Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Kate Moss, Naomi Campbell, Elle Macpherson y Christy Turlington rondan los 50. ¿en qué están hoy?

Las supermodelos de los 90

8min
Nº2022 - al de 2019
Por Patricia Mántaras.

Pasaron más de 25 años desde el spot publicitario de Pepsi en el que una chica con shorts de jean y musculosa blanca se baja sedienta de un auto rojo en una estación de servicio desértica. La forma en que introduce la moneda, obtiene la lata y toma el refresco es lo más cercano a una escena erótica de la época. Es Cindy Crawford, quien luego se convertiría en supermodelo, con su característico lunar que tantas emularían y su melena castaña. Ese mismo año, 1992, una joven alemana con aires de Brigitte Bardot posaba distraídamente para una campaña de Guess; Kate Moss se volvía la imagen de Calvin Klein; Naomi Campbell protagonizaba una campaña gráfica de Gap; Elle Macpherson era tapa reiterada de Sports Illustrated, y Christy Turlington se volvía una de las caras más recordadas de May-belline.

El año pasado, en un homenaje que Donatella Versace rindió a su hermano Gianni a 20 años de su muerte, algunas de ellas se reunieron en la pasarela y recordaron aquel halo de encanto que solo las supermodelos de los 90 supieron instalar; un estándar difícil de alcanzar para cualquier modelo de hoy. Hace unos días, Naomi cumplió 49 años. Sus colegas y amigas también rondan esa edad: Cindy Crawford tiene 53, Claudia Schiffer 48, Kate Moss 45, Elle Macpherson 55 y Christy Turlington 50. ¿Dónde están hoy? ¿Qué hacen?

Si los 90 están de vuelta, que vuelvan ellas también.

Cindy Crawford

Es, sin duda, la del estilo más personal. Sus cejas nutridas y cuerpo atlético la llevaron a ser tapa de Vogue poco después de dejar la universidad para alcanzar su sueño de modelar. Lejos de ceñirse únicamente a la pasarela, fue cara de productos cosméticos como Revlon, condujo el programa de MTV House of Style y protagonizó un comercial de Pepsi con un cachet millonario que terminó de popularizarla. Corre el rumor de que en Noruega debieron quitar un cartel con su imagen de la ruta porque los accidentes a causa de distracciones de los conductores se habían multiplicado por tres.

Para entonces ya había conocido a Richard Gere y se había casado con él. Ella tenía 25 y él 42. El matrimonio se extendió de 1991 a 1995. Tres años después se casó con Rande Gerber, con quien tuvo dos hijos: Presley y Kaia, que sigue los pasos de su madre en el modelaje.

Cindy incursionó en la actuación con la película Atracción explosiva (Fair Game, junto a William Baldwin en 1995) solo para confirmar que el cine no era lo suyo. Los que sí fueron exitosos fueron sus VHS de ejercicios, al estilo de los de Jane Fonda.

Después de dejar el modelaje como trabajo de tiempo completo —siguió haciendo algunas apariciones esporádicas—, Cindy se volcó a crear su propia línea de productos de tratamiento antiedad, Meaningful Beauty. También tiene una colección de objetos para el hogar (Cindy Crawford Style) que se comercializan en JC Penney y otra de muebles (Cindy Crawford HOME®) en venta en Raymour & Flanigan. 

Naomi Cambpell 

Entre los 80 y los 90 Naomi Campbell fue una de las modelos más célebres, con la que todos los diseñadores querían trabajar. Después de aparecer en el video de Bob Marley Is This Love todo fue en ascenso para Naomi. A fines de los 80 se convirtió en la primera mujer afrobritánica en ser tapa de Vogue Francia. Poco después abrió junto a sus colegas y amigas Elle Macpherson, Claudia Schiffer y Christy Turlington el Fashion Cafe en Nueva York, que terminó cerrando sus puertas en 1999.

