Ocho comunicadoras donaron prendas y accesorios para recaudar fondos y apoyar a la asociación Casa Ronald McDonald

Solidarias de la moda

8min 1
Nº1972 - al de Junio de 2018
Fotos: Leo Barizzoni y Adrián Echeverriaga.

Las comunicadoras uruguayas decidieron sumarse a una movida solidaria, que implicó donar prendas suyas que van a venderse a través de un sitio web. Esta movida de closet solidarios beneficiará en primera instancia a la Asociación Casa Ronald McDonald de Uruguay, para luego seguir con otras instituciones. “Es realmente interesante y original. Creemos que logra formar un gran rompecabezas solidario entre las famosas que abren sus roperos y sus corazones donando prendas, con una plataforma que nos permite conectarnos con la gente y quienes quieran colaborar comprando algo lindo a la vez que ayudan a la Asociación”, dijo a galería su directora ejecutiva Sandra Marcos.

Quienes están detrás de esta comunidad de moda con sitio de comercio electrónico para que las uruguayas puedan “abrir sus closet” y poner a vender ropa, zapatos, carteras y accesorios son las emprendedoras Laura Fernández y Karen Szwarcfiter. My Glam Closet cuenta con un blog, ofrece consejos para las vendedoras y busca, entre otras cosas, consolidar una comunidad online entre las usuarias, las glamers.

.

Soledad Ortega. Foto: Adrián Echeverriaga.
Soledad Ortega. Foto: Adrián Echeverriaga.

.

“Creemos en la responsabilidad social que tienen las empresas y acordamos que desde el comienzo tendríamos nuestra sección de RSE”, explicó Szwarcfiter. La plataforma inaugura este jueves su primera acción, que beneficiará a la Asociación Casa Ronald McDonald de Uruguay con la venta de prendas donadas por Cecilia Bonino, Claudia Fernández, Catalina Ferrand, María Gomensoro, Soledad Ortega, María Noel Riccetto, Victoria Rodríguez y Andy Vila.

“Estas ocho mujeres maravillosas abrieron su casa, su closet y su corazón y no dudaron en donar de su guardarropas para ayudar. Con gente así, con tanta buena onda, nos confirma que estamos en el camino correcto”, contó Szwarcfiter.

La recaudación se destinará al funcionamiento de las dos Casas Ronald, la del Hospital Pereira Rossell y la del Hospital de Tacuarembó, donde se apoya a más 3.500 familias cada año, a familiares de niños internados, niños en tratamiento médico y embarazadas de riesgo. La asociación se financia con la recaudación de sus programas de actividades, el McDía Feliz y las donaciones de empresas y privados.

Las ocho mujeres uruguayas convocadas para el proyecto conocen el trabajo de la organización. “Me parece una causa supernoble y una obra espectacular la que hacen en la Casa Ronald. La ayuda y el apoyo que significa para cientos de familias es impagable. Estoy muy comprometida con ellos”, dijo a galería la bailarina María Noel Riccetto al terminar un ensayo de su próximo ballet, La viuda alegre, en el Auditorio Nacional del Sodre. Su vínculo comenzó en las jornadas de McDía Feliz y cada año, siempre que puede, acompaña y colabora. En esta oportunidad aportó un vestido y un tapado.

.

María Noel Riccetto. Foto: Adrián Echeverriaga
María Noel Riccetto. Foto: Adrián Echeverriaga

.

La comunicadora y actriz Andy Vila donó algunas prendas que usaba y otras sin estrenar. Desde hace años está en contacto con la Casa Ronald y en varias oportunidades visitó las instalaciones del Pereira Rossell. “Hacen un trabajo de hormiga. En lo que pueda ayudar desde mi lugar siempre voy a estar. A veces hago entrevistas o ayudo con las redes sociales para mostrar lo que se hace con las donaciones”, afirmó desde Melbourne.

.

Catalina Ferrand. Foto: Adrián Echeverriaga
Catalina Ferrand. Foto: Adrián Echeverriaga

.

Catalina Ferrand fue otra de las convocadas para este proyecto. La conductora de Acá te quiero ya conocía el emprendimiento. En esta ocasión, Ferrand les entregó un par de zapatos animal print y dos vestidos, uno de noche y otro más casual. Su vínculo con la organización comenzó siete años atrás, cuando la convocaron para la conducción de Las mujeres corremos, la carrera 5K organizada por McDonald’s, en la que además dirige la entrada en calor de las deportistas poniendo en práctica su experiencia como profesora de educación física. Conoce bien el lugar: “Esa casa es un lujo. Impresiona”.

Por su parte, María Gomensoro también ha participado en varias oportunidades en la jornada del McDía Feliz y conoce la Casa del Pereira Rossell. Hace tres años se le ocurrió hacer un video, que se puede ver en YouTube, en el que la conductora de Consentidas muestra el trabajo de los voluntarios y del personal médico con los padres en una recorrida por las instalaciones: “La gente dona su tiempo, alma y corazón para ayudar a esas familias que no tienen contención. Lo vi personalmente y valoro su esfuerzo”. La diseñadora y decoradora donó ropa, zapatos nuevos y prendas del vestuario que usa para el programa que conduce en Canal 10.

