Foto: Nicolás Der Agopián.

El presidente espera resultados antes de fin de mes y sostiene que no hay “divisiones” en el gobierno

Vázquez asegura que acuerdos con UPM están “muy avanzados”

3min
Nº1938 - al de Octubre de 2017
escribe Juan Pittaluga

Pese a la renuncia de un jerarca del Ministerio de Economía y a cierta incertidumbre que se generó interna y externamente sobre el curso de las negociaciones, el presidente Tabaré Vázquez considera que está encaminada la instalación de una segunda planta de pasta de celulosa de UPM en Uruguay. “Estamos trabajando para que el acuerdo se firme en octubre y además estamos muy avanzados”, afirmó Vázquez a Búsqueda en referencia al acuerdo de inversión que permita cerrar la etapa inicial de negociaciones entre las dos partes.

La semana pasada se hizo pública la renuncia de Andrés Masoller como director de la Asesoría Macroeconómica y Financiera del Ministerio de Economía. Masoller mantenía “diferencias grandes” con el ministro Danilo Astori y también tenía discrepancias con la postura del gobierno en las conversaciones con la empresa finlandesa, según él mismo señaló a diversos medios el miércoles 27.

Su salida generó la preocupación de la oposición respecto a las posibles concesiones que el gobierno pueda hacerle a UPM, por lo que varios legisladores citaron al Parlamento a Astori y a Víctor Rossi, ministro de Transporte, para que ofrezcan explicaciones. Pero la renuncia también tuvo repercusiones en el oficialismo. “Estamos muy lejos de tener un acuerdo respecto de UPM. No se resolvió el tema. Y no es una discusión fácil”, dijo Astori el jueves 28 a La Diaria. “Tenemos objetivos que son asumidos por un equipo y en ese equipo confluyen metas que no necesariamente tenemos que compartir en un 100%”, agregó Rossi en rueda de prensa, también el jueves.

Consultado por esas posibles diferencias internas, Vázquez respondió que “no hay divisiones” en el gobierno. “Lo que sí hay es un equipo serio y además responsable que defiende los intereses del país”, añadió. El presidente dijo que el gobierno informará “a la oposición y a todos los uruguayos, con total transparencia” sobre el estado y el contenido de las negociaciones con UPM, uno de los puntos más cuestionados por dirigentes opositores.

“Sería bueno que el presidente de la República convoque a los principales referentes de los partidos políticos para dar alguna información sobre la negociación, porque son temas nacionales que involucran muchos años para adelante e independientemente de quien gobierne”, reclamó el martes 3 en Montevideo Portal el senador nacionalista Álvaro Delgado.

El mismo día El País informó que la vicepresidenta Lucía Topolansky se comprometió con senadores de todos los partidos “para conversar acerca de las negociaciones que el Poder Ejecutivo está llevando adelante con la empresa finlandesa”, siendo el nexo entre el Parlamento y el Poder Ejecutivo en torno a la situación.

Acelerar el paso. 

En sus últimas declaraciones sobre el tema UPM, realizadas a mediados de setiembre, Vázquez había manifestado que quedaban por ajustarse “algunos detalles que por ser micro no dejan de ser importantes”, aunque confiaba en que en el correr de ese mes o en octubre se firmara definitivamente una carta de acuerdo sobre la inversión de la pastera en Uruguay.

En caso de cerrarse ese acuerdo se concluirá una primera fase para la potencial instalación de la planta. La segunda etapa consiste en estudios de preingeniería y procesos de autorización, donde la empresa espera importantes avances en la implementación de las obras de infraestructura lideradas por el Estado y definidas en la primera etapa.

“El interés que seguramente yo comparto es de acelerar el paso para avanzar y avanzar lo más posible. Yo creo que las negociaciones están en una etapa, en una fase donde hay avances pero que todavía no entramos en la etapa de las concreciones”, indicó Rossi el miércoles 4 en rueda de prensa. El día anterior, en conversación con radio Montecarlo, el ministro dijo que con ese objetivo es que las reuniones entre el Poder Ejecutivo y los representantes de la pastera son diarias.

Si estas dos primeras etapas concluyen satisfactoriamente, UPM iniciará su proceso regular de análisis y preparación para decidir si finalmente construye una segunda fábrica de celulosa en el país, cuya inversión la empresa nunca ha divulgado, aunque el gobierno uruguayo informó que ronda los US$ 4.000 millones. Esa decisión UPM la sujeta a la situación de mercado y los costos que existan en ese momento, pero el gobierno ya informó a la empresa que el plazo máximo para que tome una resolución es el 15 de febrero de 2019.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.