon a Moreira mientras continuaba el Plenario.

El tema estuvo en el centro de la discusión el lunes 7 en el Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio. Luego de discusiones cruzadas entre representantes del Partido Comunista y Alianza Progresista a raíz de los dichos de Nin Novoa, y de Casa Grande y Asamblea Uruguay por las declaraciones de Astori, los palos cayeron sobre la senadora Moreira por “actuar sin códigos de fraternidad frenteamplista”, dijeron a Búsqueda presentes en la reunión.

Ese debate soslayó la discusión sobre cómo seguirá el tratamiento del TLC en la interna de la fuerza oficialista. El representante del Nuevo Espacio, el diputado Jorge Pozzi, planteó en el encuentro que al Frente Amplio “le cuesta” que se respete la disciplina partidaria, porque “no tiene mecanismos para hacerla efectiva” y recordó que, por ese motivo, respetar los mandatos fue el primer punto en la última Agrupación Nacional de Gobierno. “Esta disciplina es un asunto de conciencia”, agregó.

Los palos cayeron sobre la senadora Moreira por “actuar sin códigos de fraternidad frenteamplista”, dijeron a Búsqueda presentes en la reunión.

Consultado por Búsqueda, Pozzi afirmó que el Nuevo Espacio “está dispuesto a votar el TLC con Chile” y dijo que “va a dar la batalla en la orgánica del Frente Amplio” para que se apruebe. Y adelantó que si no logran convencer al resto de la conveniencia de acompañar el acuerdo comercial, “sería una medida muy sabia dejar en libertad de acción para que los compañeros voten a su entender”.

“Es un mecanismo previsto en el Frente Amplio y nosotros como Nuevo Espacio tenemos decidido votar” el TLC, dijo Pozzi. Si ese sector vota con la oposición, el tratado tendría los votos suficientes para su ratificación.

El expresidente y senador José Mujica, líder del MPP, dijo a Telemundo que es “inevitable” la aprobación del tratado. En diálogo con Búsqueda, añadió que “esto es mucho ruido”, pero tiene “la certeza de que la decisión va a ser a favor del gobierno”. Varios legisladores del MPP comparten esa opinión y sostienen que, al igual que el Nuevo Espacio, si se pone en consideración el acuerdo con Chile, están dispuestos a votarlo sea cual sea el mandato del Frente Amplio.

La salida más probable que ven los principales dirigentes oficialistas es que se convoque a un nuevo Plenario en pocos días para tratar exclusivamente el TLC con Chile. Los informantes dijeron que el Partido Comunista está dispuesto a votar una moción que ponga en manos de la bancada de legisladores oficialistas la decisión. Allí la correlación de fuerzas interna inclinaría la balanza a favor de quienes apoyan el TLC.

“Mala señal”.

Las votaciones del Plenario cayeron como una bomba en la Cancillería, cuya onda expansiva alcanzó a las embajadas de Uruguay en el exterior y a sedes diplomáticas de países extranjeros en Montevideo.

El documento sobre política internacional que aprobó el Plenario incluye decisiones que impiden la negociación de acuerdos comerciales “de última generación”. Rubricar ese tipo de tratados es una estrategia central de la Cancillería uruguaya.

Funcionarios de primera línea de representaciones diplomáticas extranjeras comentaron a Búsqueda

su sorpresa por la decisión del Frente Amplio

“Esto se choca de frente con el país que vendemos afuera”, lamentó un diplomático uruguayo consultado por Búsqueda.

La Cancillería tiene interés en que el Mercosur firme un acuerdo comercial con la Unión Europea y el bloque de países integrado por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein. Además, quiere impulsar las negociaciones con Canadá, Singapur y Corea del Sur.

Funcionarios de primera línea de representaciones diplomáticas extranjeras comentaron a Búsqueda su sorpresa por la decisión del Frente Amplio y lo consideraron una “mala señal” para los otros países interesados en negociar con Uruguay.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.