Foto: Javier Calvelo / adhocFotos

Los dirigentes evaluaron otros escenarios electorales posibles y acordaron volver a hablar en los próximos meses

Verónica Alonso planteó a Larrañaga que ella sea la precandidata presidencial del sector y que él encabece la lista al Senado

4min 6 1
Nº1953 - al de Enero de 2018
escribe Federico Castillo

Si algo no se puede decir del senador blanco Jorge Larrañaga es que haya arrancado el verano con poca actividad. Desde los primeros días del año que mantiene reuniones, de esas intensas, discutidas, con distintos dirigentes de su sector, Alianza Nacional. Para Larrañaga, el 2018 es año de definiciones y así se lo está haciendo saber a cada uno de sus cuadros políticos. Tras una reunión en la segunda semana de enero con el grupo de los intendentes electos por su sector —pero que evalúan crear otro espacio wilsonista con un candidato propio—, Larrañaga se reunió el martes 16 con todos sus legisladores y tuvo ayer miércoles un encuentro mano a mano con la senadora Verónica Alonso, que también ha expresado su intención de impulsar una tercera vía dentro del Partido Nacional.

La reunión con Alonso fue la que más derivaciones puede tener en el mapa electoral. Según pudo saber Búsqueda, la reunión la pidió Larrañaga para calibrar el apoyo que tendría de Alonso de cara a las próximas elecciones internas en junio de 2019. Si bien la senadora ha manifestado su intención de liderar una nueva corriente blanca, aún no ha hecho pública la decisión de ser una posible precandidata. Sin embargo, durante este intercambio con Larrañaga, se analizaron distintos escenarios y uno de ellos fue que Alonso fuera la candidata del sector y Larrañaga el primero en la lista al Senado. Esa fue una de las propuestas que dejó Alonso arriba de la mesa, confiaron fuentes políticas a Búsqueda. La respuesta del senador a este planteo fue que él “está fuerte” y “se tiene fe”. Que siente que puede liderar el espacio wilsonista con el apoyo de los intendentes y de los que se quieran sumar. Lo que se acordó es que ambas partes “volverán a hablar”, sobre este tema, agregaron las fuentes. La sensación que quedó tras la reunión es que en el correr de las meses “será la realidad la que mande”, dijo un informante. A última hora de la noche, fuentes del entorno de Larrañaga se comunicaron con Búsqueda para decir que ese planteo no existió y que el único “precandidato sigue siendo él”. No obstante, los informantes de Búsqueda ratificaron que el asunto fue analizado como uno de los escenarios posibles.

Alonso, que ha mantenido contacto con los asesores estratégicos del presidente argentino Mauricio Macri y la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dijo el año pasado en una entrevista con Búsqueda que el tercer espacio dentro de los blancos es “un hecho”, que busca “ayudar a crecer al partido, y que más allá de las precandidaturas que existen se necesita otra”.

Agenda común.

Un día antes del encuentro con Alonso, Larrañaga reunió a sus legisladores en el Parador Bella Vista, sobre la ruta 10. Allí analizaron la realidad nacional y partidaria, dijeron a Búsqueda participantes en la actividad.

En esa instancia se consideró la propuesta de Larrañaga de que el Partido Nacional comience un trabajo de coordinación programática con otros partidos. La idea, dijeron las fuentes, fue bien recibida por los legisladores, por lo que resolvieron impulsarla en el seno del Directorio blanco. Larrañaga le envió ayer miércoles una nota al Directorio con la propuesta para construir una agenda común. El planteo del senador es que el partido armonice unos seis o siete temas clave y con ellos se aglutine al resto de las oposiciones.

En el documento, dirigido al presidente del organismo, Luis Alberto Heber, Larrañaga repasa sus reuniones con los líderes de otros partidos. “Hemos venido sosteniendo una serie de contactos con referentes políticos y sociales buscando determinar si existe voluntad de acuerdos en puntos clave para una agenda de cambios que el país necesita”, escribió. También expuso que el Partido Nacional “debe jugar un rol protagónico en procura de esos acuerdos”.

Dijo que al ser la “principal fuerza que promueve el cambio —pero no la única—” se debe ambientar “un gran proyecto alternativo y superador, que armonice las identidades y matices entre las oposiciones sobre la base de una Agenda Para el Progreso (APP), una conciliación programática que luego permita conformar mayorías parlamentarias para un próximo gobierno”. Esta es una idea en la que Larrañaga viene insistiendo desde hace varios meses.

“Solo el wilsonismo”.

En la reunión en el Parador Bella Vista, que algunas fuentes calificaron como un encuentro “respetuoso” y de “buen nivel”, se analizó también la realidad interna del wilsonismo. Larrañaga y los senadores Carlos Camy y Guillermo Besozzi informaron sobre la reunión que mantuvieron el pasado martes 9 con el grupo de los intendentes. En el sector existe “optimismo” en que se pueda arribar a “una convergencia que potencie la propuesta wilsonista, porque se entiende que solo el wilsonismo puede ganarle al Frente Amplio”, dijeron a Búsqueda fuentes de Alianza.

Un informante dijo que esa convicción está apoyada en “las características y simbolismo del wilsonismo como opción centrista, alejada de las posiciones conservadoras”. Y agregó que en las últimas dos elecciones “se ha buscado polarizar creando oposiciones los de arriba contra los de abajo, los de Carrasco contra la Teja. El wilsonismo rompe todos esos esquemas”.

Regístrate sin costo, recibe notas de regalo.