La IMM quiere cambiar “reglas de juego” para viabilizar su negocio

Hotel Carrasco está “comprometido” financieramente

3min 1
Nº1871 - al de Junio de 2016

La empresa Carrasco Nobile SA, que gestiona el Hotel Casino Carrasco, enfrenta problemas económicos y su proyecto está “comprometido”. Por eso pidió a la Intendencia de Montevideo (IMM) reducir el canon que paga. Las autoridades de la comuna están de acuerdo con “cambiar las reglas” de juego para atender ese reclamo y, a la larga, obtener más ingresos por un aumento del volumen de dinero que recibiría la empresa.

Carrasco Nobile SA ganó la licitación para gerenciar el lugar en 2009. El año pasado, después de pasar por varias dificultades financieras, cambió su “modelo de negocios” para atraer grandes apostadores de otras partes del mundo. Si viene mayor cantidad de clientes vip que gastan enormes sumas de dinero también aumentarán las ganancias de la comuna, mientras que, de lo contrario, se puede “estancar” el canon aunque no sea “modificado”, explicó a Búsqueda el gerente del Hotel Casino Carrasco, Ignacio García.

El modelo que apunta a ese tipo de jugadores implica la oferta de paquetes comerciales que incluyen distintos servicios, que en el mundo van desde la contratación de un avión para su traslado hasta la estadía en el hotel.

Ese sistema tiene un costo mayor que el basado en la atracción de clientes locales que se aplicaba antes, por lo que para que “sea viable” es necesario que la IMM aplique un canon menor, dijo García. El ejecutivo no precisó de cuánto es ese porcentaje, ya que, argumentó, los cálculos para establecerlo varían y dependen de distintos factores.

El 5 de marzo de este año, García envió una carta — a la que accedió Búsqueda— al intendente Daniel Martínez en la que planteó la “necesidad de revisar los términos del contrato vigente con la administración”, ya que hay “condiciones y hechos” que “comprometen el equilibrio económico-financiero del contrato que es necesario reestablecer”.

Los ingresos por juegos de slots fueron “menores” a los previstos y los costos de las obras y operativos “superaron las previsiones iniciales”, dijo en la misiva, en la que explicó que por ese motivo la empresa apuntó a los clientes vip.

Ese cambio mejoró los resultados económicos de la empresa en 2015 y, según fuentes de la comuna, triplicó las ganancias proyectadas.

En la carta, no obstante, el empresario advirtió: “De todos modos, la proyección realizada indica que sin una reducción del canon, la empresa no tiene capacidad de pagar el servicio de las deudas asumidas para el financiamiento de las obras de remodelación y equipamiento del hotel casino (que al 31 de diciembre de 2014 ascendían a unos U$S 49 millones, con bancos y otras entidades de créditos)”. García pidió “renegociar” el precio y el plazo de pago del canon para superar el “desequilibrio financiero”.

El director de Desarrollo Económico de la Intendencia, José Saavedra, dijo a Búsqueda que está de acuerdo con acceder al planteo de la empresa y “cambiar las reglas de juego” establecidas en el contrato. “Se puede decir que yo recibo menos de lo que tenía previsto, pero, en realidad, recibo más porque es un modelo que genera más dinero”, argumentó el director.

Sin embargo, debido a que esta modalidad no estaba prevista en la propuesta original que hizo la empresa, la Asesoría Jurídica de la comuna está analizando el tema desde el punto de vista legal. “Como esto fue un proceso licitatorio no somos nosotros los que podemos decir ni que sí ni que no, sino que hay otros actores que están involucrados”, resaltó Saavedra.

Para modificar los términos de una concesión es necesario la aprobación de la Junta Departamental, por lo que el intendente Martínez solicitó al órgano legislativo que evaluara el tema. Los ediles, a su vez, consultarán al Tribunal de Cuentas para ver si esto es posible. “Hay un marco muy restrictivo sobre este tema, pero creo que la propuesta es favorable desde el punto de vista de la facturación”, dijo Saa­vedra.

“Desequilibrio”.

La Intendencia tiene pendiente cobrar una deuda de U$S 1,3 millones a Carrasco Nobile por el incumplimiento del canon anual que venció el 7 de marzo. El hecho constituyó el primer atraso de esa compañía desde que empezó a gerenciar el hotel en 2009. Para García, no obstante, esa deuda es inexistente de acuerdo con el “nuevo modelo” de negocios para clientes Vip que ya está en funcionamiento, según publicó el diario “El País” el 5 de abril.

El año pasado, el socio minoritario de Carrasco Nobile, Sikeston (49%), acusó al socio mayoritario Codere (51%) de haber realizado una “pobre performance” y de tener “falta de idoneidad” para gerenciar. Para 2015, los socios minoritarios proyectaron que la empresa iba a tener pérdidas de U$S 69 millones (Búsqueda Nº 1.808).

Ayer miércoles, al ser consultado por el desempeño económico, García respondió: “Se hace lo que se puede”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.