“M’hijo el dotor”, sí, pero empleado público

2min 3 2
Nº1998 - al de Diciembre de 2018
por Guillermo Sicardi

La frase “M’hijo el dotor” resume el aspiracional de los humildes de principios del siglo XX, que veían en la educación universitaria el ascensor social y económico para sus hijos. Ese Uruguay está casi hundido por la cultura pobrista y el mal llamado progresismo.

De acuerdo con la última encuesta sobre el Perfil del Estudiante Universitario, realizada por Pro Universitarios y Grupo Radar, el 56% de los alumnos de la Universidad de la República prefieren ser empleados antes que emprendedores. Y si son empleados públicos, mejor.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.