Felipe Carballo. Foto: Nicolás Der Agopián

La Lista 711 fue “leal” con el oficialismo, pero no recibió el mismo trato, tanto que a Miranda se le “ha ido la moto” al hablar del tema, opinó el diputado Felipe Carballo

Sendic “va a ser candidato” porque el Frente Amplio lo “necesita” para ganar y porque “la bulla” de Ancap terminó en “dos cositas”

8min 2 1
Nº1972 - al de Junio de 2018
entrevista de Raúl Santopietro y Guillermo Draper

Si alguien le pregunta cuál fue el principal error de Raúl Sendic y su sector político en los últimos tres años y medio, el diputado Felipe Carballo no tiene dudas: haber apoyado la creación de una comisión investigadora en el Senado para indagar la gestión de Ancap entre el 2005 y 2015. El legislador cree que eso desató una “bulla bárbara”, aprovechada por la oposición y por algunos dirigentes oficialistas para cargar contra el ex vicepresidente.

El resultado de ese supuesto ataque fueron apenas “dos cositas”, sostiene Carballo: el procesamiento de Sendic por abuso de funciones debido a su papel en uno de los negocios investigados y por el delito de peculado como consecuencia del uso irregular que dio a las tarjetas de crédito de Ancap. “La gente no es boba y visualiza las cosas. Se dijo que tenía campos, estaciones de servicio, la avioneta que recorría la ‘ruta de dinero K’, la pérdida de US$ 800 millones”, añade.

Carballo sabe que la Lista 711 vive “un momento difícil”, pero está convencido de que el Frente Amplio “necesita” de Sendic si quiere ganar un cuarto gobierno.

El diputado asegura que el sector mantendrá su lealtad al gobierno y al oficialismo pese a que no le han pagado con la misma moneda. Aunque aprovechó la entrevista con Búsqueda para cuestionar la conducta del presidente del Frente Amplio, Javier Miranda.  

—¿Es el peor momento de la Lista 711?

—Obviamente que estamos en un momento difícil, pero después de lo que hemos vivido en el transcurso de estos dos años, no nos asusta el acertijo. El aporte que ha hecho la 711 al desarrollo del Frente Amplio y al gobierno ha sido fenomenal y estamos convencidos de que tenemos para seguir aportando en el próximo gobierno del Frente Amplio. Hemos tenido algunas bajas, pero también incorporaciones de gente nueva. Y en todas las salidas con Raúl nos hemos encontrado con un escenario y clima bien distinto de lo que se puede llegar a plantear en los grandes medios de comunicación.

—En esos “grandes medios” también aparecen las voces de dirigentes del Frente Amplio pidiendo que Sendic dé un paso al costado o que se lo vuelva a juzgar en la interna.

—Es cierto. Lamentablemente hemos escuchado la opinión de compañeros en esa dirección. Sigo pensando que son opiniones de algunos dirigentes con la idea de que Raúl no sea candidato. Pero una cosa es el pensar que tienen algunos dirigentes y otra cosa es el sentir y cómo lo ve el frenteamplista militante, del comité.

—¿Sendic suma más de lo que resta al Frente Amplio?

—El Frente no tiene asegurado el cuarto gobierno, y como no lo tiene asegurado porque muchos de los compromisos del programa aún no los hemos alcanzado, el Frente necesita de todos y de cada compañero. Necesita de la 711 y necesita del compañero Raúl Sendic. Hicimos un aporte de 160.000 votos al Frente en la última elección y quizá algunos lo visualicen como un botín a repartir. Quiero decirles que nosotros definimos que Raúl encabece nuestra lista porque pensamos que tiene un caudal importante que ayudará al Frente a conseguir otra vez el gobierno.

 —¿Y no cambia en los militantes el procesamiento sin prisión?

—Yo creo que no. Hay estudios hechos por compañeros sociólogos dentro de la izquierda que dicen que del electorado que tiene el Frente Amplio, ese millón y poco de votos, hay un 30% que se mantiene afín a los sectores que tiene nuestra fuerza política. Y el resto cambia de una elección a otra.

"En el caso de Otheguy, él puede opinar del tema que quiera, de ética, de valores y puede emitir su opinión, pero para poder hacer eso, para poder hablar de ética, lo primero que tiene que hacer es devolver la banca".

Hay que tener en cuenta todo el relato. ¿Cómo arranca esto? Con una comisión investigadora en el Senado donde se dijo que no había irregularidades ni ilícitos y quedó demostrado ahora. Eran 12 carpetas y uno veía en los informativos todas las cajas y las gabardinas grises. Arrancó con una bulla bárbara. ¿Y en qué termina? En un solo tema de aquellas carpetas por abuso de funciones por Exor y el tema de las tarjetas corporativas que no estaba y surgió después. La gente no es boba y visualiza las cosas. Se dijo que tenía campos, estaciones de servicio, la avioneta que recorría la “ruta de dinero K”, la pérdida de US$ 800 millones. 

