Levón, Héctor Guido y Marcos Valls. Foto: Alejandro Persichetti

El Galpón estrenó La resistible ascensión de Arturo Ui

Suenan las alarmas

4min 1
Nº1934 - al de Septiembre de 2017
Javier Alfonso

Mundstock y Rabinovich. La dupla genial de Les Luthiers es lo que me vino a la mente cuando Levón y Héctor Guido hicieron el sábado 1º la escena en la que un actor de pacotilla, borracho, rotoso y abandonado de sí mismo, le enseña al capo mafioso en auge de Chicago cómo presentarse en público, cómo hablar, cómo pararse y cómo moverse. Química, magia, chispa, simbiosis, cualquiera de esos típicos sustantivos que suelen aparecer en las críticas, queda corto para describir el tipo de energía que surge de la fusión de estos dos grandes actores.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.