• Cotizaciones
    jueves 18 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    El costo del Estado

    Sr. Director:

    Impresionada por el significado que tiene en nuestro país el costo del Estado en base a uno de los parámetros de los que se habla poco e incide demasiado, he redactado unas líneas que nos ayudarán a pensar cómo podríamos ser un país eficiente.

    Cuando el gobierno del FA asumió en el año 2004, el Estado tenía 229.454 empleados públicos. De acuerdo con las últimas cifras dadas a conocer hoy en día, se están empleando a nivel gubernamental 293.585 personas. Dicho de otra manera, como le ha dado por expresarlo el gobierno, se mantienen 64.131 vínculos laborales.

    Estos 64.131 vínculos laborales, o simplemente empleados públicos, son los que surgen durante el gobierno del FA.

    Tengamos presente que este número de personas a cargo del Estado es como observar un Estadio Centenario repleto.

    Para establecer algunos puntos de vista, el Banco Mundial expresa que la población del país en el año 2004 era de 3,32 millones de personas, mientras que en el 2016 pasamos a ser 3,44 millones de personas.

    Esto quiere decir que en los últimos 12 años, la población aumentó en 120.000 habitantes, cifra que sin ser significativa muestra una tendencia al alza.

    A la vista de estos números el crecimiento de natalidad del Uruguay es de 0,3% anual. Mientras que si miramos todo el período, la población creció solo 3,6%.

    Con estos datos, analicemos entonces cómo evolucionan los vínculos del Estado, ya que durante ese mismo período, el crecimiento fue de 2% anual y los vínculos con el Estado arrojan para el mismo período nada menos que un 28%.

    El Estado aumentó sus vínculos laborales en 64.131 personas, en tanto el país creció en el entorno de las 120.000. Esto quiere decir que más de la mitad de la población ha sido empleada en el Estado, o sea, y para ser exacto, más de 53% del aumento de la población.

    Debemos pensar que si la población realmente no crece, debería de suceder lo mismo con los empleados públicos y en realidad sucede lo contrario. No podemos dejar de tener en cuenta que además, la población se informatizó, se descentralizaron varios servicios, se automatizaron otros, se agilizaron sistemas de trámites, todas situaciones que deberían haber obligado a bajar los empleos públicos, en lugar de aumentar. Es posible que el gobierno haya mejorado en algo la seguridad, la educación y determinados servicios que brinda el Estado donde se justificarían algunos de los vínculos con el Estado.

    Trataremos de cuantificar cuál es el gasto que genera esta cantidad de vínculos con el Estado, mirando siempre el comienzo y sus cifras en 2004.

    Cualquiera que observe estos datos considerará que el Estado es el mejor empleador que existe, cuando no debería ser así.

    Sabemos que en estos vínculos tenemos desde cadetes hasta profesionales por lo que para simplificar cálculos tomaremos un sueldo de $ 40.000 —valor promedio— que daría un líquido de $ 31.550. En base a estos valores que el Estado estaría pagando solo en sueldos llegamos a que cada persona cuesta al Estado US$ 25.900, por tanto los 64.131 vínculos extras, muestran un total de US$ 1.661 millones.

    Mientras estamos horrorizados por los agujeros negros de Pluna y Ancap, estos empleados públicos significan mucho más que los US$ 300 millones de Pluna y los US$ 800 millones de Ancap.

    Es así que ambos desastres —Pluna y Ancap— son menores que la gravedad que ofrece la cantidad de empleados públicos, situación que nos crea un Estado ineficiente.

    Mientras mantengamos un Estado tan cargado de esta ineficiencia hay una circunstancia que no es menor y es que impide las rebajas de tarifas que el Estado podría otorgar en otro marco desde las diferentes empresas públicas, como son UTE, Ancap, Antel, OSE, etc...

    Cambiando el cuadro en el país sobraría el dinero, dinero este que serviría para ir achicando la deuda a razón de 400/500 MM por año, lo que significaría regalar a la ciudadanía a fin de año, desde el Estado, un cheque por US$ 480 por persona.

    Para finalizar, tengamos presente que cada vez que aumenta la ineficiencia del Estado los uruguayos nos vemos perjudicados, como demuestran las cifras que se incluyen para mostrar este mal que bien podría corregirse.

    María Celia Ferrés

    Cartas al director
    2017-08-24T00:00:00