El barco rompehielos de investigación inglés, RRS James Clark Ross, paró en el Puerto de Montevideo en mayo y recibió la visita de científicos uruguayos

La ciencia antártica pasa por una etapa de cambios en Uruguay en busca de una estrategia y de una “mirada global” que no tenía

6min
Nº1920 - al de Junio de 2017
escribe María Paz Sartori

Atardecer sin viento en el Puerto de Montevideo. La delegación de científicos uruguayos está maravillada, suben y bajan angostas escaleras, recorren con guía los laboratorios, las cubiertas, y comentan por lo bajo su sorpresa. Los recovecos del barco de investigación inglés, el rompehielos RRS James Clark Ross, tienen todo lo que sueñan: equipamiento, seis laboratorios, alojamiento para hasta 80 personas entre investigadores y tripulación, y condiciones apropiadas para navegar por aguas congeladas.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.