Con Paola Bianco y Nacho Cardozo en el elenco

Matilda, el musical de Broadway, llega a Montevideo dirigido por Martín Inthamoussu

9min
Nº2021 - al de Mayo de 2019
Por Patricia Mántaras. Fotos: Camila Montenegro

Son las siete de la tarde y los niños piden una más. Están ensayando desde las cuatro y no se quieren ir, quieren volver a cantar Niños revoltosos. Más de 20 personas, entre niños y adultos, conforman el elenco de Matilda, el musical de Broadway basado en el libro de Roald Dahl que tendrá su puesta en escena en Montevideo entre el 29 de junio y el 7 de julio en La Trastienda. Será la cuarta obra de niños que dirija Martín Inthamoussu. Después de que dirigiera el año pasado El gato con botas en el Sodre, la productora Botón Rojo obtuvo los derechos de Matilda y le propuso ser el director general. El proyecto empezó a cobrar forma a principios del año pasado y en febrero de este año comenzaron los ensayos, que van intensificándose a medida que se acerca la fecha del estreno. El número de técnicos también  va aumentando conforme se aproxima el gran día, que será en vacaciones de julio: “Vamos a ser como 15 personas atrás del escenario para que Matilda viva”, contó Inthamoussu.

Evangelina Rodríguez interpreta a Matilda en la versión uruguaya del musical (página opuesta).
Evangelina Rodríguez interpreta a Matilda en la versión uruguaya del musical (página opuesta).

El ensamblaje. Paola Bianco fue una de las primeras en sumarse al elenco de Matilda como la señorita Miel. “Fue muy gracioso —contó el director—, porque anuncié en mis redes que iba a dirigir Matilda sin tener todavía el elenco conformado y Pao me escribió enseguida algo en broma como ‘cuando quieras hago de Matilda’. Yo le dije que había pensado en ella para ser la señorita Miel y no podía creer que le estaba hablando en serio”. Ambos eran vecinos en la infancia, iban al mismo colegio (aunque estaban en años diferentes) y tienen un vínculo de amistad de toda la vida, pero nunca habían podido trabajar juntos. “Es la primera vez y nos estamos divirtiendo muchísimo. Tenemos muchos chistes internos, del colegio o cosas que nadie más entiende”, dice el director, “Es como mágico”.

Paola Bianco es la señorita Miel en el musical.
Paola Bianco es la señorita Miel en el musical.

Paola había terminado el ciclo de Master Class (Canal 12) el año pasado y ya estaba extrañando volver a trabajar con niños. “No dudé un instante, me cerró todo: un proyecto con música y con niños; le dije a Martín que contara conmigo”, dice Paola, entusiasmada además porque por primera vez sus hijos la verán cantando y bailando sobre un escenario:  “Cuando terminó Loco de vos Martina, mi hija mayor, que tiene 12, era muy chiquita, tenía dos años, entonces no tiene muchos recuerdos; nunca me vieron trabajar en un musical, saben que lo hacía, pero nunca me vieron”. Matilda tiene además la particularidad de que sus hijos son fans de la película. “Me emociona hacer de la señorita Miel porque es un personaje muy querido y es una película que se ve en casa. Mis hijos saben de memoria algunos diálogos, están supercopados y les fascina ver cómo se prepara”.

Otro personaje para el que el director ya tenía actor seleccionado era el de la señorita Tronchatoro, que interpretará Nacho Cardozo. “Con Nacho pasó lo mismo. Siempre dijimos: vamos a hacer algo juntos y nunca lo hicimos, así que también es la primera vez que lo estoy dirigiendo. Qué regalo tan lindo poder hacer un musical tan hermoso como Matilda, con un mensaje tan lindo, y además trabajar con amigos. Es como un sueño”, cuenta Martín.

Matilda, el personaje. La etapa siguiente fue elegir al resto de los personajes, y la productora decidió hacerlo por audición. “Me pareció fantástico —dice Inthamoussu— porque por lo general no se hacen audiciones en Uruguay”. Evangelina Rodríguez fue una de las niñas que se presentó. Había participado dos años en el Carnaval de las promesas en el Teatro de Verano cantando, bailando y actuando. “Vino, la hicimos cantar y cuando empezó yo dije: 'Ya está'. Después la hicimos leer una escena y, por último, la puse a cantar con Martina (Díaz), la niña que hace el personaje de Lavender, la mejor amiga de Matilda. Ya la había elegido porque es una de las niñas que estaba en Master Class. Las puse a cantar y a hacer una escena juntas y fue magia en ese momento. Dijimos ‘listo, tenemos el elenco”, recuerda.

El director de la obra Martín Inthamoussu con la protagonista.
El director de la obra Martín Inthamoussu con la protagonista.

Evangelina, que tiene 11 años, asegura que vio la película “un millón de veces”. “Me encanta, y Matilda es una niña superinteligente, muy linda, muy tierna”, dice la protagonista de la obra. Según Inthamoussu, Evangelina es “una cosa que no es común, fuera de serie, divina actriz, baila y canta increíble. Ahora estaba emocionada porque Tinelli estaba reposteando en Facebook unos videos de ella cantando y puso ‘miren la voz de esta niña’”.

