Lucas Torreira es figura del Arsenal y de la selección, la prensa lo destaca, las marcas lo buscan y los hinchas lo adoran

Everybody loves Lucas

9min
Nº2021 - al de Mayo de 2019
por Sebastián Chittadini

Este miércoles 29 de mayo, la ciudad de Bakú —capital de Azerbaiyán— se vestirá de gala para recibir a la final de la UEFA Europa League, el segundo torneo de clubes más importante de Europa. El campeón se definirá entre Chelsea y Arsenal, dos de los equipos más representativos de Londres. Unos días más tarde, el sábado 1º de junio, otros dos equipos ingleses —Liverpool y Tottenham— jugarán la final de la UEFA Champions League. Es la primera vez en la historia de las competiciones europeas que las dos finales más importantes se definen entre cuatro equipos del mismo país, por eso, la Premier League ha hecho admitir a mucha gente que es el mejor campeonato de Europa por estos días.

A las 16 horas del miércoles, los ojos del público futbolístico uruguayo que esté en condiciones de ver el partido, van a estar especialmente atentos. Lucas Torreira juega la Final con el Arsenal y es una de las figuras de un grande de Inglaterra, como se prevé que lo sea con la camiseta celeste en Brasil durante la próxima Copa América. Ya dejó de ser aquel jugador desconocido que pedían para la celeste y al que hace dos años nadie reclamaba. Hoy es uno de los preferidos de la gente, aunque en la selección jueguen pesos pesados como Luis Suárez, Edinson Cavani o Diego Godín y varios jóvenes prometedores. 

Con 20 kilos y 20 centímetros menos, Torreira se las arregló para eclipsar a Cristiano Ronaldo y consagrarse frente al mundo.
Con 20 kilos y 20 centímetros menos, Torreira se las arregló para eclipsar a Cristiano Ronaldo y consagrarse frente al mundo.
En Fray Bentos, Ricardo Torreira pasó de ser el relator del pueblo a ser “el padre de Lucas” (izquierda).
En Fray Bentos, Ricardo Torreira pasó de ser el relator del pueblo a ser “el padre de Lucas” (izquierda).
“Un león todo terreno”. Así presentó el Arsenal a la revelación uruguaya en Rusia 2018, por cuyo pase pagó 30 millones de euros (página opuesta).
“Un león todo terreno”. Así presentó el Arsenal a la revelación uruguaya en Rusia 2018, por cuyo pase pagó 30 millones de euros (página opuesta).

de película. La historia de Lucas Sebastián Torreira Di Pascua (que nació en Fray Bentos el 11 de febrero de 1996) es la de un muchacho que inauguró junto con otros inversores un cine en su barrio de Fray Bentos y que bien podría ser una película en sí misma. Es la de un jugador que tiene una carrera exitosa en el extranjero sin haber pasado nunca por los equipos grandes uruguayos ni haber debutado en primera división, y que ahora se destaca en Inglaterra. Es la de un pibe que fue casi de casualidad a una prueba en un equipo de la segunda división italiana y que pasó de mediapunta a volante de marca; la de un guerrero de 1,65 m de altura y 64 kilos que con humildad y talento ha logrado poner en cancha una mezcla de la velocidad del Correcaminos con la potencia del Demonio de Tasmania y la omnipresencia de Droopy. Lucas Torreira es el hijo de un relator que no se animó a relatar a su hijo en un Mundial por miedo a la emoción; es el chiquilín que salió del 18 de julio de Fray Bentos y llegó a la Serie A italiana y a la Premier inglesa, es el mundialista improbable o el que hace feliz al hijo de David Beckham regalándole una camiseta de la selección uruguaya autografiada. Y todos ellos juntos.  

