Mateo Milburn. Foto: Luciano Dogliotti

Edad: 24 • Ocupación: Dj • Señas particulares: No le gusta pasar cumbia; se define como autodidacta; le gusta surfear y el snowboard

Mateo Milburn

4min
Nº2003 - al de Enero de 2019
por Florencia Pujadas

¿Cuándo empezó a trabajar como dj? Arranqué con la música cuando tenía 13 años. Mi hermano tenía unos parlantes grandes que mi viejo le había regalado y a mí me gustaba poner música. Un día me junté con unos compañeros de clase y empezamos a hacer fiestas en mi barrio, Carrasco. Pero al tiempo mis amigos se bajaron porque era muy demandante. A los 18 me acuerdo que hice una gira por casi todos los boliches W Lounge del interior, estuve en siete u ocho lugares. Después de ahí me fui al Club y ya hace cuatro años que entré a Lotus.

Empezó la Licenciatura en Administración pero dejó los estudios para dedicarse a la música. ¿Le gustaría estudiar otra carrera? Yo empecé con Administración, sí, y después estuve en Economía, pero abandoné porque no me daban los tiempos para todo. El armado para los casamientos se tiene que hacer con mucha dedicación y tuve que elegir. Es un trabajo muy técnico y demandante porque tenés que ir a las reuniones de coordinación. Mi idea, ahora, es volver a estudiar enfocado más en la música. Yo fui autodidacta y aprendí sobre esto porque compartí cabina con gente conocida como Meme Bouquet y Alana Ley.

Pero también le gustaría hacer una carrera de Economía. No lo sé. Quiero resolverme con alguna carrera técnica de empresas, puede ser una contaduría o una administración, para potenciar lo que hago. El nicho de mercado de los casamientos está en un crecimiento muy grande. En Lang, la empresa en la que estoy, cerramos una temporada con más de 40 casamientos. Y hubo unos muy buenos, como el de Godín. Ahí estuvo un compañero, Nicolás Núñez. Generar una empresa desde abajo cuesta y la queremos profesionalizar. Entonces, me gustaría aprender y entender qué hacen los que trabajan conmigo, sobre todo, en temas financieros.

Como dj trabaja de noche. ¿En qué momento duerme? Mantener una rutina es complicado. Cuando tengo una fiesta intento comer bien, descansar y tomar mucha agua durante el día para poder estar a full. A veces paso música en fiestas pero otras me toca en casamientos y son 12 horas de trabajo. Tenés que estar sanito para aguantar la toma. Si como mucho antes de ir a un casamiento, por ejemplo, me viene sueño y me cuesta aguantar todo el rato. Otro tema importante es si tomás alcohol o no.

¿Cómo lo maneja? Depende de la fiesta o del evento. Si estoy en un boliche, tomo sin ningún problema, pero en los casamientos prefiero evitarlo porque tengo otro tipo de responsabilidades. La persona se casa una vez en la vida y tengo que cuidarlo.

¿Cuál fue la experiencia más extraña que vivió como dj? En un casamiento, el mejor amigo del novio se terminó agarrando a las piñas con el hermano del novio y el suegro. Se armó tremenda pelea y fue supertriste.

Empezó pasando cumbia pero hace tiempo que cambió su estilo. ¿Le aburrió este género? Antes de estar los viernes en la terraza de Lotus pasaba cumbia, pero este va a ser el tercer año en el que digo que no paso más cachengue porque no me divierte como dj. No te permite mezclar, solo tenés que estar actualizado para saber qué se escucha. Cuando dejé de pasar esa música aproveché la terraza de Lotus para poner funky house, que es como una rama dentro de la electrónica. Tuvo un buen resultado; es un hitado, y es un rincón que me encanta. Es el lugar en el que tengo mejor energía para pasar música.

¿Cuál es la parte que más le divierte del trabajo? Lo que más me divierte es el armado de la fiesta. También es la parte más complicada porque uno tiene que tener cuidado de no pasarse con el ritmo ni el volumen. Hay que acompañar a la gente y ver cómo se van ambientando. Arrancás con la música más tranquila y la vas subiendo.

Trabajar de noche tiene sus ventajas. ¿Así conoció a su novia? Sí, nos conocimos en el boliche. Fue una excepción (risas). Estábamos ahí y nos hablamos, quedamos en contacto y al tiempo empezamos a salir. Ahora estamos viviendo juntos y con sus hijos.

Pasó música en el cumpleaños del actor uruguayo Federico Díaz en Miami. Federico me escuchó acá y me llamó para que fuera a pasar música en su cumpleaños en Miami. Allá le va muy bien porque trabaja en la televisión. Cuando fui aproveché para quedarme una semana y, después de averiguar en algunos sitios, trabajé como dj en dos lugarcitos. Fue muy divertido y son experiencias que suman.

En Instagram tiene más de 8.000 seguidores. Tiene publicaciones de su trabajo como dj y también algunas fotos familiares. ¿Cuida el contenido que sube? Sí, tengo una presencia bastante fuerte y siempre me gustó tener un perfil distinto. Hay personas que hacen cosas en su redes sociales para mantener a sus seguidores en un live feed, entonces están constantemente subiendo cosas, pero a mí no me divierte ser tan invasivo. Hay gente que contamina y yo soy al revés. Cuido la estética y lo que subo porque también me sirve para conseguir trabajos. De la misma manera que hay algunos que te llaman por tu música, otros te contactan por tus redes sociales. n

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.