La aventura del tango

La capilla y el café

3min 11
Nº1977 - al de Julio de 2018
por Antonio Pippo

Juan Fariña fue un joven meridional que se alistó en las fuerzas de Garibaldi cuando las guerras destrozaron a Italia en las décadas de 1860 y 1870.

—Mire, señor —contó una vez, ya por estos lares—, me salvó San Miguel, el santo al que me encomendé. Fue un milagro. Oía a mis perseguidores y el cuerpo me temblaba en el barro. De pronto sentí que resbalaba en una pendiente y, poco después, oí la marcha de mis enemigos que pasaban sobre mí. ¡Y yo estaba ileso, en el fondo de un pozo!

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.