¿Quién es Torreira? ”No conozco al chiquitito que entró otra vez y juega de 5”, dice el relator argentino Mariano Closs durante la transmisión de uno de los partidos de Rusia 2018. Sus compañeros de transmisión le dan el nombre de Lucas Torreira, y Closs pregunta dónde juega. No lo conoce y menosprecia a Uruguay, lo que enfurece a los uruguayos. Luego de la resonante victoria ante Portugal, con consagratoria actuación de Torreira marcando a Cristiano Ronaldo, el relator recibe varios recordatorios desde esta parte del mundo, se convierte en tendencia en Twitter y pide disculpas. Ya sabe quién es Lucas Torreira e incluso lo elogia en transmisiones posteriores.

Pero Closs no fue el único. Estamos hablando de que, hace menos de tres años (agosto de 2016), Luis Suárez no sabía que el pequeño centrocampista de la Sampdoria, al que estaba enfrentando por el trofeo Joan Gamper en el Camp Nou, era uruguayo. “Hace unos años jugamos contra la Sampdoria y me sorprendió uno chiquitito que metía mucho en el medio. Después me enteré que era uruguayo y lo empecé a seguir más en la liga italiana”, declaró el goleador histórico de la selección uruguaya. Al terminar el partido, Lucas le pidió una foto a Luis, y menos de dos años más tarde estaban jugando juntos en un Mundial.  

Quien lo ve jugar adora la forma en que juega, su juego a dos toques, su despliegue, que lo hace aparecer por todas las partes de la cancha. Tenaz, obstinado e incansable; lo han comparado con un pitbull, con un motor o con un Pac-Man. 

Lucas Torreira conquista. A dos semanas de jugar la final de la Europa League, enamora a los hinchas de Boca (club del que siempre fue hincha) en una nota con Christian Martin, el periodista argentino de FOX radicado en Inglaterra: “Sueño con jugar en Boca”, tira como al pasar y desata una marea de comentarios. A cada paso sigue conquistando, como hizo con los uruguayos que no sabían quién era ese jugador al que tanta gente pedía para la selección, con el Maestro Tabárez cuando le dio enseguida la confianza, con el mundo que lo descubrió metiéndose entre Cristiano Ronaldo y la defensa uruguaya en su salto a la fama en Rusia 2018, con los ingleses del Arsenal que lo querían a toda costa y pagaron 30 millones de euros por su pase. 

El fraybentino de 23 años vive en Londres con su novia italiana, Vittoria Repetto, de 21
El fraybentino de 23 años vive en Londres con su novia italiana, Vittoria Repetto, de 21

Tras pasos de gigantes. Los hinchas del Arsenal tardaron poco tiempo en abrazar a un nuevo favorito y en crearle una canción, de esas que se estilan en las canchas inglesas. Como lo hicieron los del Liverpool con Luis Suárez (al ritmo de Just can’t get enough de Depeche Mode) o los del Manchester United con Diego Forlán (con la música de la vieja canción italiana Volare), Torreira tuvo enseguida su canción (con la misma melodía que la que le cantaban en Manchester a Forlán). 

Torreira ooohhh! 

Torreira ooohhh!  

He comes from Uruguay

He’s only five foot high!

La altura del volante uruguayo asombra al verlo prevalecer entre jugadores que le sacan una cabeza. La canción exagera (5 pies de altura serían 1,52 m, unos 13 centímetros menos de lo que mide), pero es un mimo al primer futbolista uruguayo en defender los colores de los “Gunners” y un indicador de su popularidad entre los hinchas de su equipo.

Los analistas tampoco tardaron en ponerlo en las alturas, llenándolo de elogios cada vez que lo ven marcar, asistir, jugar y llegar al área rival. “It’s time for Torreira” es una frase generalizada entre la prensa inglesa, no siempre fácil, que compara a Torreira con algunos de los mejores jugadores en su posición en la historia de la Premier League. Lo han definido como el próximo Roy Keane (irlandés que fue leyenda en Manchester United), lo comparan con uno de los mejores volantes defensivos de la actualidad, el francés N’Golo Kanté (campeón del mundo en Rusia 2018) o lo ponen a la altura del brasileño Gilberto Silva (al que mencionan como el último jugador que dio garantías en el centro del campo “Gunner”). Martin Keown, exjugador del Arsenal y la selección inglesa, hoy reputado analista en televisión y prensa, dijo que Torreira es el mejor mediocampista del Arsenal desde Patrick Vieira (más de 300 partidos en el club, tres veces campeón y una vez elegido mejor jugador de la Premier League). En Londres vive con su pareja, Vittoria Repetto. Ella, una italiana que tuvo alguna incursión en el modelaje y estudió psicología, es hincha de Sampdoria (exequipo de su novio). Fue a Rusia con Torreira y los padres de él, tomó mate y alentó a la celeste. Tiene 21 años, dos menos que él.

