• Cotizaciones
    sábado 08 de junio de 2024

    Nichos y panteones en los cementerios de Montevideo

    POR

    Sr. Director:

    Refiere a la imposible y triste situación, que se verifica en la Intendencia de Montevideo (IM), relativa a una medida administrativa por la cual se prohíbe donar el derecho de uso de nichos o panteones a terceras personas que le aseguren por afecto y sentimientos su cuidado y su mantenimiento y el cumplimiento de las obligaciones tributarias a la IM y, de esa forma, otorguen paz espiritual a la familia del fallecido o de los fallecidos.

    La medida de esta prohibición fue tomada hace pocos años, en virtud de una irregularidad registrada en la Dirección de Necrópolis, en que dos profesionales procedían a vender fraudulentamente nichos y panteones que estaban abandonados.

    La IM, con esta medida, no puede retirar los cuerpos o las urnas por razones legales ni repararlos por significar en este caso un costo millonario e ignorar a la familia que por razones económicas o por no tener familiares o amigos que se ocupen del cuidado del nicho o panteón dejar que el deterioro de estos presente un espectáculo de abandono lamentable, con tapas rotas, inundados, restos de cajas mortuorias a la vista y demás obvias situaciones peores aún, que conlleva a un desapego humanitario básico.

    Resulta una falta grave y discriminatoria al respeto de los derechos humanos elementales. Todos tienen derecho a que se respete su honra, al tratamiento decoroso del cadáver y de los restos y que no queden expuestos al ultraje, violando de esta forma, y por un tema administrativo que debe y puede ser solucionado con una simple resolución de la IM.

    Hace más de 40 años que familiares luchan por recuperar los restos de sus seres queridos, en un hecho que sensibiliza a nuestra sociedad. Esto nos da la pauta de que la sociedad respeta y sufre la situación de incertidumbre de no poder llevar una flor o recordar frente a sus restos el amor y los sentimientos que se experimentan.

    La IMM debe evitar que los fallecidos reposen por diversas circunstancias, separados, abandonados, y no contribuya administrativamente solo en evitar el sufrimiento de familiares que tienen sus seres queridos diseminados, su sepultura en diferentes cementerios y no puedan dejarlos reposar en una urna o panteón.

    Debería autorizarse que en condiciones legales el titular o sucesores y todas las partes que tengan derecho de uso sobre el nicho o panteón puedan donar el derecho de uso, a terceros, que estuvieran en condiciones de regularizar los impuestos que deben pagarse, o que se adeuden, que la mayoría están atrasados o directamente no pueden pagarlos, acondicionar el nicho o panteón, y de esa forma los adultos mayores sobrevivientes puedan hacer que sus seres queridos reposen en un mismo nicho o panteón en paz y con dignidad.

    Además, siempre el nicho o panteón retrovierte a la comuna. Es el abandono lo que produce dolor y genera una situación angustiosa, aflictiva y penosa.

    Es una medida que del punto de vista financiero a la IM no le resulta ninguna erogación, por el contrario, además de recibir ingresos para mejorar los cementerios, cumple con un mandato humanitario y de respeto por los seres fallecidos.

    Será un acto de estricta justicia y de reconocimiento que deben primar los sentimientos a disposiciones administrativas creadas por situaciones irregulares ajenas a la legalidad, que perjudican a todos injustamente.

    Jose Luis Aramburu

    CI 3.802.373-7