Infantino, los mandatarios y el titular de Conmebol, al lanzar la candidatura en la Casa Rosada. Foto: Presidencia argentina.

Mundial 2030: empresarios apuran una consultoría para sustentar la candidatura e impulsan idea del puente Colonia-Buenos Aires

6min 1
Nº1940 - al de Octubre de 2017

El del 2030 será un Mundial con 48 selecciones de fútbol que requerirá, como mínimo, 12 estadios con capacidad para albergar al menos 40.000 espectadores (el doble donde se juegue la final), 72 centros de entrenamiento para los equipos, 70.000 plazas de hotel, buenos aeropuertos, entre otros servicios. Para el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, lo que va a determinar si esa Copa se disputará en Argentina, Uruguay y Paraguay no es el argumento del centenario del primer campeonato jugado en Montevideo, sino “quién puede cumplir con los criterios técnicos” para la organización, dijo el domingo 8 en La Nación de Buenos Aires.

Antes de esa entrevista, Infantino se había reunido en la Casa Rosada con los presidentes Mauricio Macri (Argentina), Tabaré Vázquez (Uruguay) y Horacio Cartes (Paraguay), además de los titulares de las asociaciones de fútbol de los tres países. De allí surgió el anuncio de la conformación de una comisión trinacional que elaborará la postulación para coorganizar el Mundial de 2030, que se formalizaría en 2022.

Vázquez toma el proyecto como un asunto prioritario pensando en que será una oportunidad para mejorar el posicionamiento de Uruguay en el mundo. Llevarlo a la práctica supone un desafío para la infraestructura deportiva, urbana, logística y de servicios, además de financiera para un país que gasta más de lo que tiene.

Un grupo de empresarios rioplatenses vienen empujando detrás del proyecto; en no más de un año tendría que estar pronta una consultoría para planificar seriamente la candidatura: “Si no, estamos quietos”, dijo a Búsqueda Orlando Dovat, uno de ellos.

“Causa común”

Por ahora no se conocen números acerca de costos y de posibles impactos económicos de la postulación.

El último evento deportivo internacional de relevancia efectuado en Uruguay fue la Copa América de 1995, que disputaron 12 combinados nacionales en cuatro sedes (Montevideo, Maldonado, Paysandú y Rivera). Un Mundial encierra otra escala de negocios.

Daniel García, socio de la consultora PwC Uruguay, aseguró a Búsqueda que los impactos positivos de una Copa del Mundo deben ser considerados de forma “integral, incluyendo efectos sobre la economía, el comercio exterior, la competitividad, la disponibilidad y calidad de las infraestructuras, el empleo, la pobreza, la equidad, el turismo, la cultura, así como la imagen y reputación internacional de los países organizadores”. Respecto al comercio, por ejemplo, recordó que existen estudios basados en el análisis de más de 10 megaeventos deportivos que estiman un aumento permanente del intercambio exterior del país organizador en más de 20%.

Sin perjuicio del “amplio abanico de externalidades positivas” asociadas a la organización de un Mundial, también deben ser igualmente considerados y mitigados los riesgos en endeudamiento fiscal, de sobreinversión y de sostenibilidad de las infraestructuras, por ejemplo, observó.

“En la etapa en la que estamos hay que empezar por dimensionar y planificar” de manera coordinada en los tres países, afirmó. Ese proceso, dijo, debe enfocarse en el análisis de las necesidades de infraestructura (transporte, energía, hotelería, comunicaciones, salud); la definición del esquema institucional-organizacional tripartito responsable de la ejecución del plan; la implementación de un “plan maestro 2030” alineado con los proyectos nacionales de desarrollo de largo plazo, y la determinación de un “plan de legado” frente a lo que queda después del Mundial en un sentido positivo (los beneficios tangibles e intangibles para los países organizadores) y eventualmente negativo, como los riesgos de sobreinversión en infraestructura.

El grupo Iniciativa 2030 que integra Dovat, accionista de Zonamerica, también tiene la postura de que ya es tiempo de empezar a hacer estudios serios para sustentar la postulación. “Es fundamental tomar la experiencia de los últimos mundiales y trabajar de manera ordenada, y no payada. Cuáles son las experiencias malas para no repetirlas. Tener una fotografía de lo que hay en los tres países en términos de infraestructura y lo que tendría que haber hacia 2030”, enumeró.

Los empresarios entienden que en un plazo máximo de un mes y medio se deberían tener claros los términos de condiciones para, enseguida, hacer un llamado internacional para una consultoría que siente las bases de la candidatura mundialista. “Si no, estamos quietos. Vamos a seguir tanteando y perdiendo entusiasmo. Y después pasa lo que pasa en todos los mundiales: viene la corrida, no se llega con nada a tiempo. Hay que acelerar mucho ahora”, subrayó Dovat. “Son enormes los pasos que hay que dar”, añadió el empresario.

