Previo a la venta en farmacias, la ley de marihuana roba al narcotráfico cerca de 20% del mercado, según un estudio

3min 4
Nº1926 - al de Julio de 2017

El entonces presidente José Mujica argumentó en más de una ocasión que la regulación de la marihuana que impulsaba su gobierno buscaba dar un golpe al narcotráfico. Y pese a que la venta de cannabis en farmacias todavía no comenzó, la puesta en marcha de los clubes de consumidores y el cultivo doméstico ya tiene un impacto sobre el mercado ilegal de drogas, según un estudio elaborado por Monitor Cannabis, un equipo de investigación de la estatal Facultad de Ciencias Sociales.

De acuerdo con ese análisis, en Uruguay se consumen anualmente unas 34,5 toneladas de marihuana. Eso implica que el mercado tiene un volumen de casi US$ 45 millones si le asigna un valor de US$ 1,3 a cada gramo de cannabis (el mismo costo que tendrá en las farmacias).

Desde el 2014 están funcionando los registros de cultivo doméstico y los clubes de membresía, a través de los cuales se puede acceder a 480 gramos de marihuana por año. Hasta el lunes 10, había 6.929 autocultivadores registrados y 63 clubes habilitados.

La cosecha anual de marihuana legal sería de 5,8 toneladas, si autocultivadores y clubes produjeran los máximos fijados por la ley. Los investigadores consideran que es una hipótesis razonable si se considera que algunos producen más de lo que deben y otros menos.

Esas 5,8 toneladas equivalen al 17% del total de lo que se consume en un año, según los datos.

“El golpe al narcotráfico era una de las prioridades de la ley y eso se puede medir en plata”, dijo a Búsqueda el sociólogo Sebastián Aguiar. Y añadió: “El monto en dólares del mercado anual de marihuana obtenida en el marco de la regulación, al día de hoy y sin empezar la venta en farmacias, es de US$ 7,6 millones”.

“Este no es directamente dinero que entre a las arcas del mercado, no es el monto en dólares que gana el Ircca (Instituto de Regulación y Control del Cannabis), es lo que se le sacó al crimen organizado, es un golpe al narcotráfico”, aclaró.

Los investigadores de Monitor Cannábico comparan esos US$ 7,3 millones con el impacto que tuvieron las incautaciones de marihuana el año pasado. En 2016 la Policía capturó más de cuatro toneladas de cannabis, lo que equivale a US$ 5,25 millones si se toma como referencia el precio de la marihuana estatal. En el informe que elaboraron para Búsqueda, los especialistas recordaron que el precio del Ircca “corresponde a flores” de cannabis, mientras que las incautaciones son “casi en su totalidad” producto “prensado” de menor calidad.

El análisis de Monitor Cannabis se basa en información del Observatorio Nacional de Drogas, un estudio de las investigadoras de la Universidad Católica Fernanda Boidi y Rosario Queirolo y otros datos oficiales.

Marcos Baudean, investigador y docente de la Universidad ORT, explicó a Búsqueda que el trabajo del Monitor Cannabis es complicado porque “muchos indicadores” que permitirían medir el impacto y funcionamiento de la ley “no existen”. Advirtió que “ninguna institución del Estado” está “liderando la evaluación y monitoreo” de la norma, algo fundamental para decidir si la política requiere cambios.

Aguiar, por su parte, valoró el trabajo de las universidades, tanto pública como privadas, en el seguimiento de la ley. Resaltó que el Espacio Interdisciplinario de la Universidad de la República abrió una nueva edición del diploma en Políticas de Drogas, Regulación y Control.

2% y 4%.

El impacto de la ley será mayor una vez que empiece la venta en farmacias, previsto para el miércoles 19. Hasta el lunes había 4.711 inscriptos en el registro de consumidores.

El Ircca tiene registradas cuatro variedades de cannabis recreativo ante el Ministerio de Salud Pública, todas tendrán entre 2% y 4% de tetrahidrocannabinol (THC), su principal compuesto psicoactivo. Las autoridades tienen otras tres variedades con mayor nivel y evaluarán si es oportuno venderlas en el futuro, según el libro Marihuana Oficial. Crónica de un experimento uruguayo, de los periodistas Christian Müller y Guillermo Draper.

La venta comenzará con dos de las cuatro variedades, porque una de las empresas que cultivan la droga tuvo algunos retrasos en su producción, según fuentes consultadas por Búsqueda. El libro informa que la compañía Symbiosis fue observada por el Ircca debido a algunos incumplimientos.