• Cotizaciones
    martes 23 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Para el oficialismo, la negociación por la Rendición de Cuentas prueba que se puede ser “gobierno sin mayorías parlamentarias”

    Cuando el miércoles 2 comenzó la discusión de la Rendición de Cuentas, los diputados oficialistas estaban contentos. Sin embargo, no buscaban demostrar alegría. “No voy a camisetear hasta que no estén aprobados los artículos”, dijo un legislador oficialista. Es que cuando el proyecto ingresó hace más de un mes al Parlamento, había dudas de si el Frente Amplio tendría los votos necesarios no solo para aprobarlo en general, sino para seguir adelante con algunos artículos que eran polémicos. El panorama era muy complicado.

    Pero una negociación llevada adelante por un grupo de legisladores permitió lograr los acuerdos necesarios con la oposición; con Eduardo Rubio, diputado de Asamblea Popular, se aseguraron que les votara los artículos referidos a impuestos; con el colorado Fernando Amado lograron el apoyo al polémico artículo sobre los plazos que tiene el Estado para pagar los juicios que pierda, y con Gonzalo Mujica tenían asegurado el voto 50 para la aprobación en general del proyecto. Finalmente fueron 51 los votos, ya que Amado dio el suyo.

    El alejamiento de Mujica del Frente Amplio generó dudas sobre la capacidad del oficialismo de aprobar leyes sin una mayoría automática asegurada. “A principios de año se empezó a discutir si el Frente Amplio podía aprobar una rendición sin tener mayoría parlamentaria propia. Y nosotros dijimos que haríamos la propuesta del Frente Amplio, pero que no es solo nuestra propuesta, sino la propuesta que mejor les sirva al país y a su gente”, comentó a Búsqueda el diputado Alejandro Sánchez (MPP).

    Sánchez, el coordinador de la bancada Jorge Pozzi y Alfredo Asti (ambos del Frente Líber Seregni) tuvieron a su cargo las negociaciones extrapartidarias.

    Sánchez dijo que desde hace 40 días vienen conversando con diputados de otros partidos. “Hablamos con Rubio, con los integrantes del Partido Nacional, con el Partido Independiente y hablamos con los colorados. Será porque el susto despertó al mamado, se generaron esos espacios de diálogo con todos los partidos y eso es una buena señal”, afirmó.

    Rubio comprometió su voto a los artículos que implican un impuesto a los juegos de azar y la aplicación de una tasa consular. A cambio, el diputado consiguió que se le quite un porcentaje del subsidio que recibe la cerveza y se redirija al Hospital de Clínicas.

    Otra negociación ardua fue con el colorado Amado. El oficialismo obtuvo su voto para aprobar en general el proyecto y el artículo 15. Para la mayoría de la oposición este artículo que establece cómo se pagarán los juicios, laudos arbitrales que pierda el Estado viola la separación de poderes y, por tanto, la Constitución.

    El Poder Ejecutivo quería que este artículo fuera aprobado y estaba dispuesto a negociar su redacción. El gobierno afirmó que servirá si hay resultados adversos para Uruguay en grandes juicios como el que anuncia la minera Aratirí. La oposición sostiene que es para no pagar el juicio que enfrenta con los trabajadores del Poder Judicial.

    En este caso, el apoyo vino desde Amado. Negoció la redacción y logró que se le agregara un inciso más. La nueva redacción establece que el Poder Ejecutivo, por “razones humanitarias o de análoga naturaleza”, pagará los juicios que haya perdido sin tener que esperar a que se prevea en el Presupuesto o la Rendición de Cuentas. A cambio de eso, Amado consiguió que se pague una compensación a los directores de escuelas, escuelas técnicas y liceos.

    La negociación se realizó al más alto nivel. En el Parlamento el negociador fue Sánchez, pero se sumaron dos personas más a la búsqueda del acuerdo: el presidente Tabaré Vázquez y el prosecretario, Juan Andrés Roballo. Con ellos dos quedó sellado el acuerdo. La reunión de Amado con el presidente era clave para enviar un mensaje a la interna del oficialismo para que se ratificara el acuerdo.

    Esto generó sorpresa en la interna del Partido Colorado. Los dos diputados que trabajaron el proyecto durante semanas, Germán Cardoso y Conrado Rodríguez, se enteraron de la situación en la noche del lunes. Esto provocó un gran malestar de la mayoría de los legisladores colorados con Amado. De esta manera, quedaron de lado los intentos de bajar los niveles de tensión en la interna colorada, en los que venían trabajando varios dirigentes.

    El miércoles por la mañana, Amado se reunió con varios de sus compañeros. Hubo una discusión fuerte que fue cediendo con el paso de los minutos. Pasado el mediodía, todos los diputados colorados, salvo Amado, dieron una conferencia de prensa en la que ratificaron que están en contra del proyecto en general y del artículo 15 en particular.

    “Hoy se está consolidando algo muy importante. Han sido pocas las veces en que la Rendición de Cuentas tenga coincidencias de todo el sistema político. En esto nosotros somos parte, pero no hemos sido los únicos responsables. Y damos un mensaje importante: se puede ser gobierno sin las mayorías parlamentarias y también se puede ser oposición constructiva”, dijo Sánchez.

    Información Nacional
    2017-08-03T00:00:00