.

Victoria Rodríguez. Foto: Adrián Echeverriaga.
Victoria Rodríguez. Foto: Adrián Echeverriaga.

.

El vínculo de la conductora y artista plástica Victoria Rodríguez con la Casa Ronald es semanal. Visita a los chicos y a las mamás para entretenerlos aunque sea por un rato. A veces pintan o dibujan y en otras oportunidades, como en el Día del Niño, se presenta disfrazada de payaso. “Cuando voy de payaso me maquillo tan bien que no te das cuenta de que soy yo, pero a veces se me escapa alguna frase y ahí me dicen ‘sos Victoria, de la tele’”, contó a galería. Durante su visita semanal ha conocido mucha gente y considera que son ellos quienes le aportan en lo espiritual. “Me da vergüenza decir que voy una vez por semana por todas las demás personas que en forma anónima hacen mucho más que yo, pero por lo menos sentís que estás sumando. El resultado de todo ese esfuerzo es impresionante y además salís feliz porque ellos son los que realmente te iluminan la vida”, agregó la conductora de Esta boca es mía.

Para la conductora Cecilia Bonino, la obra que lleva adelante Casa Ronald es “impresionante”, sobre todo por el trabajo que hace junto a las familias que vienen del interior con sus hijos enfermos. “Me parece muy importante todo el apoyo que las familias reciben por parte de la casa y en la medida en que puedo siempre les doy una mano”, contó.

La conductora Soledad Ortega está en contacto con la organización a través del programa Buen día Uruguay. Cuando conoció la casa del Pereira Rossell se conmovió por el testimonio de los padres que acompañan a sus hijos. “Hablé con las familias sobre la experiencia que estaban viviendo y me removió mucho ver por lo que estaban pasando y cómo valoran y necesitan de ese hogar provisorio cuando está en juego la salud de su hijo, que es lo más importante en este mundo”, recordó.

.

Claudia Fernández. Foto: Leo Barizzoni.
Claudia Fernández. Foto: Leo Barizzoni.

.

Por su parte, Claudia Fernández siempre se hace un tiempo para la Asociación Casa Ronald. Las prendas que no usa en un año las regala a distintas instituciones como la capilla San José, pero cuando Sandra Marcos la llamó juntó algunas prendas (jeans, camisas, mocasines, botas, carteras, bijou y un vestido que usó en diciembre en el cumpleaños de su hijo). Su día transcurre entre llevar a sus hijos, Mía y Renzo, al colegio, su entrenamiento físico y las actividades profesionales. Proyectos teatrales, el programa de televisión Escape perfecto y su metier como influencer en redes sociales se matiza con visitas sorpresa al Pereira Rossell, como por ejemplo al Banco de Leche, al Hogar de Madres o a la Fundación El Niño del Milagro. Pasa a saludar sin motivo y colabora con las actividades de la casa. “Al McDía Feliz voy desde hace años, incluso he ido con panza embarazada de mis hijos”, recordó.

.

María Gomensoro. Foto: Leo Barizzoni
María Gomensoro. Foto: Leo Barizzoni

.

La casa

La Asociación Casa Ronald McDonald de Uruguay forma parte de la organización internacional Ronald McDonald House Charities que surgió hace más de 40 años en Estados Unidos. En 1969, la hija de tres años del jugador de fútbol americano Fred Hill fue diagnosticada con leucemia. Mientras duró su enfermedad, los papás de Kim la acompañaron durmiendo en los pasillos del hospital y comiendo cuando podían. Así fue que Fred Hill se ofreció a ayudar a la jefa del Hospital de Niños de Filadelfia, la doctora Audrey Evans, a cumplir su sueño de hacer una casa de residencia temporaria para las familias y los niños enfermos. En 1974 se inauguró la primera Casa Ronald McDonald en Filadelfia. En la actualidad están en más de 64 países.

En Uruguay, a través de sus casas ubicadas dentro de los predios del Hospital Pereira Rossell y del Hospital de Tacuarembó, trabajan apoyando a niños en tratamientos médicos prolongados y a sus familias, en particular a las de sectores más vulnerables. Se les brinda hospedaje, apoyo y contención a padres de niños en tratamiento médico y a embarazadas de riesgo. Durante la enfermedad de un niño, cada familia tiene acceso a una cama para descansar, alimento y apoyo de un equipo interdisciplinario de forma gratuita las 24 horas del día todo el año.
En Tacuarembó cuentan con una Sala Educativa que recibe mensualmente más de 100 niños y adultos que se atienden en el hospital o en los servicios de salud de la Administración de los Servicios de Salud del Estado. Allí asisten a talleres de planificación familiar, apego y nutrición para los recién nacidos, educación en salud bucal, tejido, costura, manualidades, clases de preparto, gimnasia para embarazadas, aula escolar y psicomotricidad, entre otros.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.