El gobierno sospecha que al igual que en el básquetbol, en el fútbol profesional puede haber arreglo de partidos por apuestas

3min 3
Nº2029 - al de Julio de 2019
escribe Juan Pittaluga

Un ordinario partido de básquet de ascenso, como tantos de una noche de invierno entre semana, confirmó en el Poder Ejecutivo la posible existencia de redes de apuestas deportivas que influyan sobre el resultado de competencias profesionales en el país. El 2 de julio, en su gimnasio del barrio Malvín, Unión Atlética derrotó a Peñarol 93-87 por la quinta fecha del Metro, como se conoce popularmente a la segunda división de la Federación Uruguaya de Basketball (FUBB).

Antes del partido el jugador estadounidense Corbin Jackson les comunicó a los dirigentes de Unión Atlética que su rival de Peñarol Agustín Zuvich —a quien conocía de la Liga Nacional de Básquet de la Argentina— le ofreció dinero para bajar su nivel y provocar una derrota de su equipo. Tras acceder a un mensaje de audio en el que se hablaba del posible arreglo, ambos clubes presentaron una denuncia ante la FUBB y el lunes 8 la federación hizo lo mismo ante la Fiscalía General de la Nación por “presuntos pactos antideportivos”.

La Secretaría Nacional de Deportes, dependiente de Presidencia de la República, tenía la intención de radicar esa misma denuncia penal ante la Fiscalía, dijeron a Búsqueda fuentes del Poder Ejecutivo. Aunque finalmente decidió no hacerlo para no duplicar esfuerzos en la causa, la Secretaría estaba desde hace al menos tres años “en conocimiento y seguimiento” de la posible existencia de arreglo de partidos en el básquetbol uruguayo, tanto de segunda como de primera división. Según las fuentes, “los rumores y comentarios” en torno a amaños por juegos de apuestas vienen “desde hace bastante tiempo”, pero en el gobierno aguardaban denuncias y pruebas concretas como las que sucedieron después del encuentro entre Unión Atlética y Peñarol.

Además de a las competencias de la FUBB, los rumores también abarcan a las divisiones profesionales del fútbol uruguayo, por lo que en el gobierno no descartan que el problema pueda ser más grande.

Además de a las competencias de la FUBB, los rumores también abarcan a las divisiones profesionales del fútbol uruguayo, por lo que en el gobierno no descartan que el problema pueda ser más grande. “El arreglo de partidos es una realidad en todo el mundo”, señaló una de las fuentes.

Con eso en mente, la Secretaría Nacional de Deportes activó un convenio que existe a escala iberoamericana con LaLiga, la asociación integrada por los clubes españoles que participan en las categorías profesionales de primera y segunda división en ese país. En febrero entraron en contacto con autoridades de esa asociación para asesorarse y recibir asistencia en el tema de apuestas deportivas, que incluye el acceso a la tecnología y los sistemas de control que LaLiga utiliza.

Tras varias sospechas y denuncias de arreglos de partidos en el fútbol profesional, en 2013 LaLiga creó un departamento de Integridad y Seguridad para “la prevención, monitorización, investigación y denuncia de cualquier alerta sobre un posible amaño de partido con el objetivo de mantener la limpieza en el fútbol”. El departamento vigila los mercados de apuestas, procesa información y recibe y realiza alertas a partir del cruce de datos.

En mayo de este año LaLiga firmó un acuerdo con la Comunidad de Policías de América (Ameripol), la cual integra la Policía Nacional de Uruguay, con el objetivo de mejorar la formación en la lucha contra la corrupción deportiva. 

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.