El gobierno liberará más espectro para mejorar la calidad de Internet e incorporar nuevas tecnologías, como la telefonía 5G

4min 1
Nº2002 - al de Enero de 2019
escribe José Peralta

El Poder Ejecutivo planea realizar una nueva subasta de espacio radioeléctrico para que las compañías telefónicas puedan proveer Internet móvil de mejor calidad e incorporar servicios nuevos, como la tecnología 5G (de quinta generación).

Según informaron a Búsqueda fuentes del gobierno, la subasta se lanzará a mediados de 2019.

Hoy en Uruguay los celulares más modernos usan la tecnología LTE, que pertenece a la cuarta generación (4G) y permite una alta velocidad de conexión, pero a su vez demanda más ancho de banda. Las telefónicas también ofrecen un servicio de 4.5G en algunos puntos del país, como Montevideo y Punta del Este, que permite una mayor velocidad de conexión.

El 5G es el próximo paso en telefonía móvil. Esa tecnología permite mayores velocidades de tráfico en Internet y habilita un amplio panorama de posibilidades para los dispositivos móviles, como por ejemplo, optimizarlos para el Internet de las Cosas (IoT, por su sigla en inglés), que implica la conexión a la red y el manejo remoto de todo tipo de objetos, desde una tostadora o una heladera a un vehículo.

Para que pueda desarrollarse el Internet de las Cosas, y para permitir que los nuevos celulares aprovechen todo su potencial, es necesario que las telefónicas cuenten con más espectro radioeléctrico, debido a que las tecnologías más avanzadas requieren más espacio.

La idea del Poder Ejecutivo es, según supo Búsqueda, abrir una licitación para que las tres empresas de telecomunicaciones del mercado uruguayo (las privadas Movistar y Claro y la estatal Antel) compitan para adquirir “bloques” dentro de las frecuencias de 600 y 2.500 Megahertzs (MHz).

El gobierno aspira a que esta subasta ayude a mejorar las capacidades y prestaciones de las telefónicas, con una frecuencia “baja” y “apetecible” para optimizar el alcance de las redes y una “alta” que aumenta “significativamente” los anchos de banda, explicó una fuente gubernamental vinculada a las telecomunicaciones.

La cantidad de MHz que se pondrán a disposición de las operadoras y si efectivamente serán ambas bandas o solo una de ellas son puntos que aún están a estudio, dijeron las fuentes consultadas.

Para realizar la apertura de la frecuencia de 600 MHz, el gobierno esperará a que Cablevisión termine su migración tecnológica. La empresa de televisión por cable actualmente utiliza la frecuencia de 600 MHz pero está migrando de UHF a tecnología satelital, lo que liberará ese canal, explicaron las fuentes.

Cablevisión tiene tiempo hasta julio de este año para terminar ese proceso. Actualmente el plan de migración de la empresa está a estudio de la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec).

Tecnología de vanguardia

El 5G es la tecnología de vanguardia en el mundo. Se comenzó a explorar en 2008 pero recién en los últimos años se alcanzaron prototipos prácticos de redes que funcionen bajo esas velocidades.

En 2017 la Unión Internacional de Telecomunicaciones dispuso algunas especificaciones para el 5G, como una velocidad mínima de descarga de 20 Gigabit por segundo (Gbps) y una mínima de subida de 10 Gbps.

Para las autoridades locales, esta nueva subasta “permitirá que Uruguay se mantenga a la vanguardia” en términos de acceso y usabilidad de las nuevas tecnologías. Para los operadores privados la subasta es “un avance”, pero el país “no es el único” que está experimentando con el 5G.

De hecho, fuentes del sector privado dijeron a Búsqueda que en la región países como Colombia y Brasil ya tienen instaladas redes de 5G en proceso de experimentación y que los gobiernos ya dieron “varios pasos” para su instalación.

El primero de esos pasos es ampliar el espectro de frecuencias. Los operadores privados están interesados en una nueva apertura, especialmente por la frecuencia más alta de 2.500 MHz, que les permitirá ampliar el ancho de banda y brindar un servicio más rápido.

Sin embargo, las fuentes coinciden en que si el decreto sale a mediados de 2019 es “muy difícil” que el 5G llegue a Uruguay antes de finales del 2020.

Este pronóstico coincide con las evaluaciones de analistas internacionales para otros mercados más avanzados que el uruguayo. En Estados Unidos, las gigantes Nokia y T-Mobile hicieron la primera transmisión de datos 5G en la banda de 600 MHz a finales del 2018.

Ese hito le permitirá a T-Mobile brindar 5G en Estados Unidos para 2020, según un comunicado oficial de la empresa publicado en noviembre de 2018.

En junio de 2017 el Poder Ejecutivo subastó 155 MHz de la frecuencia de 700 MHz (Búsqueda Nº 1.923). Al igual que en esa ocasión y que en otras subastas anteriores, la nueva licitación permitirá que Antel se reserve previamente espacios de las bandas licitadas para que no compita con los demás privados. El argumento del gobierno es que de este modo se evita que se “eleven artificialmente” los precios, ya que Antel podría ofrecer un monto mayor sabiendo que ese dinero retornará a las arcas del Estado.

Una vez que se subaste el resto de las frecuencias entre Movistar y Claro, la estatal pagará un precio “promedio” de lo que pagaron por los privados por cada MHz que haya reservado.

Para los privados este argumento es “débil”. Entienden que, como viene sucediendo en las subastas de espectro radioeléctrico, Antel se beneficia de una posición “dominante”, ya que tiene “precomprada” una parte de lo que se va a subastar. No obstante, ratificaron su interés en esta nueva apertura.

“Evolución importante”

Consultado sobre el tema, el director ejecutivo de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones (Asiet), Pablo Bello, explicó a Búsqueda que “la quinta generación es una evolución importante sobre las actuales redes”, porque “permitirá una mayor disponibilidad de los servicios de mejor calidad, mayor velocidad y menor latencia”.

“El 5G será un complemento de las tecnologías alámbricas y permitirá ofrecer servicios nuevos como la realidad virtual e Internet táctil”, añadió.

La tecnología beneficiará el desarrollo de servicios como el transporte inteligente y la telemedicina, y mejorará la eficiencia y la productividad de la industria, dijo Bello.

“Disponer de más capacidad espectral es crítico para desarrollar el 5G. El año que acaba de iniciarse es clave para esto y las decisiones que se tomen en él serán muy importantes para su desarrollo”, agregó.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.