Iniciativa 2030 es presidida por el argentino Alberto García Carmona, integrante de la cadena de hoteles Dazzler-Esplendor. El grupo ve el Mundial de 2030 como una “gran oportunidad” para llevar adelante una “causa común” en “beneficio del país”, dijo Dovat. “El fútbol es lo único que mueve en forma unánime a los uruguayos, sin importar si son blancos, colorados o frenteamplistas”, alegó.

Dovat mencionó la construcción del puente Colonia-Buenos Aires como una idea a retomar asociada a la candidatura. Más aún, cree que el Mundial se debe “utilizar como excusa, como causa nacional”, y poner esa obra como “elemento fundamental en lo que hace a la afluencia de turismo”. Habló de una inversión de entre uno y dos mil millones de dólares. “Es una obra necesaria que daría un cambio necesario a Colonia y al resto del país. También habría que mejorar la Ruta 1, la Interbalnearia y quizás pensar en una hipotenusa que una Colonia con Punta del Este”, sostuvo.

Todo esto debe hacerse con gran transparencia, planteó. “(Los empresarios) Vamos a tener una función importante, que es la de control. Que los procesos se hagan de manera ordenada, limpia. Y contrariamente a lo que se cree, que se busca una ventaja, nadie está pensando en hacer un negocio con el Mundial sino en el bien del país”, acotó.

Fortalezas y déficit

“Uruguay está en condiciones de recibir una llave y la final del campeonato del mundo esa es nuestra expectativa. Argentina quiere que asumamos alguna responsabilidad más, pero eso habrá que verlo y evaluarlo”, dijo el secretario Nacional de Deporte, Fernando Cáceres, en el semanario Brecha del viernes 6.

“Tenemos fortalezas en materia logística, pero un déficit en infraestructura deportiva, porque las instalaciones son insuficientes, están mal distribuidas y son obsoletas”, reconoció.

Afirmó que se piensa que el Centenario albergue el partido inaugural o la final. Se precisaría un estadio “en buen estado y acorde con las necesidades de estos eventos, además de instalaciones complementarias sin que se transforme en un “elefante blanco” después del eventual Mundial de 2030, acotó. Recordó que en recientes acontecimientos deportivos internacionales se optó por incrementar la capacidad con estructuras livianas, desmontables después de las competencias.

“Las inversiones de los grandes eventos tienen que ir de la mano de la sustentabilidad, porque los que no toman decisiones en ese sentido fracasan, como en el caso de Brasil”, afirmó el jerarca. Se estima que cinco de los 12 estadios construidos en ese país para la Copa del Mundo de 2014 son “elefantes blancos” vacíos o subutilizados, que generan un costo cercano a los US$ 10 millones anuales para el Estado brasileño. En Sudáfrica fueron derrumbados algunos estadios construidos para el Mundial de 2010.

Para la eventual adecuación del Estadio Centenario, un grupo de especialistas presentará una propuesta de remodelación y gestión al equipo de trabajo conformado por la Intendencia de Montevideo, la comisión administradora del Estadio y la Secretaría Nacional de Deporte. Cáceres aseguró que hay inversores interesados en financiar, construir y en gestionar el escenario deportivo. Se trata de una inversión “importante”, pero el monto final dependerá de si el dinero lo aportan privados o solo el Estado, y si está asociada a negocios dentro del Estadio o en sus alrededores, acotó.

Para determinar qué otros estadios se precisarían se deberá esperar a que se sepa si las llaves serán de cuatro o seis selecciones. A priori, dado que cuentan con cierta estructura de hotelería y servicios, Colonia y Maldonado parecen ser candidatas para actuar como sedes.

El arquitecto Juan Andrés Hernando, diseñador de la Villa Olímpica de Barcelona 1992 que llegó al país para asesorar a la Intendencia de Canelones en el uso de espacios públicos, dijo el viernes 6 en Radio Uruguay que se debe pensar en cómo hacer autofinanciables los estadios y sus servicios después de acondicionarlos para un gran evento deportivo. “Si no gestionas, el edificio se va a caer”, señaló. Agregó que con el Mundial de Brasil hubo “un error de planteamiento; eso es lo que no debe ocurrir”.

El director de Deporte reconoció que, de cara a la candidatura para la Copa del Mundo de 2030, los costos de las obras no están claros. “No es por falta de trabajo o desidia, es porque estamos en un momento en el que no podemos establecer con claridad esos montos; la información va a ser más firme cuando abramos la presentación de proyectos”.

“El monto de inversión requerida para la organización y el desarrollo de la infraestructura de una Copa del Mundo es altamente variable dependiendo de diversos factores”, dijo García, de PwC. “En cualquier caso, será necesario complementar y coordinar los planes y proyectos de inversión pública (nacional, binacional), inversión público-privada y privada en los tres países”, añadió.

Observó que la experiencia internacional muestra que aun cuando la candidatura no sea exitosa, el proceso formal de preparar una postulación de este tipo tiene un fuerte “impacto positivo en los países o ciudades”, puesto que “obliga a acelerar y ejecutar una serie de decisiones relacionadas con procesos de planificación y transformaciones de gran escala a largo plazo en infraestructura, en lo organizacional, económico, deportivo, etcétera”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.