Martínez y Cosse lideran encuestas en la interna del Frente Amplio. Foto: Fernando Pena

Martínez prevé una campaña “pendular” que le permita distanciarse, en ocasiones, de la coalición de izquierda y el gobierno, mientras que Cosse hará énfasis en la historia frenteamplista

La interna del oficialismo se debate entre “la mística” del Frente Amplio y despegarse de una “marca” deteriorada

5min 2
Nº2002 - al de Enero de 2019

El equipo de Daniel Martínez había preparado todo al detalle. Era domingo 2 de diciembre por la tarde y, cuando el Congreso Nacional del Frente Amplio (FA) habilitara oficialmente a los cuatro precandidatos y Martínez se dirigiera al público, los grupos que respaldaban al intendente de Montevideo desatarían una tormenta de tuits. El blitzkrieg funcionó a la perfección y en minutos el rostro de Martínez junto a la frase “el nuevo impulso” era trending topic en la red social. No había mención al eventual cuarto gobierno del FA.

Mientras eso sucedía en el mundo virtual, Carolina Cosse estrenaba su precandidatura con un discurso cargado de apelaciones al “pueblo frenteamplista” y a referentes históricos de la coalición de izquierda. Detrás de ella, en el estrado Martínez, Mario Bergara y Oscar Andrade escuchaban un tanto distraídos a su competidora. “Quiero recordar con ustedes lo que decía Seregni cuando hablaba de su propio proceso de definición, nuestro general del pueblo dijo: ‘Finalmente en el bosque se abrieron dos senderos y yo escogí el menos frecuentadoʼ. Nosotros, general, vamos a seguir caminando por el sendero menos frecuentado, el de la justicia, la libertad y la igualdad”, decía sobre el final de su discurso la ministra de Industria.

Ese día, los dos precandidatos con mayores chances de ganar la interna oficialista, según todas las encuestas, mostraron algunas cartas que prevén jugar en los próximos meses para intentar asegurarse el primer lugar en la fórmula presidencial frenteamplista de octubre.

“La marca” desgastada

El publicista Claudio Invernizzi encabezó el jueves 20 de diciembre la primera reunión de estrategia del equipo de Martínez. Allí se discutieron los lineamientos que tendrá la campaña del intendente en los próximos meses.

Martínez tiene decidido renunciar al cargo en marzo porque considera que una campaña de tres meses “es más que suficiente” para la interna, declaró a Búsqueda el secretario general de la intendencia, Fernando Nopitsch.

En los meses de más competencia, Martínez desarrollará una campaña “pendular” en la que por momentos va a recostarse del lado del FA y en otros del lado de la “ciudadanía”, relataron a Búsqueda fuentes que participaron en la reunión y otras a las que les fue informado lo resuelto.

El intendente ya venía mostrando ese movimiento en las últimas semanas, cuando se desmarcó del gobierno y cuestionó algunas de sus políticas, explicaron los informantes. De hecho, Martínez le transmitió a autoridades del Poder Ejecutivo que “discrepa con ciertos puntos” de la gestión y así lo planteará a lo largo de la campaña, aunque aclaró que su decisión no era una “estrategia electoral” (Búsqueda Nº 1.998).

Martínez tiene decidido renunciar al cargo en marzo porque considera que una campaña de tres meses “es más que suficiente” para la interna.

En la reunión de estrategia, Invernizzi dijo que “la marca” Frente Amplio “está devaluada”, aunque las “otras marcas” de los partidos fundacionales tampoco tienen “buena imagen”.

La idea de que la “marca” Frente Amplio estaba debilitada es una conclusión a la que arribó Opción Consultores en un informe divulgado por Búsqueda el mismo día de la reunión. En ese documento, Agustín Bonino y Rafael Porzecanski advirtieron que el contexto económico y de seguridad pública más adverso había debilitado al oficialismo y le había provocado “un relativo desgaste” en beneficio de los partidos fundacionales.

Por eso, una de las tácticas será dar centralidad a la figura de Martínez en la campaña, añadieron los informantes.

