Diego Godín y Sofía Herrera se casan en Jacksonville el 26 de diciembre; el menú es de Jorge Oyenard y actuarán Agarrate Catalina y No Te Va Gustar

Se nos casa el Faraón

6min 1
Nº1998 - al de Diciembre de 2018

El capitán de la selección uruguaya y del Atlético de Madrid, Diego Godín, y la hija del exjugador de Peñarol José Pepe Herrera, Sofía, se conocieron en enero de 2011 en España. Después de terminar sus estudios en la Scuola Italiana de Montevideo, ella viajó a Europa con sus amigas del colegio. En Barcelona, las ganas de ver el clásico del fútbol español la llevaron a conocer a Diego, contó a galería. Ese encuentro fue el comienzo de una relación que luego derivó en noviazgo y, en julio de este año, en el casamiento por civil en Uruguay. La familia más cercana y los amigos de toda la vida de la pareja fueron protagonistas de su unión el sábado 21 de julio en la casa de los padres de Sofía, José Pepe Herrera y Elena Casanova, en Canelones. En estos meses, Godín (32), ese niño reservado que nadaba en el arroyo Colla y jugaba en Estudiantes de Rosario, dijo más de una vez que el “amor influye mucho” en la vida de cualquier persona, pero aún más en la de un futbolista.

Llevar una vida ordenada y cultivar el bajo perfil han sido fundamentales para la carrera del Faraón. En las últimas semanas, sin embargo, la calma habitual de su rutina cambió. Radicados en Madrid, Sofía (25) se encarga de los preparativos del casamiento religioso con la ayuda de la wedding planner Cecilia Ericksson, la esposa sueca del exfutbolista Sebastián Eguren e íntima amiga suya. Consultada por galería, la especialista en decoración y organización de eventos —con experiencia en Europa y América— prefirió no adelantar detalles de la boda. Incluso, los responsables de los servicios contratados tuvieron que firmar un contrato de confidencialidad con multa con el objetivo de preservar la intimidad de la celebración.

Los preparativos

Hace dos meses, los invitados, entre los que se encuentran familiares, amigos de la infancia, diplomáticos, modelos, futbolistas orientales y hasta el carismático jugador francés Antoine Griezmann, recibieron el save the date. El anuncio ya revelaba la fecha de la ceremonia, sobre todo para que quienes vienen desde el exterior reservaran el día. Luego llegó la invitación, en color bordeaux y con letras en dorado: la cita es el miércoles 26 de diciembre en Jacksonville; en el reverso había un mapa detallando el camino. En una bolsa colorada con las iniciales D y S enlazadas se incluyen las pulseras de acceso en distintos tonos, según se trate de niños o adultos. El dato más curioso es que los rostros de sus perros —las labradoras Anka y Kita— aparecen grabados en la cara interna del sobre, con la misma figura que Sofía tiene tatuada en su muñeca desde junio del año pasado. Pero hay más: otra tarjeta expone el deseo de la pareja de destinar los regalos recibidos al CTI Neonatal del Hospital Pereira Rossell para ayudar a los bebés prematuros de Uruguay.

La novia tiene previsto llegar a Montevideo el jueves 20 para ultimar detalles. El vestido que trae desde Europa lo pondrá a punto la modista uruguaya Analía Echeverrigaray, la misma que confeccionó la blusa que usó en la ceremonia civil. Habrá un segundo traje, creación del diseñador Pablo Suárez, quien también viste a las madrinas (Elena Casanova e Iris Leal) y a Lucía Godín, la hermana del novio. El maquillaje natural que realizó Marti Cruz Make Up para el civil se repetirá en esta ocasión. La novia se vestirá en Sofitel Montevideo Casino Hotel & Spa, en una de las suites de estilo francés frente a la rambla de Carrasco. La acompañarán sus amigas más cercanas y Mateo Boffano, quien con su equipo estará a cargo de la fotografía y el video del casamiento.

Mientras tanto, el capitán del Atlético volará en la víspera de Navidad después del partido del sábado 22 contra el RCD Espanyol. Luis Muto, el sastre de la selección celeste, conoce de memoria las medidas y los gustos del capitán. Sin embargo, en esta oportunidad solo se encargará de los smokings de los padrinos (Julio Godín y José Herrera) y de Claudio, el hermano de Sofía. El traje del mejor zaguero del mundo vendrá de España.

Una de las grandes ventajas de la locación del casamiento es que tanto la iglesia como el salón de fiestas y el hotel están en el mismo predio. Las 48 habitaciones del Regency Park Hotel & Spa, el 4 estrellas de Jacksonville, estarán ocupadas por Diego y sus amigos que llegan del exterior. La pareja pasará la noche de bodas en la suite presidencial de 70 metros y con ventanal a la piscina. El spa, la sala de juegos para adultos y niños, el gimnasio, el hidromasajes, las piscinas y las cabalgatas estarán disponibles para todos los huéspedes del casamiento Godín-Herrera. Al mediodía siguiente, se ofrecerá un gran asado al aire libre.

La fiesta

El miércoles cerca de las siete de la tarde la capilla San José de Manga estará pronta para recibir a la pareja. El novio esperará a la novia en el altar de esta iglesia que fue terminada en la primera década del siglo XX por la congregación salesiana. Los invitados disfrutarán la espera en la nave central, rodeados por pinturas del italiano Lino Dinetto y 11 vitrales incorporados en 2009. El camino de palmeras se iluminará para la llegada de los invitados, muchos de los que también asistirán tres días después al casamiento del golero celeste Martín Campaña y Valentina Viera, en La Hacienda. El protocolo nupcial dicta que no se debería repetir el vestuario, así que los invitados deberían usar trajes distintos o evitar los estampados y diseños llamativos.

Uno de los invitados a ambas fiestas es Sebastián Loco Abreu. El jugador, actualmente en Deportes Magallanes de Chile, llevará traje gris y camisa blanca, con cinturón y zapatos marrones. A pocas semanas de la fiesta, el número 13 de la Selección contó a galería que todavía tiene dudas sobre qué corbata llevará.

El dress code de las amigas del colegio de Sofía todavía no está definido. Seguramente serán vestidos largos, como cuando se casó la primera integrante del grupo, Florencia Urroz.

Después de la ceremonia religiosa, los invitados se trasladarán por los jardines hasta el casco histórico que resguarda la plaza Jacksonville. El antiguo patio de la Escuela Agrícola Jackson, coronado por una fuente, será iluminado con arañas, generando un clima elegante e íntimo a la vez.

Esta vez, el cocinero de la selección uruguaya Aldo Cauteruccio no será el encargado contemplar los gustos culinarios de los invitados, sino que la responsabilidad recaerá en Jorge Oyenard. Al frente de un equipo que se especializa en una “cocina con alma”, Oyenard presentará una propuesta original de acuerdo con las peticiones de la pareja.

Respecto a la música, el plato fuerte de la celebración serán las presentaciones de la premiada murga Agarrate Catalina y la banda de rock No Te Va Gustar. En la pista no faltará Cielo de un solo color, la canción que se transformó en himno de la Selección en el Mundial de Rusia. Allí, seguramente se mezclen los recuerdos de los goles de cabeza del capitán y la alegría por la pareja unida por el fútbol.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.