—Pero en el medio renunció un vicepresidente de la República por primera vez en la historia.

—Sí, renunció. Y no es cualquiera el que lo hace. Eso habla de la responsabilidad que tiene Raúl. Él no va a hacer nunca nada que atente contra los intereses del Frente Amplio. Hoy se está discutiendo si va a ser candidato o no. Raúl lo que va a hacer, como lo ha hecho, es defender el marco normativo uruguayo. Si el marco normativo dice que no puede ser candidato, no va a serlo. Ahora, si el marco normativo no dice eso, Raúl va a ser candidato. Hemos escuchado a un montón de dirigentes, (Javier) Miranda salió a decirlo. Nosotros vemos con pena que compañeros salgan con esa postura cuando hay un compañero que tiene mucho para aportar dentro del Frente Amplio. Y además, nosotros tenemos el derecho de llevar a quienes entendamos en nuestras listas.

—En el caso de Fernando Lorenzo no se pidió lo mismo.

—Exacto. Y hubo otros casos que se terminaron amparando en los fueros parlamentarios con una situación también de procesamiento.

—¿Rodolfo Nin Novoa?

—Sí. Hay un conjunto de antecedentes en relación con esto. El proceso recién arranca, no sé cuánto tiempo llevará y el compañero tomó la decisión de apelar porque está convencido de su inocencia por varios motivos. Sobre el abuso de funciones, porque la decisión fue de todo el directorio, y sobre el peculado, porque no se dice de qué gastos se habla. ¿Es por todos o por algunos? Eso es parte de la apelación y el proceso continuará. 

—Las encuestas marcan que los índices de popularidad de Sendic están por el piso. ¿Eso no juega a la hora de decidir que encabece?

—Depende cómo se mire. El Frente Amplio tiene algunos datos que son importantes a tener en cuenta. ¿Por qué ese linchamiento cuando se quiere plantear que no hay un respaldo popular? Capaz que en el peor momento todavía seguimos manteniendo la misma cantidad de votos que en 2014. 

"Nosotros definimos que Raúl encabece nuestra lista porque pensamos que tiene un caudal importante que ayudará al Frente a conseguir otra vez el gobierno"

—¿Se han ido legisladores, el procesamiento de Sendic y el paso por la Justicia del senador Leonardo de León no han provocado una pérdida de votos?

—No tengo cómo medir eso, salvo por el trabajo de cercanía que estamos haciendo, y la realidad es que lo vamos a poder medir realmente en las elecciones. La gente piensa que nacimos en 2013 cuando aparece Raúl y en realidad tenemos varias elecciones en la espalda que permitieron llegar como sector político consolidado. Allí hubo un trabajo político de un conjunto. Y de los compañeros que se fueron, no hay ninguno de esa época. Por eso digo que en el núcleo duro no ha cambiado. ¿Hay legisladores que se fueron? Sí, está bien. En algún momento dije que no todo el mundo está en condiciones de soportar momentos difíciles y algunos de ellos se fueron. Ahora, ¿cuántos votos tienen? Si nunca en su vida se midieron.

—Hay pocas personas que integran esa lista: el senador Marcos Otheguy y tres diputados.

—Fuimos generosos con Otheguy, con (Cristina) Lustemberg, con (José) Querejeta, con (Stella) Viel y con un montón de compañeros. Lo que pasa es que en un momento de crecimiento de la 711, cuando estás en la cresta de la ola, tenés un millón de amigos. Ahora, cuando vienen las dificultades ahí se ve quién es gente y quién no. Nosotros generamos condiciones para que estuvieran en esos ámbitos de decisión por nuestra generosidad como sector político. Y ahora a algunos de ellos hay que escucharlos hablar de ética y de valores.

—La gran mayoría de quienes se fueron plantean la ética como uno de los factores que los hicieron abandonar la 711.

—En el caso de Otheguy, él puede opinar del tema que quiera, de ética, de valores y puede emitir su opinión, pero para poder hacer eso, para poder hablar de ética, lo primero que tiene que hacer es devolver la banca. Esa banca es de la 711. Entonces, primero que devuelva la banca y después hablamos del tema que quiera. Y si no, que no opine.

—¿Por qué no pide también las bancas de los diputados?

