Foto: Steven Depolo.

El “sistema de precios”, la comunicación pública en divisas y la inflación todavía alta hacen difícil reducir el uso del dólar

5min
Nº1910 - al de Marzo de 2017

Un apartamento se dice que vale U$S 100.000 y no $ 2.850.000 (o 796.900 unidades indexadas), y muchas veces un televisor cuesta U$S 350 y no $ 9.975. A su vez, el déficit fiscal anual ronda los U$S 1.980 millones y no $ 56.430.000.000. En la cabeza de los uruguayos algunas cifras funcionan en dólares pero no en moneda nacional, un fenómeno que, según Gerardo Licandro, se atenuó pero solo un poco con la estabilidad macro de los últimos años.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.