Jimena Pérez y Luis Martínez. Foto: Carlos Dossena

Labio de liebre: la guerra, entre el drama y la comedia

Ningún descansar en paz

3min
Nº1977 - al de Julio de 2018
Javier Alfonso

Los temas siguen siendo los mismos. No hace falta nombrarlos. Algunos dicen que los griegos agotaron todos los recursos, el alfa y omega; otros que Shakespeare, con la constelación de contradicciones y pasiones que pueblan sus relatos, inventó al ser humano. La guerra ha sido y seguirá siendo uno de esos grandes asuntos. Estamos frente a frente con un criminal de guerra recluido en una casa. Es el responsable de cientos de muertes. Miles, quizá. No sabemos exactamente cuántas. Ha sido benévolamente condenado a unos pocos años de destierro en un país lejano, con una tobillera.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.