Los ministros declinaron una invitación de los legisladores para dar su visión sobre el proyecto. Marcha del 8 de Marzo. Foto: Nicolás Der Agopián.

Suprema Corte decidió no asistir al Parlamento a opinar sobre la ley que tipifica el femicidio como agravante

3min 2
Nº1910 - al de Marzo de 2017
escribe Victoria Fernández

Tras varios casos de femicidios en los primeros meses del año, y una multitudinaria marcha por los derechos de las mujeres el pasado 8 de marzo, las desigualdades de género adquirieron más protagonismo en la agenda política. Estos días la atención está puesta en el Parlamento , que el miércoles 15 aprobó la ley de cuotas y que está discutiendo otros dos proyectos de ley presentados por el Poder Ejecutivo y relacionados con el tema: una norma integral sobre violencia de género y otra que propone incorporar el femicidio como un agravante muy especial del homicidio.

El proyecto de ley para prevenir la violencia basada en género está avanzando lento en el Parlamento, y por eso las expectativas están puestas en que se apruebe rápidamente la segunda propuesta, que solo tiene un artículo. El proyecto para tipificar al femicidio como agravante está a estudio de la Comisión de Constitución del Senado, que el año pasado recibió a representantes del Ministerio del Interior para que expresen su opinión, y la semana pasada escuchó la del fiscal de Corte Jorge Díaz.

Entre los convocados para analizar la norma se encontraba también la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que habitualmente es invitada al Parlamento para expresar su opinión sobre leyes o proyectos, en representación del Poder Judicial. En la pasada sesión de la comisión, el martes 7, la senadora del Frente Amplio Constanza Moreira comentó que “todavía” no había recibido “respuesta alguna” de parte de la Corte respecto a la invitación que se le había enviado, y que era una de las comparecencias que estaban pendientes.

El miércoles 15, sin embargo, la Corte informó por escrito al Parlamento que no asistiría a la comisión a opinar sobre la ley. Moreira, que es la presidenta de la comisión, dijo a Búsqueda que la decisión le causó “sorpresa”. Es que no es usual que el Poder Judicial rechace una invitación para participar del debate sobre futuras leyes.

Consultada sobre la decisión, la ministra de la SCJ Elena Martínez dijo a Búsqueda que en el acuerdo de esta semana los miembros de la Corporación resolvieron no concurrir para evitar “opinar sobre una ley que probablemente sea impugnada por inconstitucional”.

Explicó que dado que “varios abogados han anunciado que van a presentar recursos de inconstitucionalidad” contra la norma, la Corte consideró que no es conveniente hacer valoraciones de forma previa que puedan ser vistas como prejuzgamientos.

Martínez dijo, además, que más allá de este caso concreto, a su juicio la Corte no debería ir al Parlamento a opinar sobre leyes vigentes o sobre proyectos de ley. “No me parece bien”, afirmó. “Sé que es una práctica común pero no la comparto”, añadió. “Tenemos que limitar nuestra opinión a los casos en que debamos pronunciarnos sobre la constitucionalidad. Lo dije cuando entré a la Corte: ningún miembro debería opinar, no es nuestro rol. Es el rol del legislador”.

Por su parte, el presidente de la Corte, Jorge Chediak, dijo a Búsqueda que la Corporación tiene la facultad , dada por el artículo 240 de la Constitución, de concurrir a las comisiones parlamentarias, y que “decide en cada caso si hacerlo o no, en mérito a razones puntuales de oportunidad y conveniencia”. No profundizó sobre los motivos por los que, en este caso, se decidió no participar en la discusión.

Aunque no será en el ámbito legislativo , Chediak sí se pronunció sobre la ley de femicidio algunos días atrás. El jueves 2, durante la asunción del nuevo ministro de la Corte, Eduardo Turell, Chediak dijo que la ley no tendría un efecto disuasivo sobre los femicidios. “Más allá de que efectivamente el Parlamento decida consagrarlo, en los hechos el homicidio refiere a la privación de la vida de un ser humano tanto hombre como mujer y en los casos de violencia intrafamiliar hay un agravante especial”, afirmó. En esos casos, la pena “muy alta no parece estar surtiendo los efectos disuasivos que debería surtir, por lo cual como muchos especialistas nos atrevemos a vaticinar que elevar en seis años este guarismo máximo no va a tener un efecto tampoco de disuasión en estos casos”, opinó.

Fuentes del Poder Judicial consultadas por Búsqueda expresaron sorpresa por la decisión de la Corte de no concurrir al Parlamento, en particular cuando se trata de una ley tan sensible para varios sectores de la sociedad. En ese sentido, señalaron que el Código Civil prevé, en su artículo 14, que la Suprema Corte dé “cuenta al Poder Legislativo de las dudas y dificultades” que existan en la aplicación de las leyes y de los “vacíos” que note en ellas, a fin de contribuir con la “interpretación” de las normas y con la “sanción” de nuevas leyes.