Sede del PIT-CNT. Foto: Javier Calvelo/adhocFotos

El PIT-CNT en una semana incómoda con ataques virtuales, amenazas y una señal “más política que recaudatoria”

6min 3
Nº2066 - al de Abril de 2020
escribe Martín Mocoroa

La escena es tensa. Hay cinco deliverys en la puerta de un local cerrado, con las rejas bajas. La foto, tomada desde adentro de la sede del PIT-CNT, los muestra con rostros desconcertados y molestos, cargando en las manos las bolsas con la comida que nadie había pedido. Al menos nadie que estuviera ahí adentro, porque alguien sí lo había hecho y repetidas veces. En la noche del miércoles 24, en la que en Montevideo sonaron cacerolas en el marco de una medida promovida por un conjunto de organizaciones sociales lideradas por el PIT-CNT, por esa puerta pasaron unos 20 deliverys.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.