El resto de los actores también fueron complejos de elegir, porque cada personaje tiene que tener un registro de voz específico. “No es que cualquiera puede hacer cualquier rol. Paola no podría hacer Miel si no tuviera el registro de voz que se requiere en las partituras, y eso lo tenés que cuidar y te piden que lo cuides. La señorita Tronchatoro (Cardozo), que es la directora del colegio, la tiene que hacer un hombre, siempre, porque tiene que tener ese registro de voz, si no tendrías que modificar la tonalidad de todas las canciones. Es un trabajo muy difícil porque a veces un niño te puede gustar mucho, pero la voz no llega a esa tonalidad; armar todo ese puzle fue difícil”, dice el director. 

Otro personaje, que ya estaba decidido quién lo interpretaría era el de la bibliotecaria, a la que Matilda le va narrando la historia. “Lea Ben Sasson había actuado en El violinista en el tejado y me encantó. Me encanta ella, cómo canta, y me daba la bibliotecaria. La invitamos y enseguida dijo que sí”.

La puesta en escena. Según Bianco, todo el elenco de niños —que tienen entre 8 y 11 años— es una revelación. “Bailan bien, cantan bien, actúan bien, tienen disciplina. Son niños que de repente no estudiaron, que es innato, que llevan en la sangre cantar así. Las coreografías son dificilísimas, son para profesionales, y memorizarlas no es fácil”, cuenta la actriz. El director fue haciendo un trabajo progresivo con los niños: empezó a ensayar con ellos primero para que se sintieran más cómodos cuando se incorporara el elenco adulto. “Estuvo alucinante porque los grandes nos fuimos uniendo de a poco, y para ellos estuvo buenísimo porque cuando llegamos los actores profesionales ellos ya gran parte de la letra la tenían”, dice Bianco, y hace énfasis en el trabajo del director: “De todos los directores aprendés, pero nunca había trabajado con un director tan suave como es Martín. Jamás levanta la voz, todo te lo explica de una manera muy amorosa”. Eso sentó las bases para una armonía en el clima de los ensayos. “Estamos contentos de trabajar juntos. Es un placer ir a ensayar. Aunque ha sido un trabajo muy intenso, nosotros decimos que queremos más ensayos, y van a ir aumentando al acercarse la fecha”. 

Evangelina también los está disfrutando. “Me estoy re divirtiendo, creo que todos los niños en general nos estamos re divirtiendo. Y el director es muy pacífico, si te equivocás no pasa nada, te lo vuelve a marcar, no hay estrés. Está todo bien y así es con todos”, cuenta la niña.

Hay días en que se ensaya más el canto y otros días están más dedicados al baile o la actuación. “Los días en que hay solamente canto está Martín Angiolini, que hace toda la parte vocal, entonces hacen todas las canciones. Después están Christian Moyano y Gustavo Pérez, que son los coreógrafos, y después está el trabajo de la puesta en escena, la dirección general, que la hago yo”. Ese trabajo de ir uniendo las piezas es del director, que está a la cabeza, en este caso, de un equipo técnico grande, que cuenta además con dos asistentes de dirección y cuatro personas en vestuario.

Del elenco: Juan Pablo Muscarelli, Clara Bais y Guillermina Arbilla.
Del elenco: Juan Pablo Muscarelli, Clara Bais y Guillermina Arbilla.

La ilusión. “Estoy muy feliz de protagonizar Matilda, el musical, me genera mucha emoción”, cuenta Evangelina. “Me imagino el día del estreno: muy lleno, que va a venir mucha gente, que va a estar hermoso. Creo que todos nos imaginamos un día mágico”. 

Si bien la obra se estrena en vacaciones de julio, es un espectáculo pensado para que también disfruten los mayores. “Primero, porque también habla de una generación: mi generación vio Matilda, vieron la peli, se acuerdan de Danny DeVito. Si bien el libro de Roald Dahl tiene otras cosas que en la peli no están y en el musical sí —porque el musical no se basa en la película sino en el libro original—, la historia es la misma. Hay un montón de cosas que dice Matilda que te conmueven, conmueven a un adulto”, dice el director. Pensando en ellos habrá algunos días con doble función, una  a las 15.30 y otra a las 20, “para que los adultos que están trabajando en el día puedan ir a ver Matilda más tarde”.

Sobre la historia, la protagonista cuenta que aunque le da un poco de tristeza, “porque los padres no le prestan mucha atención, y ella más o menos se educa a ella misma leyendo libros”, lo que más le gusta es que “tiene un final feliz”.

Londres, Broadway y Hollywood

Matilda, el musical, debutó en Londres en 2010 y en Broadway en 2012. Basada en la novela infantil homónima de Roald Dahl de 1988, narra la historia de una niña demasiado madura e inteligente con unos padres bastante ignorantes y malvados, que no entienden el interés de su hija por leer, se niegan a comprarle libros y la incentivan a mirar televisión y la maltratan. En la escuela, dirigida también por una mujer perversa, la señorita Tronchatoro, Matilda descubre que tiene la capacidad de mover objetos con su mente. Además de su amiga Lavender, su principal aliada en la escuela es la dulce señorita Miel.

La pieza teatral, que recibió en 2012 siete Olivier Awards (que premian lo mejor de la escena londinense) y al año siguiente cinco premios Tony, tuvo como antecedente en 1996 una película, dirigida por Danny DeVito y con la entonces pequeña actriz Mara Wilson como Matilda. Con el paso de los años la cinta se ha convertido en un clásico infantil.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.