Daniel Martínez. Foto: Pablo Vignali / adhocFotos

Asegura que no es por “estrategia”, sino por las diferencias que tiene con algunas políticas

Martínez avisó al gobierno que en la campaña criticará su gestión

3min 10
Nº1998 - al de Diciembre de 2018

A la distancia, los cuatro candidatos se mostraron homogéneos en su estética, genéricos en su discurso y entusiastas en su postura a lo largo del domingo 2 durante el Congreso Nacional del Frente Amplio. Analizado con más detalle, a los postulantes del oficialismo se les empiezan a notar sus diferencias con más claridad conforme pasan los días, por sus propias opiniones públicas y por lo que en privado manifiestan. En el caso de Daniel Martínez, actual intendente de Montevideo y favorito en el inicio de la carrera según las encuestas, decidió lentamente distanciarse más que sus competidores del actual gobierno de Tabaré Vázquez.

Martínez le transmitió a autoridades del Poder Ejecutivo que “discrepa con ciertos puntos” de la gestión del gobierno y así lo planteará a lo largo de la campaña electoral, dijeron a Búsqueda fuentes del oficialismo. En las conversaciones con integrantes del gabinete, Martínez les dejó en claro que su decisión no era una “estrategia electoral” y que decidió avisar a quienes lideran el tercer gobierno por “lealtad frenteamplista”.

Desde que oficializó y reforzó su candidatura con el apoyo del Partido Socialista, el Frente Líber Seregni, Casa Grande, la Vertiente Artiguista y el PAR, Martínez ha sido, aun con prudencia, el más osado de los cuatro candidatos del Frente Amplio al criticar la administración Vázquez. A diferencia de Carolina Cosse (actual ministra de Industria, Energía y Minería) y Mario Bergara (presidente del Banco Central hasta octubre), Martínez no integró el actual gobierno. Y a diferencia de Óscar Andrade, el intendente insiste públicamente en la necesidad de que Raúl Sendic sea sancionado por el Plenario Nacional del Frente Amplio y quede inhabilitado para participar en la campaña electoral.

El intendente insiste públicamente en la necesidad de que Raúl Sendic sea sancionado por el Plenario Nacional del Frente Amplio y quede inhabilitado para participar en la campaña electoral.

En línea con esas diferencias, el comando de campaña del favorito de las encuestas decidió que lo mejor es disminuir “al mínimo posible” la cantidad de actos conjuntos con los restantes precandidatos, detallaron los informantes. Una de las razones que esgrime el equipo de Martínez es que cada uno tiene “su perfil” para mostrar a la población.

Con esa idea en mente, Martínez inició el viernes 6 una recorrida hasta el lunes 17 por buena parte del país. Comenzará en Lavalleja con un encuentro con la intendenta Adriana Peña, perteneciente al Partido Nacional. Estará también en San José, Canelones, Colonia, Soriano, Salto, Artigas, Rivera y Tacuarembó, donde mayoritariamente prevé hablar con militantes frenteamplistas en plazas. Después de febrero, su equipo de campaña piensa completar la recorrida nacional con visitas al resto de los departamentos.

El camino que decidió tomar Martínez fue cautelosamente señalado durante su breve discurso al cierre del Congreso Nacional del Frente Amplio. “Tenemos que mirar profundamente en los ojos a los desencantados, para tratar de entender sus razones”, dijo en referencia al alto porcentaje de votantes indecisos a casi seis meses de las internas.

Martínez le transmitió a autoridades del Poder Ejecutivo que “discrepa con ciertos puntos” de la gestión del gobierno y así lo planteará a lo largo de la campaña electoral.

Semanas antes, alejado de ese ámbito partidario más efervescente, se animó a pedir sutilmente la renuncia del ministro del Interior, Eduardo Bonomi. “Hay veces que un cambio de nombres puede ayudar a solucionar problemas, eso lo tiene que decir el presidente de la República con el ministro del Interior. Hay veces que puede ayudar un cambio de nombres”, insistió el 13 de noviembre en Radio Sarandí, consultado sobre un reclamo continuo de toda la oposición en un tema, la seguridad, que es el que actualmente más preocupa a la población.

Esta actitud más crítica hacia su propia fuerza política ya le abrió a Martínez los primeros flancos en la interna del Frente Amplio. “Son apreciaciones muy injustas que no reconocen todo el trabajo, el esfuerzo y el empeño que se puso para llevar adelante en los gobiernos de nuestro Poder Ejecutivo”, afirmó el miércoles 5 a Telemundo el senador Charles Carrera. “Ahora salen a pegarle por la prensa a un compañero con el que compartieron la jornada durante todo el congreso”, escribió en Facebook la diputada Bettiana Díaz.

En el Movimiento de Participación Popular cayó muy mal una actitud que tuvo Martínez el domingo al cierre del plenario. Cuando los candidatos fueron convocados al estrado para saludar y dar los discursos, pasaron al lado del expresidente José Mujica. Cosse, Andrade y Bergara pararon a saludarlo, pero Martínez siguió de largo revoleando una bandera uruguaya.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.