Fue musa de Yves Saint Laurent y de Versace. Fue además uno de los ángeles de Victoria’s Secret, desfiló para Louis Vuitton, Ralph Lauren, Fendi y Tommy Hilfiger y demostró ser temperamental cuando en el año 2000 le lanzó el celular a su empleada en un suceso que no le generó muy buena prensa. Ese mismo carácter se demostraba también en su coraje para la fotografía erótica, con algunas apariciones que tuvo en Playboy y junto a Madonna en su libro Sex.

La música es otra de las aristas que desarrolló: su primer y único álbum Baby Woman vendió más de un millón de copias, y apareció además en videos de Michael Jackson (In the Closet, 1992) y Jay-Z (Change Clothes, 2003). Más adelante en su carrera encontró un lugar en la televisión, en shows como American Horror Story y Empire.

Recientemente recreó una de las campañas más emblemáticas que realizó para Gap llevando el mismo vestuario que entonces: shorts y una remera con bolsillo. Pasaron 25 años y poco parece haber cambiado. Esta leyenda del modelaje dice ser “una excepción en este negocio” y que las oportunidades para mujeres negras en el mundo de la moda no van en aumento, sino todo lo contrario.

Claudia Schiffer

La modelo le debe su primera gran oportunidad a Karl Lagerfeld, que la eligió para ser la cara de Chanel cuando su carrera recién despegaba. Aunque el verdadero agradecimiento debería ser para el agente que la descubrió en un pub de Düsseldorf, Alemania. La popular campaña de Guess Jeans terminó de hacer reconocible su cara en el globo. A lo largo de su carrera desfiló para los diseñadores más importantes del momento (Versace, Dolce & Gabbana, Ralph Lauren y Valentino) y su rostro ilustró las portadas de las revistas de moda más relevantes.

También probó con el cine. A mediados de los 90 interpretó a una instructora de aerobic en Ricky Ricón; luego —en 1997— protagonizó The Blackout junto a Dennis Hopper y Matthew Modine, en 2001 trabajó junto a Ben Stiller en Zoolander y en 2003 en la comedia británica Realmente amor.

Cuando cumplió 40 recibió el Elle Style Awards a Modelo del año. Seguía trabajando y, según decía, no tenía intenciones de bajarse de la pasarela. La chica del metro ochenta comenzó en 1994 una relación con el mago David Copperfield que terminó en 1999. Él la había invitado al escenario a participar en uno de sus trucos y ella cayó rendida gracias a sus encantos. Poco después se casó con el productor inglés Matthew Vaughn en Suffolk, Inglaterra. Aún viven en Londres y tuvieron tres hijos: Caspar Matthew, Clementine y Cosima Violet.

Christy Turlington

Los avisos de Maybelline y de las fragancias de Calvin Klein hicieron rápidamente popular la cara de esta californiana, que desde principios de los 90 fue una de las modelos más requeridas tanto en campañas gráficas como en pasarela. El MET la llamó “la cara del siglo XX” después de que el diseñador Ralph Pucci creara 120 maniquíes inspirados en su rostro para el Costume Institute del museo. 

La imagen de Christy ilustra la cubierta del emblemático álbum Notorious, de Duran Duran, de 1986. Un tiempo después, Christy con sus colegas Naomi Campbell, Linda Evangelista, Cindy Crawford y Tatjana Patitz protagonizaron el video de la canción de George Michael Freedom! 90, inspirado en la fotografía tomada por Peter Lindbergh para la portada de la edición británica de Vogue de enero de 1990, en la que aparecían las mismas modelos en representación de su generación.

Conocida en el ambiente por su simpatía, la chica trabajó además con firmas como Chanel, Giorgio Armani, Versace y Louis Vuitton. 