—Yo entiendo que hay diferentes grados de responsabilidad. Otheguy integró la dirección nuestra e integró el Ejecutivo, no así Lustemberg. Por lo tanto, las responsabilidades son mayores cuando se trata de compañeros que estuvieron en los ámbitos de decisión política. A Cristina solo puedo desearle toda la suerte del mundo en su trabajo político, más allá de sus opiniones. Pero no puedo referirme de la misma manera en el caso de Otheguy.

—Miranda también ha sido duro con el tema Sendic, pero en otros temas polémicos optó por no fijar posición con el argumento de que preside el Frente Amplio. ¿Usted percibe una falta de equilibrio?

—Sí, yo creo que a veces al compañero se le va la moto. Sé que es difícil poder distinguir cuándo hablás como presidente del Frente o cuándo hablás como Miranda. El último ejemplo es la conferencia de prensa que dio, en la que dijo cosas que no dijo en la Mesa Política, ni tenían que ver con lo que se trató ahí dentro. Puedo entender que ustedes preguntan y uno dice lo que piensa, pero concibo que un presidente tiene que tener un papel más articulador.

"Acá lo que hubo fue un punto de partida muy amplio que terminó en estas dos cositas. Y lo tengo que plantear así: dos cositas"

—¿Ustedes le erraron en estos dos años?

—Uf… seguramente. Para nosotros también es una etapa de aprendizaje muy rica. Hemos analizado en qué acertamos y en qué no. 

—¿Y con el diario del lunes qué cambiaría?

—El trabajo de cercanía. El Frente Amplio entero y la 711 tiene que estar en el corazón de la gente, en los temas que le preocupan día a día. Esto lo digo en el entendido de que todo este proceso nos lleva mucho tiempo y energía depositada en defender al compañero y que se descuidan otros frentes. 

—Pero viendo los pasos que desembocaron en la renuncia de Sendic y su procesamiento. Empezando por la investigadora…

—No estaba de acuerdo. Yo no la voté, porque se trató en el Senado. Los compañeros en realidad votaron esa investigadora porque estaban convencidos, y la Justicia lo reafirma, de que no hubo actos irregulares y que no había nada para ocultar.

—¿Astori y Lorenzo dieron elementos a la oposición con sus intervenciones en la comisión?

—Sí, sin dudas. Yo hace ocho años que estoy acá en el Parlamento, nosotros hemos tenido mucha lealtad con nuestra fuerza política y con nuestro gobierno, porque hemos sido leales con Raúl en la presidencia de Ancap, cuando fue ministro de Industria y cuando fue vicepresidente. Se lo he dicho al propio Miranda, tenemos diferencias, pero hemos sido leales.

"Raúl tiene un papel enorme para jugar dentro del Frente Amplio"

—¿Fue recíproco?

—No, no fue recíproco. ¡Qué va a ser recíproco! Aun así seguimos insistiendo en la lealtad. No comparto las declaraciones del presidente de la República, porque yo respeto mucho la separación de poderes y si hay alguien que tiene que dejar claro eso es el presidente. No fueron afortunadas sus declaraciones un día antes de que se expresara la jueza.

—Volviendo al tema de la autocrítica, al escucharlo pareciera que para la 711 Sendic hizo todo bien.

—Estamos en un proceso judicial que recién arranca. Nosotros creemos en nuestros compañeros y de lo que nos han informado, nosotros mantenemos nuestra postura. Acá lo que hubo fue un punto de partida muy amplio que terminó en estas dos cositas. Y lo tengo que plantear así: dos cositas. ¡Claro que hemos hecho autocrítica! Con el diario del lunes no hubiese votado nada la investigadora. Con el tema del título no fue acertado no haberlo aclarado rápidamente.

—Usted decía en la charla previa a la entrevista que “nadie es imprescindible”. ¿Es válido para Sendic en la 711?

—Raúl tiene un papel enorme para jugar dentro del Frente Amplio. Es importante visualizar el tema de la renovación. Tenemos un líder y detrás de él hay una organización que está dispuesta a jugar en todas las canchas, desde el Estadio Centenario a la más chica con pelota embarrada.

—¿Cree que el Frente Amplio puede decidir sancionarlo?

—No visualizo eso más allá de algunas opiniones. ¿Por qué? Porque no tiene sentido embarcar al Frente Amplio en una discusión de esta naturaleza cuando recién arranca el proceso judicial. Debería dedicar mayor tiempo a desarrollar el programa de gobierno y cumplir lo que falta para juntar los votos hacia un cuarto gobierno.

✔️ El senador Otheguy aseguró que no dejará su banca, a pesar de las críticas de Carballo 

✔️ Sendic, historia de un procesamiento

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.