Foto: Nicolás Der Agopián

Para la Justicia brasileña, denuncias de coimas de OAS a Uruguay por la regasificadora “son plausibles”, pero no encontró pruebas

3min 1
Nº1956 - al de Febrero de 2018
escribe Raúl Santopietro

La mayor sospecha que derivó en la instalación de la comisión investigadora liderada por el blanco Pablo Abdala venía de la Justicia brasileña. El empresario Benedito Rodríguez de Olivera, conocido como Bené, denunció en una delación premiada que la constructora OAS había hecho llegar US$ 1 millón a la “Casa Civil” uruguaya —algo equivalente a la Secretaría de Presidencia— para que la obra de la regasificadora le fuera adjudicada. En esa declaración se centró el debate en la Cámara de Representantes cuando se votó instalar la investigadora.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.