Fernanda Esquenasi y Florencia Muñoz.

Nutrición afectiva para bebés

1min
Nº1947 - al de Diciembre de 2017

Hace un año y medio empezó a trabajar en Uruguay la Fundación Canguro, con el objetivo de mejorar los primeros tres meses de vida de bebés que por distintos motivos deben permanecer en el Centro Hospitalario Pereira Rossell sin cuidado familiar. Quienes tuvieron la iniciativa saben la importancia que tiene la nutrición afectiva en los más pequeños. Logra que manejen mejor el estrés, que se reduzcan sus umbrales de miedo y la excitación, aumenta su sociabilidad, seguridad y audacia, ayuda a que aumenten de peso, a que mejoren su estado de ánimo y a que acepten el entorno, entre otras cosas. Esa es la tarea que llevan adelante los integrantes de la Fundación Canguro: compañía, caricias y apoyo emocional a estos bebés.

La tarde del martes 28 de noviembre, en el Salón Tea Gallery de Sofitel, la organización realizó el cóctel anual a beneficio. Asistieron autoridades del Centro Hospitalario Pereira Rossell, integrantes de la fundación y artistas, quienes conocieron el spot institucional titulado Un arrorró muy especial. En el encuentro también se dieron a conocer las actividades del próximo año con las que se buscará reunir fondos para hacer una remodelación de la sala donde se encuentran los bebés que atiende la fundación dentro del Pereira Rossell.

En el cóctel los asistentes compraron bonos y canguritos de crochet como forma de colaborar.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.