Sus tareas filantrópicas se vinculan a la salud de las madres al parir, y llegó a dirigir el documental No Woman, No Cry, en el que aborda este tema alrededor del mundo. Había hecho sus primeras experiencias en el cine con Prêt-à-porter, de Robert Altman (1994), y después en el documental Catwalk, de Robert Leacock (1996), que retrata la vida de varias modelos durante las Semanas de la Moda en Londres, Milán, París y Nueva York.

Christy tiene además una veta empresaria, con líneas para el cuidado de la piel, Sundari, y dos de ropa que comercializa a través de Puma: Nuala, de ropa deportiva para mujer, y Mahanuala, con prendas para hacer yoga. 

Tiene dos hijos con el actor y director de cine Ed Burns, con quien está en pareja desde 2003. 

Elle Macpherson 

Su físico atlético y trabajado le había valido que la llamaran “el cuerpo”. La australiana estaba de vacaciones en Aspen esquiando cuando sonó en el radar de un agente de modelos. Su debut fue en 1986 en una edición de trajes de baño de la revista Sports Illustrated. Luego aparecería en varias ediciones más, pues esa fue solo la puerta de entrada para convertirse en una de las top models de las décadas de los 80 y 90. En 1989 fue portada de la revista Time con el título The Big Elle (La gran Elle). Ese año se separó de su primer marido, Gilles Bensimon, manager creativo de la revista Elle. Recién en 1996 volvió a estar en pareja, con el financista Arpad Busson. Con él tuvo dos hijos: Arpad Flynn y Aurelius Cy Andre, pero se separaron en 2005.

Elle fue embajadora no oficial de turismo de Australia. Tan famosa es en su país que en 1999 su imagen se imprimió en un sello postal.

Además de ser empresaria y haber fundado la línea de lencería Elle Macpherson Body®, es actriz. Su incursión en la actuación fue bastante exitosa, con el protagónico de la película Sirenas en 1994, junto a Hugh Grant, y participaciones en la versión de Jane Eyre de Franco Zeffirelli, junto a William Hurt, Charlotte Gainsbourg, Anna Paquin y Geraldine Chaplin; en If Lucy Fell, con Ben Stiller y Sarah Jessica Parker; junto a Barbra Streisand y Jeff Bridges en El espejo tiene dos caras; y en varios episodios de Friends, primero como roommate y luego como novia del personaje de Joey (Matt LeBlanc).

Kate Moss 

Debutó en el modelaje de manera muy precoz, con apenas 14 años, después de que una agente la descubriera en el aeropuerto internacional John F. Kennedy. A los 17 revolucionó la imagen de la moda con la campaña que protagonizó para Calvin Klein. Se convirtió en mucho más que una modelo: su actitud y extrema delgadez colocaron a la joven británica en el lugar de icono de la cultura pop. 

Su carrera no estuvo libre de escándalo. En 2005 salieron a la luz fotos suyasinhalando cocaína y se confirmó un estilo de vida de excesos que ya era un rumor. Pero la chica se internó en una clínica y supo sobreponerse al traspié y seguir modelando para firmas como Calvin Klein y Burberry, que continuaron apostando a ella. Ha trabajado además para Gucci, Dolce & Gabbana, Versace, Missoni, Dior.

En 2007 lanzó el perfume Kate y una línea de ropa para Topshop. Ese año, la revista Time la incluyó entre las 100 personas más influyentes del mundo y, en 2012, ocupó el segundo puesto de la lista de Forbes de las supermodelos más cotizadas por haber facturado en ese año nueve millones de dólares. 

Otra talento de la modelo es el canto y ha aparecido en los videos musicales Something About the Way You Look Tonight, de Elton John; I Just Don't Know What to do with Myself, de The White Stripes; God’s Gonna Cut You Down, de Johnny Cash, y Queenie Eye, de Paul McCartney.

Lila Grace, hija de Kate y Jefferson Hack, tiene 16 años y firmó contrato con Marc Jacobs para ser la cara de una nueva campaña. Su madre todavía no se ha retirado del todo: hace poco protagonizó junto a Cara Delevingne una campaña para Mango.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.