Bolsa de Valores. Foto: Santiago Mazzarovich/adhocFotos

“Acá no queda ni el loro” si se suben los impuestos al capital

2min 6
Nº1998 - al de Diciembre de 2018

Aunque finalmente suavizadas, algunas propuestas que discutió el Congreso del Frente Amplio el pasado fin de semana en el Palacio Peñarol llegaron a causar preocupación entre inversores. No fue algo generalizado, pero sí ocurrió por ejemplo en el escritorio del presidente de la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM).

“Recibimos alguna llamada y hay gente preocupada” ante la posibilidad de que en un eventual cuarto gobierno del Frente Amplio se suban impuestos a las ganancias empresariales y a las rentas financieras, declaró a Búsqueda el corredor Ángel Urraburu, titular de la BVM.

“Es muy preocupante” que se quieran aumentar los impuestos a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE) y a las Rentas de las Personas Físicas (IRPF), opinó. “Esto puede generar un movimiento complicado en la plaza, porque la gente se preocupa. Ya no pagan el impuesto de buen talante, porque a nadie le gusta pagar impuestos. Es complicado. En lo financiero, aumentar el IRPF a las rentas puras de capital significa fuga de capitales. ¡Olvidate del esfuerzo que hemos estado haciendo para generar un mercado de capitales local! ¡Acá no queda ni el loro!”, alertó. “Estamos replicando las experiencias nefastas de la región”, insistió.

“Recibimos alguna llamada y hay gente preocupada” ante la posibilidad de que en un eventual cuarto gobierno del Frente Amplio se suban impuestos a las ganancias empresariales y a las rentas financieras, declaró a

Búsqueda el corredor Ángel Urraburu, titular de la BVM.

“Nunca pensé que lo fueran a poner en un programa de gobierno después de lo que ha pasado y estando en una situación en la que nadie asegura que el Frente Amplio vaya a ganar” la elección de 2019, dijo Urraburu.

Una moción para incrementar a las grandes empresas la tasa del IRAE (hoy en 25%) y elevar el IRPF a los ingresos más altos, presentada el sábado 2 por los comités de base y apoyada después por sectores como el Movimiento de Participación Popular y el Partido Comunista, tensionó el Congreso frenteamplista. Pero las corrientes más moderadas —el Frente Líber Seregni y el Partido Socialista— lograron poner en condicional el planteo. Lo votado agrega algunos incisos al programa para 2020-2025 a continuación del párrafo que dice que el IRPF es el “instrumento de redistribución por excelencia del sistema tributario uruguayo” y “debe mantenerse su evaluación sistemática a los efectos de fortalecerlo, en todas sus fuentes de ingreso, asegurando que se respete la capacidad contributiva de las familias, revisando las deducciones o incorporando transferencias directas de ingreso”. Lo nuevo indica que se intentará bajar en términos relativos la carga tributaria de los trabajadores, los sectores medios y las micro y pequeñas empresas. En concreto, se “buscará la posibilidad de avanzar en diferencial la capacidad contributiva” según el tamaño de las firmas a la hora de tributar el IRAE, para darle “más progresividad” al tributo. Con el mismo propósito, “se propone analizar la viabilidad de cambios al IRPF” para aumentar la carga sobre las rentas de capital.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.