• Cotizaciones
    sábado 13 de julio de 2024

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, tu plan tendrá un precio promocional:
    $ Al año*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    ¡Hola !

    En Búsqueda y Galería nos estamos renovando. Para mejorar tu experiencia te pedimos que actualices tus datos. Una vez que completes los datos, por los próximos tres meses tu plan tendrá un precio promocional:
    $ por 3 meses*
    En caso de que tengas dudas o consultas podés escribir a [email protected] o contactarte por WhatsApp acá
    * A partir del cuarto mes por al mes. Podés cancelar el plan en el momento que lo desees

    Delgado quiere elegir a su vice y Raffo aspira a una votación que le asegure su lugar

    Más allá de los discursos políticamente correctos y los mensajes de unidad y fraternidad, el exsecretario de Presidencia quiere ganar con una diferencia suficiente como para no tener que elegir a Raffo; mientras, la precandidata quiere obtener los votos necesarios para que no pueda ser descartada en una dupla blanca

    Lo saben en los dos comandos de los hoy principales precandidatos del Partido Nacional. Lo tienen claro Álvaro Delgado y Laura Raffo. Lo primero y fundamental es que la fórmula presidencial para competir en las elecciones nacionales de octubre se defina en la misma noche del domingo 30 de junio. Y después vienen algunos matices. Diferencias que van atadas a lo que ahora marcan las encuestas y al olfato político, a lo intuitivo, al peso de las estructuras y a lo que se espera que saldrá finalmente de las urnas en la jornada de las internas.

    Porque en el equipo de Delgado están con la idea fija de que, si el que gana, lo hace con una diferencia notoria, tendrá la posibilidad de elegir a su compañero de fórmula. Eso es exactamente lo que quiere Delgado: ganar con luz y decidir él. Mientras, Raffo defiende que la fórmula la debe definir el partido y no el candidato, en función de “lo que sea lo mejor para el Uruguay y para la gente”, según dijo en el ciclo Desayunos Candidatos de Búsqueda. Y que en caso de perder no tendría problemas en ser la candidata a vicepresidenta de Delgado.

    Más allá de los discursos políticamente correctos y los mensajes de unidad y fraternidad para el afuera, ahí están los matices: Delgado quiere ganar con una diferencia suficiente como para no tener que elegir a Raffo. Y Raffo quiere obtener los votos necesarios para que no pueda ser descartada en una dupla blanca para competir por la presidencia de la República. Así las cosas.

    Las encuestas, hasta ahora, muestran una diferencia amplia en favor de Delgado, que se ubica en general por encima del 60%. Mientras, Raffo ronda el 20%. La última encuesta de la consultora Opción, publicada el 15 de abril, da una intención de voto para Delgado de 66% y para Raffo de 17%.

    En el entorno del exjerarca de la Torre Ejecutiva nadie sabe explicar muy bien por qué hoy la precandidata que aparece segunda en las encuestas no es el plan A para la fórmula. “Será una cuestión de afinidad”, aventura una fuente política a Búsqueda. “Creo que se está viendo que su candidatura no está prendiendo en la gente”, arriesga otro dirigente. En lo que sí coinciden las fuentes es en que no está en los planes de Delgado que su compañera sea Raffo.

    Lo cierto es que, mientras se especula, se exploran posibilidades. El nombre de la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, como candidata a vice es una de las opciones que hoy suena más fuerte.

    En el comando de Delgado, aseguran que serán “pragmáticos” y no se atarán a una fórmula paritaria. Si tiene que ser varón, será varón. Cuando es interrogado por los medios sobre el tema, Delgado dice que una fórmula paritaria sería “deseable”. Y no dice más. Aunque en su entorno no descartan que la fórmula termine siendo integrada por dos varones, aseguran que hoy por hoy no hay ningún nombre arriba de la mesa.

    ¿Y Juan Sartori? Entre los dirigentes blancos está instalada la idea de que si Sartori se tira, sale segundo. Pero el senador y empresario sigue siendo un enigma. Estuvo dos días en Uruguay, se reunió con los dos precandidatos y no anunció nada. Se volvió al exterior a pensar qué es lo que va a hacer. “Todavía no tiene mucha idea. Sabe que sin estar mucho sigue marcando en las encuestas. Si se lanza, va a ser una campaña bien corta”, dijo a Búsqueda una fuente allegada a Sartori.

    Los costos

    Para el sociólogo Eduardo Botinelli, director de la consultora Factum, no necesariamente tendría un “costo” político que el ganador de la interna blanca no vaya con quien salga segundo. “Lacalle Pou ya lo aplicó la vez anterior. No había ningún impedimento para que la fórmula fuera Lacalle-Sartori o Lacalle-Larrañaga”. Pero optó por Beatriz Argimón. “Hay una regla no escrita en la política uruguaya, que es que si el primero duplica al segundo, entonces tiene libertad de acción. Esa regla no escrita es lo que desde el entorno de Delgado parece estar presentándose”, dijo a Búsqueda.

    ¿Y el costo de no presentar una fórmula paritaria? Botinelli opinó que lo que hoy está mostrando el Partido Nacional es una “división importante” en este asunto. “Hay una actuación parlamentaria de algunas mujeres y varones del Partido Nacional hacia una línea, y hay otra que va en el sentido absolutamente opuesto. El Partido Nacional está en disputa en eso”, evaluó.

    El sociólogo recordó que los blancos tuvieron un “avance fuerte” en cuanto a la apropiación de la agenda de género y de diversidad durante un período. Y que eso también provocó que en la interna surgiera un ala más conservadora respecto a esos avances. “Así como aparece esa división a nivel de cúpulas políticas, también aparece en el electorado blanco. Es poco probable que el Partido Nacional pierda votos por no hacer una fórmula paritaria. Sin embargo, es probable que genere un descontento en una parte de su electorado, pero que no es mayoritaria”, opinó Botinelli. Y agregó información sobre lo que ausculta como encuestador en la opinión pública. “Cuando preguntamos ‘¿A usted le gustaría que la fórmula fuera paritaria?’, hay enormes mayorías, en casi todos los partidos. Ahora, ‘si el partido no lleva una fórmula paritaria, ¿deja de votarlo?’ No. Ahí hay una diferencia sustancial. En el Partido Nacional no aparece claro que haya un castigo”.

    De todas maneras, concedió que desde el punto de vista de imagen general, no solo hacia el votante blanco, “haber tenido una fórmula paritaria, que además se anunció como eso y se hizo hincapié en eso, y no volver a tenerla es un paso atrás. Podría haber costos desde el punto de vista de la discusión política que se da sobre el rol de la mujer en la política”, aventuró.

    Información Nacional
    2024-04-25T01:20:00