Pamela Formas y Martín Olascoaga fundaron DestinOriente, una agencia de viajes que explora países como India, Nepal y Filipinas, evitando las rutas turísticas establecidas

Por caminos inexplorados

5min 4
Nº1985 - al de Septiembre de 2018

La chilena Pamela Formas y el uruguayo Martín Olascoaga se encontraban de viaje en India. Las vacaciones, a diferencia de los viajes, tienen un comienzo y un final, una programación a seguir y prima el tiempo por sobre cualquier otra medida de cambio. Ambos estaban en una playa de Goa, bañándose en el mar Arábico. Allí se conocieron. Ella comenzó su travesía para profundizar sus conocimientos como profesora de yoga y él estaba trabajando en Australia para hacer dinero e ir detrás de las olas. Así comenzaron a viajar juntos por India, Indonesia, Nepal, Sri Lanka, Filipinas, Holanda, España, Hungría o cualquier otro destino que les permitiera trabajar y continuar el recorrido sin fin.

Por una sucesión de eventos desafortunados, ambos se vieron frente a una disyuntiva respecto a continuar viajando, es decir, sobre su estilo de vida. Regresar a sus países de origen y encarar las ocho horas no estaba en sus planes. Ambos decidieron abarrotar sus valijas de ropa en India con sus últimos ahorros, aproximadamente tres mil dólares, y venderla en sus países. Comenzaron en diciembre de 2015 en Chile y siguieron en Uruguay. Lo hacían en ferias navideñas y a través del boca a boca. En paralelo, los amigos de Martín iban día tras día a visitarlos para saber más sobre sus experiencias en aquel eterno viaje. “Les contábamos las historias y les mostrábamos fotos. Se interesaban por conocer lo que vivimos. Venían a reunirse en círculos para escucharnos por horas. Eso fue lo que nos impulsó a volver con gente, con grupos, para mostrarles los países como nosotros los conocimos”, dice Olascoaga.

Así crearon DestinOriente, una agencia de viajes distinta, dirigida por ambos, que organiza viajes grupales a India, Nepal y Bali. “Cuando uno viaja mucho, sobre todo por Asia, y con una agencia tradicional, hay una ruta turística delimitada. Es como si vinieras a Uruguay y te llevasen por Montevideo, Punta del Este y Colonia. Sin embargo, con amigos generalmente no se va a Punta del Este, sino a Cabo Polonio o Punta del Diablo. Esa es nuestra experiencia. Ir por fuera de la ruta turística, por pueblos y ciudades pequeños donde los lugareños no están acostumbrados a ver extranjeros y son superamables porque el turista convencional no los visita”, dice Formas. “Los llevábamos a casas antiguas, grandes, de familias, que funcionan como hoteles. En cada pueblo sabemos dónde nos podemos quedar, conocemos a los lugareños, nos hospedan en sus casas. Antes de establecer cada destino, nosotros hemos vivido en el lugar al menos cuatro meses. Cuando llegamos nos dan la bienvenida porque ya nos conocen. El viaje está apuntado a conocer personas en aldeas, escuelitas, ferias”, asegura Olascoaga. “No tenemos guías locales; cada pueblo al que vamos lo conocemos bien y nos preocupamos por estudiarlo. Eso nos permite ser autónomos, ser guías y parte del grupo durante todo el viaje”.

Aunque DestinOriente nació en Uruguay y la mayoría de los viajeros son de este origen, también chilenos forman parte de los grupos. Pamela y Martín viajan durante casi 11 meses al año y dedican uno para realizar charlas con los interesados. “Para nosotros es un requisito conocer personalmente a la persona antes de partir. Cada uno que se suma al grupo le dedica suma importancia al viaje. Algunos gastan ahorros de muchos años, invierten tiempo e intentan cumplir un sueño. Ellos confían en nosotros para hacerlo. Por eso, es muy importante para nosotros cómo se forma el grupo: compartimos mucho y se genera una relación”, dice este experimentado viajero, que asesora con las vacunas necesarias, la visa, el seguro de viaje o la lista de equipaje.

El costo de los viajes depende de la duración, pero las tres semanas rondan los 3.000 dólares. Eso incluye alojamientos, desayunos y traslados (vuelos internos o internacionales y transporte local). En la página web (destinoriente.com) y en las redes sociales se pueden ver los viajes disponibles, las fechas, los costos y reservar el cupo. Aunque los grupos varían dependiendo del viaje, los organizadores destacan que la mayoría son mujeres. “Las mujeres, sobre todo entre 30 y 40 años, quieren viajar solas e ir a lugares diferentes. Pero a estos países, sobre todo a India, no se atreven a ir solas y buscan un grupo de viaje diferente que les permita moverse libremente”, cuenta Formas.

Los responsables de DestinOriente aseguran que con los viajes ganan lo suficiente como para seguir conociendo nuevos lugares. “Ahora estamos más motivados con los viajes, miramos constantemente lugares para quedarnos y llevar gente. Las personas tienen muchas preguntas y nosotros estamos para eso. A la gente que se arrima con ganas de ir, nosotros la motivamos y le damos ánimos para que se quede tranquila de que nos encargamos de todo, de que va a vivir una experiencia diferente”, asegura Olascoaga.

Ambos aseguran que no es un tour, es un viaje. “Disfrutamos de cada momento. No hay un itinerario marcado de cada hora y cada día. Estamos del otro lado del mundo, en una sociedad diferente, y cada uno se puede tomar el tiempo que necesite para absorberlo. Es lo que a nosotros nos gusta. La ida no es conocer 15 destinos en 15 días. Nosotros no vamos a cambiar el mundo, pero por un momento cambiamos la realidad de una familia. El rédito económico que nos da a nosotros es la posibilidad de seguir viajando”, sentenció Formas.

Rutas a explorar

A través del tiempo: octubre de 2018, 16 días en destino. Un viaje a la India pasando por Delhi, Agra, Varanasi, Udaipur y Pushkar. Luego el grupo viaja a Nepal, al valle de Katmandú y a aldeas ubicadas en los pre-Himalayas.

India al descubierto: marzo de 2019, 20 días en destino. En el norte de India se visitará Delhi, Rishikesh, Agra, Pushkar y Varanasi, y en el sur, en el estado de Kerala, primero pasarán por la antigua colonia portuguesa Cochín y luego por la playa de Varkala.

Desafío Mt. Everest: marzo de 2019, 18 días en destino. Implica un trekking hacia el campamento base del monte Everest. El grupo cruza los Himalayas durmiendo en aldeas solo accesibles a través de caminatas, para vivir la cultura sherpa-tibetana.

India & Bali: abril de 2019, 22 días en destino. Está dividido en dos partes: la primera por el norte de India, Delhi, Rishikesh, Amritsar, Dharamsala (el pequeño Tíbet), Agra y Varanasi. Luego, continúa por la isla de Bali en Indonesia.

Indonesia & Filipinas: mayo de 2019, 22 días en destino. Se recorren las playas  Ubud, Padangbai, Gili Air, Nusa Lembongan, Nusa Penida, Corón.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.