Invernizzi dijo a El País, el domingo 30, que el apoyo en la opinión pública que tiene el intendente es un valor para su campaña. “Tenemos al único con un saldo positivo entre los líderes políticos, y a esto se suma el 52% de aprobación a su gestión al frente de la intendencia”, dijo.

Invernizzi había planteado en otra reunión sus dudas en cuanto a la conveniencia de centrar la campaña oficialista en alcanzar un “cuarto gobierno” del FA, señalaron las fuentes. Con respecto al concepto de “nuevo impulso”, dijo en el encuentro del 20 de diciembre que era algo que podía cambiar, como sucedió cuando en la campaña electoral pasada Tabaré Vázquez dejó de usar el eslogan “vamos bien”.

La “mística”

El equipo de Cosse está en proceso de formación. En los últimos días se sumó el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Sebastián Sabini, quien representará el sector mayoritario del FA. En ese grupo también hay miembros de la lista 1303, cuyo principal dirigente es Gonzalo Rebolledo, y Rumbo de Izquierda, liderado por el senador Marcos Otheguy.

Sabini es uno de los integrantes del MPP con “más afinidad” con Cosse, explicaron fuentes de ese sector, que fue el último grupo de peso en el FA que tomó partido por uno de los precandidatos. Esa decisión llevó tiempo y contó con un impulso fuerte de los dirigentes más jóvenes.

La diaria informó el sábado 29 de diciembre que Sabini será el “nexo político-programático­” entre la precandidatura y el MPP. Los informantes consultados por Búsqueda dijeron que el sector hará “su propia campaña”, que tendrá “su propio contenido” y estará centrada en la figura de José Mujica. “Cada uno le pone el énfasis que considera necesario”, añadió una de las fuentes.

Si bien Cosse tiene previsto renunciar al cargo de ministra a fines de enero para lanzarse de lleno a la campaña, en sus últimas entrevistas y también en reuniones cerradas ha dado señales de cómo encarará la contienda.

La ministra quiere aprovechar el hecho de que es la única mujer en el menú electoral oficialista y por eso pretenderá canalizar el voto feminista en la interna. Además, encuestas que manejan quienes la apoyan indican que en la opinión pública Cosse tiene un perfil que puede parecer “autoritario”, lo que será aprovechado para dar una señal de que es una persona que tiene la “firmeza” necesaria para combatir la delincuencia, según fuentes del sector.

Aprovechando su cargo en el ministerio, Cosse centró su discurso público también en apostar por el desarrollo tecnológico como vía para enfrentar la pérdida de puestos de trabajo.

La ministra quiere aprovechar el hecho de que es la única mujer en el menú electoral oficialista y por eso pretenderá canalizar el voto feminista en la interna.

En reuniones que mantuvo en las últimas semanas con dirigentes políticos y otros referentes que quiere sumar a su equipo, la precandidata explicó, según los informantes, que su campaña buscará apelar a “la mística” del FA y hará referencias constantes a las figuras históricas de la coalición de izquierda.

Las distintas estrategias comenzarán a ponerse en juego en los próximos meses. De acuerdo con las encuestas, Martínez y Cosse están despegados de Bergara y Andrade. Lo que no está claro es cuánta ventaja tiene el intendente.

Una encuesta de Equipos Consultores divulgada en diciembre dio primero a Martínez con 49% de las preferencias dentro del FA, seguido por Cosse, que pasó de 11% a 27%. Esa mejoría, según la empresa, se debió al “aumento de su visibilidad y conocimiento público” de la ministra, la inauguración del Antel Arena y la formalización del apoyo del MPP.

Otra encuesta, esta de Opción Consultores, divulgada por El País arrojó resultados mucho más parejos: 40% para Martínez y 39% para Cosse.

Ese resultado fue muy bien recibida por el entorno de Cosse, aunque primó la cautela entre los consultados por Búsqueda. Hasta los más cercanos a la ministra consideraron que luce “exagerado” el “salto” entre una encuesta y otra, aun teniendo en cuenta el apoyo del MPP.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.