Foto: Ricardo Antúnez / AdhocFotos

El organismo envió al “seguro de paro” parcial a todo su personal

El nuevo presidente de la Corporación para el Desarrollo contrató como secretaria a su pareja y luego la cesó

4min 17
Nº2073 - al de 2020

Con la fachada empapelada de carteles escritos a mano sobre el edificio de la Corporación Nacional para el Desarrollo (CND), un grupo de funcionarios se concentró ayer miércoles 27 en rechazo al envío al “seguro de paro” de gran parte de la plantilla que las autoridades habían anunciado dos días antes.

Mientras puertas adentro se desarrollaba la reunión entre los jerarcas de la institución —una persona jurídica estatal que funciona bajo el derecho privado— y representantes de los trabajadores, algunos empleados pegaban carteles que defendían la tarea de la CND: “Certificación en calidad”, “2015/2019 más de 79 obras en escuelas de todo el país”, “Brindamos soluciones a medida”, “Fomentamos cultura de productividad”, “Administramos el Plan Juntos”. Otros denunciaban: “El 25 de abril se decía: la CND va a ser el motor del Uruguay generando empleo, desarrollo y crecimiento. Hoy, 27 de mayo de 2020, ¿qué pasó?”. Luego de tres horas de negociación las partes acordaron que todo el personal iría al “seguro de paro” parcial por el mes de junio; son unos 134 funcionarios. La propuesta inicial de la corporación eran 85 envíos al “seguro de paro” parcial —que el gobierno implementó por la crisis del Covid-19— y otros 20 accederán al subsidio por desempleo normal (por cuatro meses). “Elegimos lo menos malo”, dijo a Búsqueda Lourdes Sebastiani, vocera de la comisión representativa de los trabajadores de la corporación. “Era eso o habría despidos” y la negociación fue “sumamente complicada” porque no se llegaba a un acuerdo. Acordaron volver a reunirse en un mes para evaluar la situación.

“Tengo que equilibrar los números para no llegar en rojo a fin de año. No quiero hacer ganancias, pero tampoco salir a pedir prestado a los bancos”, señaló a Búsqueda el presidente de la CND, Miguel Loinaz, después de la reunión. Añadió que la institución debe actuar con “mucha cautela” porque hoy los negocios que tiene están “medio trancados”.

Previo a la negociación con los delegados de los empleados Loinaz había explicado que los números operativos actualmente son “negativos” en $ 27 millones y eso “no permite seguir con la actividad como está hoy. El país esta en una situación de baja de actividad, donde el Estado recorta además 15% sus inversiones, y eso tiene una repercusión inmediata”.

Agregó que debido a la emergencia sanitaria muchas actividades quedaron suspendidas, como las obras de construcción durante la segunda quincena de marzo, y los espectáculos culturales del Sodre y el Museo del Carnaval, que tienen vinculación con la CND porque es la que administra los fideicomisos para distintos proyectos culturales.

Señaló que la CND es una “entidad privada y eso significa que, si le va mal, le va mal, y nadie” le “va a dar cosas. No somos la cementera de Ancap, funcionamos con fondos propios”.

Y aseguró que por la crisis del Covid la CND ya aportó $ 1.000 millones al Fondo Coronavirus creado por el gobierno. “Aportamos lo mismo que puso Ancap”, apuntó.

Desde el sindicato de funcionarios se sostiene que el envío al seguro de desempleo masivo es una “desproporción” y afecta la imagen que en los últimos años había conquistado la CND. “Se van a dañar los servicios que prestamos al Estado” y no se podrá cumplir con los “objetivos” y metas trazadas con la “eficiencia y transparencia” que se venía haciendo, afirman.

Loinaz indicó que cuando la actividad vuelva a ser plena —lo que estimó ocurrirá dentro de cuatro meses, cuando el presupuesto esté encaminado— la corporación tendrá “buenos resultados por el manejo eficiente” que logró en los últimos años entre distintos organismos e incisos de la administración pública que le “depositan su confianza”.

Contrato y renuncia

Actualmente, la pareja de Loinaz, Florencia Lagos, es su asistente personal en la CND y “no cobra sueldo”. Pero el 11 de mayo había firmado un contrato de trabajo a término (hasta que Loinaz cesara en su cargo) para esa función que estipulaba una remuneración mensual de $ 113.356 nominales, según una resolución de Directorio a la que accedió Búsqueda. Pero en los últimos días el jerarca asumió que la situación era ilegal y Lagos presentó su renuncia al cargo por “decisión voluntaria e indeclinable” desde la fecha en que había sido designada, por lo que “queda claro que la CND no realizará erogación alguna” por haberla contratado, señala la mujer en la carta.

Loinaz dijo a Búsqueda que cuando ingresó a la CND no tenía personal de secretaría, sino solo una persona que servía el café.

Relató que a los pocos días de contratar a su pareja un director le comentó que eso “no se podía”, a lo que él le aseguró que desconocía que se estaba incurriendo en una ilegalidad y resolvió pedirle la renuncia inmediata. El titular de la corporación agregó que Lagos “siempre” ha sido su “asesora”.

Una fuente oficial dijo a Búsqueda que la contratación se produjo porque ambos “querían estar cerca” y no se buscó “ningún beneficio económico” para ella, con quien se iba a casar en abril pero debieron aplazar la boda ante la emergencia sanitaria. Alegaron que Loinaz es un abogado “rico”, que posee varios inmuebles en Punta del Este y Montevideo, un Porsche de US$ 450.000 y participación en varias sociedades, incluida una minera que cotiza en el mercado de valores de París. “Él no precisa trabajar” y tomó el cargo de presidente de la CND para “terminar una carrera política”. Loinaz integró el estudio jurídico ALS junto con el exvicepresidente de la República Gonzalo Aguirre y otro socio, y en las últimas elecciones figuró en el lugar 29º como candidato al Senado en la Lista 71 del Partido Nacional.

El presidente de la CND informó que también se contrató a una secretaria para el gerente general de la institución, Sergio Fernández, y que los otros dos directores también traerán un asesor de confianza cada uno.

Sebastiani prefirió no hacer comentarios sobre estas contrataciones para “no embarrar la cancha”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.