Foto: Nicolás Der Agopián

La Policía combatirá la viralización de información falsa

3min 1
Nº1939 - al de Octubre de 2017

Las autoridades del Ministerio del Interior mantuvieron una reunión el jueves 5 en el Colegio Vedruna con motivo de un delito que nunca existió. Un mensaje difundido entre un grupo de padres informaba sobre un supuesto intento de secuestro a un niño de cinco años en la puerta del centro educativo. El episodio jamás ocurrió, pero la alarma pública generada obligó a los jerarcas a actuar.

No se trata del primer caso de información falsa que se viraliza a través de las redes sociales. Algo similar había ocurrido después del último tiroteo en Casavalle, el lunes 25 de setiembre. Entonces circulaban audios de WhatsApp que describían escenas de caos: desde una seccional policial tomada por delincuentes a policías matando jóvenes en las esquinas del barrio.

Nada de eso era cierto, pero pocos lo sabían con certeza. Ante estos episodios, el gobierno prepara medidas para combatir la difusión de información falsa y unificar criterios de respuesta de los servicios públicos.

El Ministerio del Interior planteó al resto del Poder Ejecutivo crear un protocolo para establecer procesos a seguir en caso de “emergencias de seguridad”. La propuesta fue realizado por el ministro Eduardo Bonomi en la reunión del Consejo de Ministros del lunes 2 y tuvo buena acogida, informó a Búsqueda el jerarca. “Es de orden que sea el Ministerio del Interior el que tenga la iniciativa en estos casos”, añadió.

El director del programa de Mesas Locales, Gustavo Leal, dijo a Búsqueda que el protocolo seguirá un modelo parecido al Sistema Nacional de Emergencias, aunque restringido a temas de seguridad pública.

El primer paso, según Leal, será “definir qué es una alerta de seguridad, cómo se da la alerta, a qué área puede estar afectada”. Después se buscará elaborar “mecanismos específicos de cuáles son las líneas de comunicación a los efectos de cancelar o evacuar servicios públicos”.

El sociólogo del Ministerio del Interior opinó que en el episodio de Casavalle, hubo muchos “teléfonos descompuestos” que se podrían haber evitado con un protocolo claro y un interlocutor definido. Para las autoridades, cómo se comunica y se definen las cosas cuando ocurre un episodio de seguridad pública debe estar “centralizado” en esa secretaría de Estado.

Virales.

En línea con la creación del protocolo, a los jerarcas les preocupa la viralización cada vez más habitual de información falsa a través de las redes sociales.

“La viralización de información falsa afecta la toma de decisiones y la gestión de la seguridad del territorio cuando hay una situación crítica como hubo en Casavalle”, dijo Leal. “Cuando vos generás pánico la gente es muy manipulable, pero también es ingobernable en cuanto a las autoridades, porque lo que hace es sembrar dudas sobre quién tiene el control de la situación”.

Para contrarrestar ese fenómeno el gobierno seguirá dos caminos.

La semana pasada el director de Policía, Mario Layera, describió al resto de las autoridades del Ministerio cómo enfrentan ese problema las fuerzas de seguridad italianas.

Según describió, la policía italiana tiene en su centro de respuesta al 911 una mesa de análisis estratégico integrada por policías con experiencia, sociólogos, expertos de comunicación y en redes sociales. Trabaja en una sala contigua al sistema de emergencia, con un enlace para coordinar acciones.

El grupo monitorea lo que se está hablando y circulando en las redes. Cuando en las redes un supuesto episodio de seguridad se viraliza, la mesa de análisis consulta al 911 si hay denuncias en ese sentido. Así se detectan los rumores infundados y se define qué pasos seguir. El grupo tiene una serie de canales de comunicación que permiten dar la información oficial para salir al cruce de esa información falsa.

La idea de las autoridades es aplicar ese sistema en Uruguay, informó Layera a Búsqueda.

El jefe de Policía dijo que inicialmente trabajarán con un “módulo pequeño” que se dedique a “desactivar eventos falsos”. Puso como ejemplo el caso del inexistente secuestro en el colegio; ante un rumor de ese tipo, explicó, la Policía puede informar a través de las diversas redes sociales que no hay registros de denuncias.

La Policía también usará Instagram, Facebook y Twitter para informar acerca de accidentes de tránsito u otros eventos que dificulten el tránsito, explicó Layera.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.