La propuesta de Uruguay para flexibilizar el Mercosur prevé la posibilidad de negociar con terceros sin autorización de los socios

El borrador de decisión que envió el gobierno incluye elaborar un plan de negociaciones que contemple explorar el interés de China y Estados Unidos de alcanzar un acuerdo con el bloque.

6 minutos Comentar

Uruguay propondrá mañana a los Estados miembro del Mercosur un mecanismo para flexibilizar la agenda exterior del bloque que incluye poder negociar con terceros países sin la autorización expresa de los socios.

La propuesta uruguaya prevé la aprobación de un Plan de Negociaciones Externas en el primer semestre del año que tenga entre sus objetivos consultar a Estados Unidos, China, el Reino Unido y otros países si están interesados en negociar con el Mercosur, según el documento al que accedió Búsqueda.

El texto es un proyecto de decisión del Consejo de Mercado Común, órgano del bloque que se reunirá mañana lunes 26 de manera extraordinaria a pedido de Uruguay. El gobierno de Luis Lacalle Pou también propone la aprobación de las modificaciones del Arancel Externo Común (AEC) que se consensuen Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay.

Si para el gobierno uruguayo la flexibilización es prioritaria, la reducción del AEC es un objetivo de Brasil para el primer semestre del año, según declaró a Búsqueda la semana pasada el director del Departamento de Mercosur e Integración Regional de Itamaraty, Michel Arslanian (Búsqueda Nº 2.119).

Argentina ha sido explícita en cuanto a sus dudas sobre la idea de flexibilizar las negociaciones del bloque y también ha hecho una contrapropuesta a la baja general del AEC planteada por Brasil. En el caso de Paraguay, la postura de la Cancillería es de no habilitar que cada socio negocie de manera independiente, algo que está previsto en la propuesta uruguaya (Búsqueda Nº 2.118).

l “A última hora”. El miércoles 21 el presidente Lacalle Pou acordó con la ministra Azucena Arbeleche (Economía) y Francisco Bustillo (Relaciones Exteriores) la redacción final de la propuesta. El borrador fue enviado a los socios del Mercosur, según informó hoy El Observador.

Fuentes diplomáticas extranjeras dijeron a Búsqueda que en algunos países generó molestia la decisión de las autoridades uruguayas de enviar el proyecto “a última hora del último día hábil” previo a la reunión de ministros.

Antes de la reunión y pese al apoyo público de Brasil, las autoridades uruguayas no eran del todo optimistas sobre la posibilidad de tener éxito en su intención de flexibilizar el Mercosur. El canciller Bustillo sostuvo que el encuentro de mañana será el inicio de un camino más largo.

De aprobarse sin cambios, lo que sería la hipótesis más favorable para el gobierno, la decisión propuesta por Uruguay establece que el CMC deberá aprobar el Plan de Negociaciones Externas con “prioridades, objetivos y plazos a los efectos de acelerar y mejorar el acceso preferencial de la oferta exportable de los Estados Partes en terceros mercados”.

El documento divide ese plan en cuatro áreas a contemplar. En una están las negociaciones que pueden cerrar en el semestre y que requieren su posterior firma y ratificación. En esa condición ubica las negociaciones con la Unión Europea y la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés), integrada por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Un segundo grupo de interés que deberá abordar el plan, según el proyecto de Uruguay, es aquel en el que hay negociaciones que requieren “mayores avances” para lograr “su rápida finalización; ese es el caso de las conversaciones con Corea, Canadá, Singapur y el Líbano”.

Un tercer bloque está integrado por Indonesia, Vietnam y “países de Centro América a ser confirmados”, con los cuales “se acordó iniciar negociaciones, o con los cuales ya existen diálogos exploratorios”.

La cuarta área del plan incluye “países o grupo de países respecto a los cuales interesa iniciar contactos para corroborar su interés en negociar acuerdos con el Mercosur: Estados Unidos, China, Japón, Reino Unido, India, Unión Económica Euroasiática, Consejo de Cooperación del Golfo, Turquía, Nigeria, Tailandia y Malasia”.

l Solos. El proyecto de decisión que elaboraron Cancillería y Economía establece vías para no obstaculizar los “avances” de las negociaciones conjuntas entre “dos o más Estados Partes llevadas a cabo por el Mercosur con terceros países”.

El mecanismo incluido por Uruguay permitiría que cuando los cuatro socios estén negociando “en conjunto”, cada país pueda presentar “ofertas individuales” a la contraparte. Otra opción sería que los socios presentaran “una misma oferta”, pero con “plazos de aplicación/desgravación” diferentes. Una tercera alternativa prevista en el borrador de decisión es habilitar a que haya distintos “ritmos de negociación”.

Pero además de dar esas posibilidades, el proyecto de decisión planteado por Uruguay le permite a un país negociar con terceros no incluidos en el plan que acordara el CMC.

El artículo 8 establece que “si la prioridad asignada o la no inclusión en el Plan de Negociaciones Externas de un tercer país o grupo de países no resultara satisfactoria para uno, dos o tres Estados Partes, dichos Estados Partes podrán iniciar las negociaciones de preferencias arancelarias con esas contrapartes, ya sea en forma grupal o individualmente”.

El segundo inciso del artículo establece que los países que sigan ese camino de negociación individual deberán informar al Grupo de Mercado Común, aunque sea después de comenzado, y mantenerlo al tanto del progreso de las conversaciones. Esa idea es muy similar a la que propuso en 2016 el gobierno de Tabaré Vázquez para sustituir la decisión 32/00, que exige que las negociaciones con terceros países o bloques sean desarrolladas en conjunto.

El artículo siguiente del proyecto uruguayo refuerza la posibilidad de negociar de manera individual. Establece que si el Plan de Negociaciones Externas “no se aprobara en el primer semestre del 2021, los Estados Partes que lo consideren conveniente podrán iniciar negociaciones de acuerdo al mecanismo previsto en el artículo 7º de la presente decisión”.

Si un país logra un acuerdo de preferencias arancelarias con terceros de manera individual y eso supone otorgar concesiones superiores a las que tienen los socios del Mercosur, “las mismas se extenderán de forma automática a los demás” Estados parte, dice el artículo 10º del borrador.

l AEC. En cuanto a la posible baja del AEC, el proyecto de Uruguay es menos detallado. Prevé “aprobar las modificaciones al Arancel Externo Común que se incluyen como anexo y forman parte de esta Decisión”. Además, instruye al Grupo Mercado Común que “continúe evaluando” nuevas “alternativas para perfeccionar y revisar el AEC”.


Repercusiones
2021-04-25T16:20:00