De St. Andrew’s School: Inés Linn, la directora general Magdalena Segredo, Ana Hunt y María Magdalena Sienra.

MIRADOR / Reunión

Primer encuentro de exalumnos del St. Andrew's School

2min
Nº2016 - al de Abril de 2019
Fotos: Manuela Amengual

La calle Cavia en Pocitos, donde se ubican distintos centros educativos, estaba más transitada de lo habitual el martes 2 sobre las 18 horas, cuando daba comienzo el primer encuentro de exalumnos del St. Andrew´s School. El Ex-pupils Get-Together 2019 convocó a egresados mayores de 18 años a la sede del colegio para disfrutar juntos de una noche pensada para revivir el sentido de pertenencia y de amistad inculcado a los alumnos durante sus años de formación. Cuatrocientos egresados asistieron esa tarde a reencontrarse con sus compañeros, maestros y tradiciones en un colegio que los recibió con una exposición de fotos en la que estaban representadas cada una de las generaciones de graduados.

La institución, con más de 50 años de historia, fue fundada en 1963 por la maestra escocesa Agnes Nery junto a Margaret y Sylvia Towers y Fay Crocker. Nery, que fue la primera directora de la institución, tenía gran experiencia en el exterior y el objetivo de alcanzar los máximos estándares de educación. El espíritu del colegio, tal como está definido en su página web, “es enseñar valores de respeto, responsabilidad, modales, participación, compromiso y a diferenciar lo correcto de lo incorrecto desde muy chiquitos”. Otro punto importante es el aprendizaje del idioma inglés y la cultura, historia y tradiciones británicas. 

Entre música de gaitas, bailes escoceses y discursos de la exdirectora Ana Hunt y la directora general Magdalena Segredo, se celebró un brindis con todos los exalumnos, que no paraban de rememorar los años compartidos en St. Andrew´s School. Dos exalumnos, los hermanos Pilar y Nicolás Etcheverry, cantaron canciones de reconocidos intérpretes británicos de distintas épocas en una noche de emoción y reencuentros.

Al final de la velada, que se extendió una hora más de lo previsto porque los invitados se encontraban muy a gusto, se sortearon algunos premios y se entregó a cada uno de los asistentes calcomanías del colegio y un llavero como souvenir de la primera reunión de exalumnos. Todo el dinero recaudado con las entradas vendidas se donó a la Fundación Pérez Scremini, que trabaja por la cura del cáncer infantil en Uruguay.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.