La aventura del tango

Amores frustrados

3min 17 1
Nº2021 - al de Mayo de 2019
por Antonio Pippo

Cuentan que Teresita Asprella, niña aún, vio una foto panorámica de París y quedó fascinada. Y dicen que esa emoción, junto con el apoyo de su familia, fue el impulso que necesitó para, tempranamente, estudiar guitarra, violín y canto.

Todos quienes la rodeaban alimentaron su sueño: creían que podría llegar a Europa a través del arte popular.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.