“There’s something about Lucas”. Torreira juega bien, es querible, tiene una historia de sacrificio y una carrera en ascenso. Además, es una imagen positiva, algo que las marcas siempre buscan en los deportistas. Recientemente, Suzuki lo eligió para hacer su nueva campaña, en la que comparan sus virtudes con las de diferentes modelos y concluyen que “Torreira es Suzuki”. Luego de someterlo a pruebas, concluyen: “Creo que lo encontramos, el ser humano Suzuki”. Con simpatía, el volante de la selección termina ofreciendo unos mates a los científicos japoneses. 

Todo esto ya lo sabían en Italia cuando decían que era el regista (denominación para el volante central) que “valdría 100 millones”... si midiera 1,80. Con el temple, el talento y la garra charrúa a flor de piel; el Enano de Fray Bentos derriba cualquier incertidumbre o desconfianza por su escaso tamaño, y es de esos jugadores que todos quieren en su equipo. Como lo querían en el 18 de Julio de su ciudad natal, en las formativas del Montevideo Wanderers, en el Pescara, en la Sampdoria y ahora en el Arsenal y en la selección. Porque todo el mundo quiere a Lucas Torreira.

Curiosidades Torreira

Herencia de campeones. 

Cuando firmó el contrato que lo une al Arsenal por cinco años, la principal abogada del club le acercó un cuadro que tenía colgado en su oficina. Sobre una foto de Alcides Ghiggia sentado en su mesa de siempre en el bar Lo de Porro, el autógrafo del autor del gol más importante de la historia de la selección uruguaya acompañaba la inscripción “1950”. En ese momento, Torreira descubrió que la mujer era fanática de la historia de los Mundiales y en particular de la gesta de Maracaná, por lo que estaba especialmente entusiasmada con que un uruguayo vistiera por primera vez la camiseta de su club. 

Su primera temporada en el Arsenal. 

Lucas jugó en 34 de los 38 partidos de un Arsenal que terminó en la quinta posición de la Premier League, siendo titular en 24. Convirtió dos goles, dio dos asistencias y recuperó 220 pelotas (6,47 por partido). Otras estadísticas avanzadas dicen que dio 46,76 pases por partido o que tuvo éxito en el 60% de sus tackles

Goals uruguayos. 

Inglaterra no es el destino más frecuente de los futbolistas uruguayos, pero son varios los que han dejado muestras de su talento. Con los dos goles anotados en esta temporada de la Premier League, Torreira se convirtió en el decimocuarto uruguayo en anotar al menos un gol desde que se instauró el torneo en 1992. Luis Suárez lidera el ranking con 69 goles, seguido por Gustavo Poyet con 54 goles y Diego Forlán con 10. Completan la selecta lista: Gastón Ramírez (9), Abel Hernández (8), Walter Pandiani (6), Cristhian Stuani (6), Darío Silva (4), Miguel Britos, Williams Martínez y Torreira (2), Diego Lugano y Adrián Paz (1).

Amargueando

Ni bien fue presentado en el Arsenal, Torreira grabó un tutorial sobre cómo preparar el mate. Y parece que esas enseñanzas están trayendo nuevos adeptos a nuestra bebida típica, como se pudo ver en una historia de Instagram en la que mostraba a su compañero francés Alexandre Lacazette en el gimnasio con el termo bajo el brazo y el mate en la mano, con la leyenda “mateando en el gym”. 

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.