Milagros Schupp y Sebastián Mera

MIRADOR / CASAMIENTO

Mera - Schupp

2min
Nº2021 - al de Mayo de 2019

El 18 de mayo es un día especial para Milagros Schupp y Sebastián Mera. No solo es el día del cumpleaños de ella, sino que también fue el día en que Sebastián le propuso matrimonio y el día en que se casaron. Hace 11 años que están juntos y más allá de todo lo vivido, la decisión que tomaron de contraer matrimonio en la parroquia San José de la Montaña los marcará el resto de sus vidas.  El coro de la parroquia recibió a la novia, que entró del brazo de su padre Marcelo Schupp. En el altar la esperaban su futuro esposo, Sebastián Mera, sus suegros, Lilyan Callander y Daniel Mera, y su madre, Ana Inés Escardó. Luego de escuchar al coro, la prima de la novia Chiara Viola hizo la lectura del Capítulo 13 de la Carta de San Pablo a los corintios. El sacerdote que ofició la ceremonia fue Jorge Presentado y los primos de la novia, Pilar y Juan Cruz Salaberry, entregaron los anillos.

La novia se vistió con Clara Laborde, que eligió para ella un tul de seda con una caída armoniosa. Trabajó directamente sobre su cuerpo, cortando y aplicando la tela y creando así drapeados y superposiciones. Para la parte inferior armó una sobrefalda de tul que cumplía la función de cubrir una base de paillettes en color plata que con el movimiento le daba mucha luz al vestido. El tocado en tonos plata de Isabel Navarro complementó el look. Se peinó con Las Escardó y se maquilló con María José Pena. Además, llevó un rosario que, cuando era chica, su madre le compró en el Vaticano para el día que se casara.

Luego de la ceremonia, los invitados se trasladaron a la fiesta en Villa Domus. El lugar estaba ambientado por Dos Huellas, que, con la idea de aprovechar el otoño, usaron hojas de palma y ramilletes secos naturales para decorarlo. También usaron lino, almohadones en los livings, guías de lucecitas junto con velas, y para complementar esa luz y dar más calidez utilizaron pantallas de cardo. El catering era de Marian Caviglia y Delfi Schupp Lab sirvió chocolates hechos especialmente para el casamiento de su hermana.

La madre de la novia dijo a galería que “fue una ceremonia muy emotiva” y que “la fiesta estuvo de locos”, porque bailaron hasta pasadas las siete de la mañana. Ahora los novios están disfrutando de su luna de miel en las Bahamas y Nueva York. 

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.