Por aquella luz

3min 21
Nº2066 - al de Abril de 2020
por Antonio Pippo

Si apelara a una metáfora, Gardel sería la institucionalidad del tango, como si representase su mismísima Constitución. A tal punto que está más allá de aquellos bizantinos debates que sobreviven acerca de su lugar de nacimiento.

Su voz sigue portando el honor de hacerlo el mejor cantor popular rioplatense de todos los tiempos, pese a que habrá, claro, una minoría negadora y la mayoría tal vez desbordada de entusiasmo de quienes extiendan exageradamente su influencia geográfica.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.