Empresarios claman por bajar el “costo país”, su mayor problema

3min 1
Nº1950 - al

Como en años anteriores, el aumento de los costos, en especial los salariales y de las tarifas de servicios públicos, es visto por los empresarios como el mayor problema que afrontarán hacia adelante. Eso, para muchas firmas, sobre todo las del sector industrial, se dará en un contexto de competitividad complejo por un fenómeno que identifican como de “atraso cambiario”.

En el marco de la XXII Encuesta Anual de Evaluación y Perspectivas Empresariales de Búsqueda se preguntó a los directores y gerentes cuáles serán los principales problemas con los que deberán lidiar sus firmas en 2018. La referencia al alto “costo país” y el aumento de salarios y tarifas públicas recibió 59 menciones en total; surgió como la mayor dificultad prevista en casi todos los sectores de actividad.

La baja competitividad exportadora, que muchos asocian con defasaje entre la evolución del tipo de cambio y los costos internos en moneda nacional (“atraso cambiario”), tuvo 27 menciones.

La demanda débil fue señalado como el mayor problema de cara a 2018 por 13 encuestados; es la principal preocupación para los empresarios de la construcción. La misma cantidad de menciones tuvieron, en el total de respuestas, las relaciones laborales y un clima laboral que auguran como “conflictivo”. De hecho, la referencia a este tema fue mayor si se tiene en cuenta que algunos (5) ven una dificultad en la próxima ronda de Consejos de Salarios, la más abarcativa en sectores de las realizadas hasta ahora desde su reinstalación en 2005.

Otros 12 ejecutivos —la mitad comerciantes— visualizan la “baja rentabilidad” y los márgenes de ganancias “ajustados” como una complicación relevante que tendrán que encarar el próximo año.

Ocho empresarios, la mitad del sector de servicios, aludieron a la mayor competencia como el principal problema que enfrentarán el próximo año. En un sentido similar, tres industriales se refirieron a la entrada de mercaderías importadas como una preocupación significativa con vistas a 2018.

Con menos cantidad de menciones, otros ejecutivos se refirieron a problemas que los desafiarán: la baja inversión pública, la rigidez laboral y la burocracia, la baja productividad en sus empresas, el “atraso tecnológico”, la “incertidumbre” —en especial por la región—, la necesidad de ejecutar reorganizaciones internas, entre otros. También surgieron en la encuesta referencias a problemáticas sectoriales específicas, como las regulaciones (mencionada por varios ejecutivos del sector financiero) o la “sequía” (agro).

Medidas. 

Por otro lado, a los encuestados se les solicitó que dijeran cuáles son las medidas que a su entender debe adoptar el gobierno el próximo año, así como aquellas que entienden que estarán sobre la mesa pero debería desestimar. Las respuestas estuvieron en fuerte consonancia con la problemática que vislumbran: la reducción de impuestos y tarifas recibió 79 menciones.

Y en línea con eso, 18 encuestados reclamaron que la administración de Tabaré Vázquez colabore a mejorar la competitividad exportadora y algunos aludieron en concreto a que favorezca una suba de la cotización del dólar; esa fue una demanda en particular de industriales y productores del agro.

A tono con lo que mostró el sondeo, el jueves 21 seis gremiales ruralistas emitieron un comunicado cuestionando el aumento de las tarifas del gasoil y de la electricidad que regirá desde el mes próximo. “(…) Se ha ignorado nuevamente la situación del sector productivo, que ha demostrado a través de innumerables esfuerzos su compromiso para ajustar costos y optimizar la productividad, resultando un ejemplo a seguir por otros sectores. Consideramos que el gobierno debe controlar el déficit fiscal y a la vez atender la realidad de aquellos que en definitiva resultan ser grandes aportantes a las arcas públicas, postergando el proyectado aumento de tarifas”, señalaron las asociaciones Rural, de Productores de Leche, de Cultivadores de Arroz, la Federación Rural, la Comisión Nacional de Fomento Rural y Cooperativas Agrarias Federadas.

Según la encuesta de Búsqueda, nueve ejecutivos creen que se deben flexibilizar las normas laborales como forma de poder aliviar costos en sus firmas. Por otro lado, una docena de ejecutivos entiende que el gobierno debe contener el poder de los sindicatos.

Fueron 10 las menciones al reclamo de introducir mejoras en el sistema educativo. Nueve, en tanto, acumuló el reclamo de que el gobierno logre mejores condiciones de acceso para las exportaciones uruguayas, ya sea negociando tratados de libre comercio o revisando el Mercosur.

A su vez, seis empresarios pidieron medidas para apuntalar la producción nacional y hubo cinco referencias al reclamo de mejorar la infraestructura.

Con menos menciones, otros dijeron que entienden que el gobierno debería estimular el empleo, que ataque el problema de la inseguridad, que incentive la inversión y que promueva el crédito, entre otras medidas.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.